Redacción

El Camino de Santiago en bicicleta

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

El Camino de Santiago, también conocido como Ruta Jacobea, es posiblemente el itinerario de Gran Recorrido más conocido de España, y también sobre el que más se ha escrito y trabajado. En nuestro caso recorrimos el Camino de Santiago en bicicleta. Pero, ya, desde la Edad Media era el utilizado como vía de peregrinación a la ciudad donde se encuentran los restos del Apóstol Santiago el Mayor, Santiago de Compostela, vía que discurre por el norte de la Península Ibérica desde la frontera hispanofrancesa.

Texto: Manuel Hernández / Fotografía: Luis Medina

Este trabajo es el resultado del viaje que realizó el grupo de Amigos del ciclismo del Club Cicloturista Gran Canaria, que realizaron el Camino de Santiago en bicicleta entre las ciudades de Roncesvalles (Navarra) y Santiago de Compostela (Galicia), a lo largo de nueve etapas. Sin duda, el Camino de Santiago está documentado en numerosas publicaciones y estudios descriptivos que permiten conocerlo y realizarlo en cualquier medio de transporte, incluida la bicicleta. Nuestro propósito es por lo tanto mostrar la experiencia que la realización del trayecto nos permitió vivir, y esperamos que sirva de ayuda y de incentivo para que más personas puedan disfrutar de una ruta maravillosa y muy atractiva desde muchos puntos de vista.

Introducción histórica
Escribe San Lucas: “Herodes Agripa, quebró la vida con la espada a Santiago, hermano de Juan“. Se refiere a Santiago el Mayor y a su hermano San Juan Evangelista, hijos del pescador Zebedeo y de Salomé. Al parecer, los discípulos de Santiago el Mayor llevaron sus restos hasta la zona mas alejada del mundo conocido. Posteriormente, las continuas guerras en la Península Ibérica y las invasiones de los bárbaros, obligaron a los cristianos a ocultar, para protegerlas, sus reliquias en secreto. Su recuerdo se pierde en el transcurso de los siglos. Fue, probablemente, en los años 825-830 de nuestra era cuando en un castro cercano a Iria Flavia, el actual Padrón en la provincia de A Coruña, comenzaron a verse “luces ardientes durante la noche” y “se habían aparecido con frecuencia ángeles“. El entonces Obispo de la ciudad, Teodomiro, verificó los hechos y los puso en conocimiento del Rey asturiano Alfonso II el Casto. Desde el primer momento este monarca dio todo su apoyo en difundir la noticia y en construir las primeras edificaciones al servicio del culto. Fueron los primeros cimientos de lo que ha llegado a ser la gran ciudad del Apóstol, Santiago de Compostela, llamada así en honor del Santo y por las “luces ardientes” que allí se aparecían (“campus stellae” en latín).

Fue, probablemente, en los años 825-830 de nuestra era cuando en un castro cercano a Iria Flavia, el actual Padrón en la provincia de A Coruña, comenzaron a verse “luces ardientes durante la noche” y “se habían aparecido con frecuencia ángeles”

Las más recientes excavaciones realizadas bajo la Catedral Compostelana, verifican científicamente la aparición de tumbas romanas de una necrópolis paleocristiana, sarcófagos suevos y restos de la iglesia que construyó Alfonso III el Magno en la segunda mitad del siglo IX.

También está contrastado el descubrimiento de la tumba del Obispo Teodomiro. Según parece, a finales del siglo XVI fueron trasladados los restos del Apóstol para ocultarlos de la posible profanación por parte del pirata Francis Drake. Tan ocultados fueron que se perdieron. Tres siglos más tarde, en 1.879, el Cardenal de Santiago dijo haber encontrado los restos perdidos del Santo. Cinco años después, el Papa León XIII reconoció oficialmente este segundo hallazgo.

Fue a partir de la carta titulada “Noscat fraternistas vestra” fechada a mediados del mismo s.IX , atribuida al Papa San León, cuando la noticia corrió por toda la península y cruzó los Pirineos. Empiezan las primeras peregrinaciones, y con ellas el origen del Camino de Santiago, o Camino Jacobeo, que es el origen de la “Primera Vía Turística de Europa“, declarada así por la propia Unión Europea.

Durante siglos, millones de europeos entraron a España por esta vía, pasando el Camino a ser, aparte de un hito religioso, un vehículo de arte y cultura, de comercio y progreso, y en definitiva el mayor vínculo de unión que conforma la unidad de la Cultura Occidental de Europa. Tras varios siglos de decadencia en cuanto al hábito religioso, hoy son millares de personas los que cada año “peregrinan” por el Camino. Unos por motivos espirituales, otros por los culturales. La mayoría, quizás, por ambos a la vez. En este caso podemos unir el deportivo, y pasarnos unas jornadas inolvidables haciendo lo que más nos gusta: conocer y disfrutar, sobre nuestras bicicletas, este fascinante “trozo” del mundo en el que, por suerte, nos ha tocado vivir.

