Redacción

Arte Modernista en España

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

En un momento determinado de mi vida confluyeron dos circunstancias que hicieron que la Arquitectura y el arte modernista me interesara sobremanera. El trabajo me llevó muchas veces a Barcelona y conté con un cicerone que me mostró aquellos maravillosos edificios como nunca antes habían existido, aquél compendio de todas las formas de arte plantados en la calle, como si un museo espléndido se tratase.

Por Ricardo Muñoz, experto en Arte Modernista en España. 
Licenciado en Historia. Actualmente se encuentra realizando 
un estudio para catalogar los edificios modernistas españoles.

El siguiente paso fue interesarme también por la arquitectura y el arte modernista de mi entorno (soy y vivo en Madrid). Después, se hizo imprescindible la visita a cualquier hito modernista que estuviera en cualquier ruta o viaje que hiciera, aunque éste fuera preeminentemente prehistórico, por ejemplo. El penúltimo paso fue realizar visitas específicas para ver modernismo, como en el caso de mi viaje a Melilla, lo que suponía, de hecho, situar dicha arquitectura a la misma altura que cualquier otra cosa (insisto, cualquier otra cosa, mi afán de conocimiento no tiene fin), a la hora de realizar o no un viaje.

Arte Modernista en España. Barcelona

Arte Modernista en España. Barcelona

Siempre me dolió la indolencia con que se trataba al arte modernista. Muchas veces no se citaba, o se citaba de refilón, o se recurría a citar siempre los mismos edificios, cuando ya conocía que detrás de estos se daban muchos más. Por eso, decidí hacer un catálogo de edificios modernistas, y aunque mis medios son muy escasos, he conseguido reunir hasta el momento unos 1.300 nombres de monumentos modernistas, cuya filiación intento completar con su situación (calle y número, plaza-provincia-autonomía son inherentes al nombre del edificio), arquitecto y año de realización.

Y aunque pueda parecer que el trabajo está muy avanzado, nada más lejos de la realidad. He calculado que puede haber unas 2.500 obras modernistas en España, de las que 1.000 corresponderían a la ciudad de Barcelona, otras 1.000 más al resto de Cataluña y unas 500-750 más al resto de España. Además, de las 1.300 ya catalogadas hay muchas sin comprobar y bastantes incompletas (falta alguno de los datos citados en el párrafo anterior).

Arte Modernista en España. Astorga

Arte Modernista en España. Astorga

Aún con todo lo que falta por hacer, quiero agradecer a muchas personas que ni tan siquiera conozco su colaboración. Personas que me han recomendado libros, que me han hecho llegar fotocopias de algunos, de librillos, de folletos, o que simplemente me han llamado por teléfono, enviado fax, e-mails, o han creado una página en internet, porque sin su ayuda no podría haber llegado hasta dónde estoy ahora.

Antes de hablar de la distribución de la arquitectura y arte modernista en España, me gustaría hacer una aclaración previa: no todo el modernismo que nos rodea es gaudiano, ni tiene las formas originalísimas de lo que se ha denominado modernismo catalán. Hay un modernismo mucho más sencillo, de nuevos materiales, de curvas o formas geométricas que nunca llegan a tales formas. Es más, dentro de Cataluña habrá mucho más arquitectura modernista convencional que rompedora, éste tipo de modernismo es casi una creación de los grandes maestros catalanes, prácticamente inédita en el resto del mundo.

Empezamos nuestro recorrido por Galicia. El arte modernista gallego pocas veces rompe moldes, muchas veces utiliza formas clásicas o del siglo XIX, y añade las mejoras técnicas y rasgos ornamentales modernistas en vigor. Hay edificaciones modernistas en las 4 provincias gallegas y consta de tal número de focos importantes de arquitectura modernista: Vigo, Ferrol, A Coruña y Orense, siendo los dos primeros los que cuentan con mayor número de obras. También hay referencias de este tipo de edificios en Corcubión y Sada (Coruña), Ribadeo (Lugo), la Torre de los Moreno, sin duda una de las mas innovadoras de Galicia, Viloira y Cortegada (Orense) y O Grove (Pontevedra), sin que sea descartable, va a ser una constante de este trabajo, que existan más lugares dónde existan más.

En Asturias no hay ningún gran centro de arte modernista, tal vez Avilés, aunque no he conseguido datos aún que contrasten el número de edificios existentes. A pesar de todo, en Asturias hay varias poblaciones con muestras modernistas, casi aparecen en cualquier sitio (otra de las características del modernismo, cualquier pequeño núcleo de población puede albergar una obra, no es jamás un arte exclusivo de las grandes ciudades, sino más bien del gusto del arquitecto y/o del constructor), como pueden ser Figueras, Luarca, Soto del Barco, Somao, Colunga, y Barres.

Cantabria tiene Comillas, único lugar fuera de Cataluña donde trabajaron casi todos los grandes (Gaudí, Domenech, Llimona, etc.) y que es uno de los lugares de visita obligada para conocer el modernismo español. Además, hay algunas muestras en la capital, Reinosa, Castro Urdiales, Laredo, Otañés, y las que nos queden por descubrir.