Descripción general del Camino de Santiago en bicicleta
A continuación figura una visión general de cada una de las regiones geográficas que atraviesa el Camino de Santiago en bicicleta, con referencia a distancias, provincias y comarcas por las que discurre:

Camino de Santiago en bicicleta © Club Cicloturista Gran Canaria.

Camino de Santiago en bicicleta © Club Cicloturista Gran Canaria.

Navarra, desde Roncesvalles a Viana, es cruzada por más de 150 kms. de norte a sur. Pasa por un terreno muy variado de montañas redondeadas, salpicadas de pequeños caseríos, sin tramos largos entre pueblos, por ciudades y zonas agrarias importantes. Está perfectamente marcado todo el Camino por las flechas amarillas y por dos pequeñas rayas paralelas blanca y roja que indican, estas últimas, tramos de rutas programadas para senderismo. Hay que tener cuidado en algún que otro cruce, pues las rayas nos pueden estar marcando una de éstas. Seguir siempre las flechas amarillas.

Camino de Santiago en bicicleta

Camino de Santiago en bicicleta

El Camino corta La Rioja por el norte, de este a oeste, en un trecho aproximado de 60 kms. La primera parte del tramo por esta región, transcurre sobre su capital y el Valle del Ebro. La segunda va por la cuenca del río Najerilla y la tercera por la llanura agrícola del río Oja, de donde toma su nombre. La salida de Logroño y el último de los tres tramos indicados, transcurren por la carretera N-120. Rodar siempre por el arcén, en fila de a uno, con paciencia y mucha atención.

En Castilla y León, desde los Montes de Oca y hasta el comienzo de la vega del río Valderaduey, tiene el Camino unos 180 kms., 110 en Burgos y 70 en Palencia. Lo hace por campos de cereales y en la zona más árida y típica de la meseta castellana. No siendo el tramo desde San Juan de Ortega hasta Tardajos y el urbano de entrada y salida en la ciudad de Burgos, rodaremos siempre por camino aparte. La combinación que forman el paisaje desnudo de esta zona y la grandiosidad de sus monumentos, es el mas llamativo de todos sus atractivos.

León, con casi 245 kms. del Camino, tiene dos paisajes bien diferenciados. El primero se confunde, o se “funde”, con la meseta hasta la capital de la provincia. El segundo, y después de cruzar El Páramo y La Maragatería, comienza en los Montes de León y nos lleva hasta El Bierzo. Solamente existe camino separado a la carretera en el tramo que une Sahagún (aqui se viene a unir con el Camino de Santiago desde Madrid) con Mansilla de las Mulas, existiendo dos ramales. Entre esta última población y Astorga, se transita por carreteras nacionales, incluida la N-VI. También rodaremos sobre esta última desde Villafranca del Bierzo hasta Herrerías, por lo que reiteramos nuestros consejos de pedalear, siempre, con la máxima concentración. El resto del asfalto que pisaremos en esta región, va por carreteras locales con poco tráfico.

Camino de Santiago en bicicleta

Camino de Santiago en bicicleta

En Galicia, los aproximadamente 170 kilómetros del Camino, transcurren por las provincias de Lugo y A Coruña (100 y 70 kilómetros respectivamente).

Aquí se nos rompen todos los esquemas que hubiéramos podido concebir tras los 635 kms. del Camino de Santiago en bicicleta acumulados en las regiones anteriores. Desde que “tropezamos” con su paisaje, en la cima de O Cebreiro, nos vamos introduciendo en un laberinto de aldeas y pueblos, más o menos grandes, que se unen por pistas vecinales, de uso agrícola mayoritariamente, y forestales, en medio de bosques, y por una interminable cadena de “corredoiras”. La Xunta ha revitalizado casi todo el Camino poniendo hitos cada 500 metros, marcados con la típica vieira símbolo del peregrino. Aquí las flechas amarillas son escasas, pero están sustituidas por estas señales, que se pueden contar por cientos. Es imposible perderse y, sin duda, estos “camiños galegos” son los más agradables de todo el itinerario Jacobeo, en cuanto a paisaje, temperatura, sombra e instalaciones. Esto no quita que el resto de las regiones tengan sus propias y peculiares maravillas paisajísticas y, sobre todo, monumentales.