Arte Modernista en España. Comillas

Arte Modernista en España. Comillas

Del País Vasco tengo algo que destacar: ha sido el propio gobierno autónomo quien me ha relacionado las obras modernistas del país, aunque yo he podido entresacar otras y supongo que alguna quedará por descubrir. Hay edificios modernistas en todas las provincias, aunque son poco numerosos; San Sebastián, Fuenterrabía y Hernani (Guipúzcoa), Bilbao, Portugalete, Bermeo y Durango (Vizcaya) y Vitoria (Álava) son los núcleos de población con edificios del estilo de nuestro repaso.

La Rioja tiene alguna muestra en la capital, normalmente dentro del más clásico de las tendencias modernistas, aunque con una obra próxima a las propuestas catalanas. Haro cuenta con dos edificios localizados, ambos muy poco rompedores, aunque es muy interesante el escaparate de Calzados López.

Navarra también cuenta con muy poca representación de edificios modernistas, sólo tengo localizados dos muestras en Pamplona y otra en Bértiz.

En Aragón destaca, sobre todo, Teruel, donde destaca la obra del arquitecto catalán Pau Monguió y su influencia en los arquitectos de la ciudad. Ésta es otra característica curiosa del modernismo en España. Un arquitecto catalán que deja su comunidad, se desplaza a determinada ciudad, crea de acuerdo con lo que ha visto en su lugar de origen, crea escuela, y surge un importante foco de arte modernista en su ciudad de destino, tal como sucedió con Enrique Nieto en Melilla y con Víctor Seguí en Cartagena. Teruel, que es la capital de provincia con menos habitantes de España, invita a su conocimiento, y no sólo por las dieciséis muestras que tengo catalogadas, sino por el mudéjar y todo lo demás. Después, destaca Zaragoza, y con alguna representación: Huesca y Canfranc (Huesca), Villaespesa, con otra obra de Monguió, y Alcañiz (Teruel), y Daroca y Epila (Zaragoza).

De Cataluña diremos muy poco hoy. Hay modernismo en cada uno de sus rincones y merece un estudio en profundidad que no es el objeto de estas líneas introductorias. Eso sí, me gustaría destacar las casi 100 obras de Reus, que la convertirían en la tercera ciudad en número de muestras catalogadas, tras Barcelona y Melilla, el Cinturón Industrial de Barcelona, Olot (Gerona) y muchos otros núcleos de población más.

En la Comunidad Valenciana siempre se ha considerado como principales focos modernistas a Valencia, Alcoy y Novelda, que tiene un impresionante santuario gaudiano construido en los años treinta, ciudades, que efectivamente cuentan con importantes y variadas obras modernistas. Pero me extraña la omisión de otros tres núcleos tan importantes o más que los anteriormente citados, situados todos ellos en la provincia de Castellón (lo que convierte a ésta en la provincia valenciana con mayor número de representaciones de arte modernista): Vinaroz, Burriana y Benassal, sin olvidar a la mismísima capital provincial. Quiero destacar que en la Comunidad Valenciana es dónde más se aproxima el estilo de construcción al estilo catalán. Por último indicar que, además, existen más muestras modernistas en Alicante, El Campello y Torrevieja (Alicante), Segorbe, Nules y Benicassim y Villarreal de los Infantes (Castellón) y Ontinyent, Bocairent, Massanassa, Alzira, cofrentes, Benifairó y Carcaixent (Valencia).

Murcia cuenta con uno de los grandes focos modernistas de la península: Cartagena, que cuenta con la muy importante obra del arquitecto Víctor Beltrí, que creó escuela y fue seguido por la práctica totalidad de los arquitectos cartageneros. Aún así, su obra no renuncia a algunos de los preceptos eclecticistas y a veces la línea que separa su modernismo del eclecticismo es muy difusa. Otros lugares murcianos con edificios modernistas son la propia capital, Fortuna, Mazarrón, La Unión. Águilas y Lorca.

Andalucía tiene edificios de arte modernista en todas y cada una de sus provincias, aunque normalmente nunca es la arquitectura predominante, salvo tres casos concretos que aún estoy documentando: Linares (Jaén), Lora del Río (Sevilla) y Rociana del Condado (Huelva). Otros lugares con muestras modernistas son: Almería, Chirivel y Vélez-Rubio (Almería), Cádiz, Sanlúcar de Barrameda y El Puerto de Santa María (Cádiz), Córdoba, Priego de Córdoba, Cabra y Fuente Obejuna (Córdoba), Huéscar (Granada), Huelva, Jaén (Teatro Cervantes, desaparecido) y Porcuna (Jaén), Málaga y Sevilla.

Extremadura tiene rápido principio y fin. Hasta hace poco, era la única Comunidad Autónoma de la que no tenía localizado obra modernista alguna. Ahora sé de dos: una en Almendralejo (Badajoz) y otra en Trujillo (Cáceres).

La ciudad más modernista de Castilla y León es Valladolid, con una cifra de alrededor de veinte edificios de tal estilo y aún pendiente de investigar en profundidad. Además, de esta región, convendría destacar dos hechos: el primero es que Gaudí tiene presencia en la provincia de León con dos de sus escasas obras fuera de Cataluña: el Palacio de los Botines de León y el Palacio Arzobispal de Astorga.

El segundo hecho significativo es que, hasta el momento, no tengo referencias de edificios de arte modernista en cuatro de sus provincias: Ávila, Segovia, Soria y Burgos, las únicas de España.

Como se afirma, como un tópico, en Madrid no hubo movimiento de arte modernista. Eso no significa la que no hubiera arquitectos básicamente modernistas y tampoco la inexistencia de edificios de este estilo en la capital. Hasta el momento, tengo localizados unos treinta, y yo calculo que habrá entre sesenta y setenta. El arte modernista en Madrid no sigue las pautas del modernismo catalán, aunque sí que hay muestras de su influencia al menos en 2 obras de la villa y corte: Casa Pérez Villaamil y Palacio Longoria (actual Sociedad General de Autores), que es una de las obras más importantes del modernismo nacional por la originalidad de sus fuentes, más cercanas al barroco que al gótico u otras.

Fuera de la capital, se localizan, al menos, dos obras más de arte modernista: El Balneario de Aguas de Carabaña y otra muestra sorprendente de influencia catalana, y en plena sierra de Guadarrama: La Torre Marsal, en Los Molinos, una verdadera obra de arte.

Castilla La Mancha tiene representaciones en todas las provincias. Dónde menos hay es en Guadalajara, que sólo tiene dos, y donde más, no sé, las otras cuatro provincias mantienen un número similar de muestras y mantienen otra característica en común: los edificios están muy dispersos, en diversos pueblos, que rara vez tienen más de un edificio, jamás más de tres. De esta forma, Cuenca y Albacete son los núcleos con más muestras modernistas. Entre los pueblos, destacan las tres de Quintanar de la Orden (Toledo), Caudete (Albacete) y Calzada de Calatrava. Y tampoco se puede dejar en el tintero dos de las obras con más influencias del modernismo catalán: La Ermita del Rosario de Huerta de Valdecarábanos (Toledo) y la Iglesia de San Francisco de Caudete y su sorprendente cúpula.

Hellín está pendiente de investigar a fondo: aquí es muy posible que sean varias las obras de arte modernista por catalogar.

Con respecto a Baleares hay que hablar de Palma de Mallorca, sobre todo, y Sóller. Ambas tienen obras muy destacadas, con presencia muy importante de los grandes maestros catalanes, como Gaudí y su reforma del interior de la Catedral de Palma y Domenech, que realiza el Gran Hotel y otras obras, también en Palma. Las influencias catalanas en toda la arquitectura modernista mallorquina está muy latente, e incluso es corriente mayoritaria, como demuestran las más de 40 obras de Palma y la decena de Sóller.

Canarias es otro de los exponentes de la preponderancia del gusto modernista en la nueva clase burguesa adinerada de España. Las Palmas y Santa Cruz son dos grandes focos de este estilo. Desgraciadamente, las referencias sobre ambas ciudades son muchas, pero aún no he conseguido documentación pormenorizada para así obtener el detalle de todas estas arte modernista que se presuponen.

De Ceuta he obtenido últimamente alguna referencia de la existencia de media docena, tal vez más de edificios de arte modernista. Estoy en periodo de ampliar información.

Para el final, adrede, me he dejado a Melilla. Aquí es cuando el tópico funciona peor que nunca. ¿Melilla modernista? ¿No es acaso únicamente una plaza africana, con más influencia magrebí que europea?. No, señores, no. Melilla es mezcla de culturas, pero al mismo tiempo muy europea. Además de contar con el único arco gótico de toda África, es la segunda ciudad española en número de construcciones modernistas, unas 150 según varias fuentes. Hasta ahora, no he obtenido una descripción pormenorizada de buena parte de ellos, pero he estado allí personalmente y puedo asegurar que es un conjunto de gran valor estético y arquitéctónico. El motivo fundamental de la presencia del modernismo en Melilla se debe a Enrique Nieto, que da una impronta del gusto catalán (él es originario de allí) en prácticamente toda su obra, que crea escuela y un grupo de discípulos aventajados.

Share

2 Responses to Arte Modernista en España

  1. modernismo arte 4 abril, 2018 at 3:22 PM

    Me pregunto cómo sera vivir en una de esas impresionantes arquitecturas.

    Responder
  2. SE 3 septiembre, 2018 at 4:35 PM

    Te has dejado Melilla

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustaría aparecer en revistaiberica.com?

¿Te atreves?

Ven a disfrutar de los Itinerarios más bellos del pirineo

Camino de Santiago - Grandes Recorridos

Toda la información del Camino de Santiago