Etapa 1. De Roncesvalles a Pamplona 45 km
Km. 0 A la salida de Roncesvalles (825mts.), junto a la carretera, hay una sencilla cruz del peregrino, de granito, que indica el comienzo de nuestro Camino de Santiago en Bicicleta. Siguiendo las flechas amarillas (nos guiarán durante los mas de 800 kms. que tenemos por delante) llegamos a Burgete Km. 2 y continuamos hacia Espinal. A partir de aquí un breve descenso por buena pista entre arboleda, para luego afrontar la dura, pero corta, subida al Alto Mesquiriz( 850 mts.). Luego una trepidante bajada, siempre entre arboles, y tras un pequeño repecho nos encontramos con otro típico caserío navarro llamado Vizcarret, para seguir hacia Linzoaín Km. 11. Luego descender suavemente hasta llegar al Alto de Erro (800mts.) en plena carretera, la cual cruzamos siguiendo la flecha amarilla. A partir de aquí comienza, por camino puro, el descenso hasta el pueblo llamado Zubiri Km. 24 (530mts.) Se continúa, por un largo llaneo con pequeños repechos y en medio de bosques, con dirección a los siguientes caseríos: Km. 27 Esquiroz. Km. 30 Larrasoaña. Km. 33 Zuriain. Km. 34 Iroz, con su bello puente medieval. Km. 39 Huarte (450mts.), desde dónde el antiguo Camino nos dirige a Villava (cuna y residencia de nuestro gran Indurain) cruzando el río Ulzama, por otro puente medieval, en Arre. Junto al río vemos la Iglesia de la Trinidad, románica del siglo XIII, y un antiguo hospital. Seguimos hacia Burlada Km. 43. Encaramos ya la entrada a Pamplona Km. 45 (450mts), pasando por el barrio de la Magdalena y contemplando el crucero de Santiago junto al Puente de los Peregrinos, desde dónde hay una vista de la ciudad histórica emplazada como una fortaleza sobre el precipicio y protegida por una muralla. A continuación enfilamos la carretera hacia Arrabal de Oricaín, en las afueras, para alojarnos en el Hotel 7 de Julio (¡San Fermín!), teléfono 948 33 17 11.

Etapa 2. De Pamplona a Viana 110 km
Km. 0 Desde Pamplona (450mts) y después de visitar su Catedral gótica (siglos XIV-XV) de Santa María la Real, construida tras la destrucción de la antigua, de estilo románica y su bello claustro, salimos por la N-111 en dirección Campanas hasta Cizur Menor, con una sencilla iglesia (s.XII), en donde las flechas amarillas nos desvían del casco urbano por una pista ancha casi llana en su totalidad durante 3 kms. para empezar la dura, al principio, subida del Alto del Perdón. Durísimo al final. Km. 20 Alto del Perdón (1.037mts.). Ermita y modernos generadores eólicos en su cresta paralela a la carretera, que cruzamos para encarar un descenso vertiginoso, con piedras sueltas, de más de un kilómetro. Trialero total. Desembocamos en una pista ancha de bajada, a tope, hasta Aquiturrain Km. 25 para continuar descendiendo, también por pista, hasta un nivel de 400mts. Después de llanear por camino durante un kilómetro, llegamos a Obanos. Nueva bajada hasta ver un monumento moderno, medio kilómetro antes de Puente la Reina, dedicado al peregrino. Ahí se unen los dos ramales del Camino (Canfranc y Roscenvalles). Km. 32 Puente la Reina (330mts.) Nada más que entrar vemos la iglesia del Crucifijo (s.XIV), llamada así por la figura que posee de un Cristo en una cruz con forma de Y. El Camino pasa por la calle Real hasta la plaza, para continuar atravesando el pueblo hasta cruzar el puente. Pasamos por delante de la iglesia de Santiago, con una de las más bellas tallas del Patrón en su interior. Km. 36 Mañeru (350 mts.), desde dónde el Camino , que va por delante de su cementerio, nos lleva entre campos de viñas, olivos, almendros y frutales al pié de la colina sobre la que se levanta Cirauqui (450 mts.). Tras una pendiente de subida llegamos a este pueblo para seguir subiendo por su calle principal hasta su plaza e iglesia (s.XIII). Abandonamos Cirauqui por una ancha calzada romana adoquinada que termina en un puente, también romano, que está en muy malas condiciones. Cruzamos la carretera y seguimos, descenso y llano, hasta encarar la subida a Lorca (450mts.), con su puente gótico. Un poco más de subida y luego un largo llaneo para entrar en Villatuerta Km. 49 después de un kilómetro en llano y otro más de suave bajada, entramos en Estella (420mts.) Fundada al final del siglo XI, fue en su origen una calle a lo largo del Camino. Salimos de Estella por carretera en dirección al Monasterio de Irache Km. 56 tras subir un repechón. Subida hasta Villamayor de Monjardín (700mts.) en la falda del monte Deyo (ruinas del castillo de San Esteban en su cumbre). Durante 14 kms. vamos por pistas anchas en descenso al principio y totalmente planas más tarde, hasta entrar en Los Arcos (450mts.) y Sansol (500mts.). Se sale por la carretera y a los pocos metros el Camino se desvía a la izquierda para pronto abordar una fuerte subida corta y posterior bajada. Torres del Río (500mts). Cruzar el río y llegamos a la iglesia del Santo Sepulcro (s.XII) que es octagonal e inspirada en el Santo Sepulcro de Jerusalén. El Camino continúa por pistas con constantes subidas y bajadas durante 15 kms. hasta el final de la etapa. Viana (480 mts.). Ultimo pueblo de Navarra. Iglesia (s.XIV) de sorprendentes dimensiones con portada renacentista. Fúe Viana fronteriza entre los reinos de Navarra y Castilla, por lo que está bien fortificada. Ayuntamiento del sigo XVII y paseo en bici por el bello casco antiguo, amurallado y sin tráfico. Dormimos en la Hostal La Granja, teléfono 948640000.

Etapa 3. De Viana a Burgos 135 km
Km. 0. Dejamos Viana saliendo por la carretera, corta bajada y largo llano, hasta dejar Navarra y entrar en La Rioja. Logroño Km. 10 Dejamos la ciudad por la carretera N-111 en subida, hasta que las flechas amarillas nos desvían por pista hacia Navarrete Km. 27. El Camino va por el arcén de la carretera durante 7 kms, con subida al alto de San Antón. Antes de coronar hay un parking, desde dónde el Camino sale de la carretera, flechas amarillas, y se adentra por la derecha en campos y viñedos. Nájera Km. 42 hasta Azofra (580mts.) Salimos del pueblo por el vasto llano, pista con algún repecho, de la ribera del río Oja, hasta Cirueña (720mts.) Suave descenso, siempre por pista, para entrar en Santo Domingo de la Calzada Km. 65 Salimos por la carretera nacional que cruza el río Oja con el puente de 24 arcos, construido por el santo y muy cerca de su ermita. Todo asfalto hasta Grañón Km. 71 último pueblo de La Rioja, en cuya salida nos tropezamos con una ermita que paradojicamente se llama de los Judíos. Continuamos por el arcén de la carretera hacia Redecilla del Camino Km. 75 Ya entramos en Castilla, por la provincia de Burgos. Posee este pueblo muchas casas blasonadas. Seguimos siempre por asfalto y en suave, pero constante, subida en dirección a Castildelgado (800mts.). Un poco de bajada y entramos en Belorado Km. 86 Iglesias de San Pedro y Santa María. Restos de un hospital y de dos monasterios hablan de la importancia que tuvo para los peregrinos. Seguimos por carretera hacia Tosantos Km. 91. La carretera nos lleva hasta Villafranca de Montes de Oca Km. 99 Detrás de su iglesia de Santiago, hay que tomar el Camino a la derecha siempre subiendo. Nos introducimos de lleno en los Montes de Oca, repoblados de pinos y último bosque que da sombra al Camino hasta los Montes de León, a 300 kms. Más adelante pasamos por la fuente de Mojapán y coronamos el Puerto de la Pedraja Km. 103 Trepidante descenso y al rato abordamos un amplia pista forestal llana, con otra subida y posterior bajada, para entrar en San Juan de Ortega Km. 111 Luego llaneamos unos 3 kms. y descendemos durante otros tantos hasta Agés. 1 Km mas allá está Atapuerca (950mts.), conocida por sus cuevas y yacimientos prehistóricos y por los amantes de la espeleología. Dejando atrás el pueblo, y guiados por las flechas amarillas, encaramos una dura subida de 3 kms por pista en mal estado hasta coronar los 1.100mts. Descenso por camino de piedras sueltas, trialero, hasta enlazar con carretera en Villalbal (925mts.) Desde aquí, ya todo por asfalto hasta Burgos, pasamos por Cardeñuela, Orbaneja (900mts.) y llaneando hacia Villafría y Burgos Km. 135. Tráfico y atascos. Nos alojamos en el Hotel La Tesorera, teléfono 947223592.

Etapa 4, De Burgos a Carrión de los Condes 90 km
Km. 0 Burgos – Villalbilla Km. 7 desde dónde tomamos la N-120 en dirección Tardajos. Aquí nuestras amigas, las inseparables flechas amarillas, nos envían, por una carretera local, a Rabe de las Calzadas y Hornillos del Camino Km. 20. Se acabó el asfalto por hoy. 70 kms. por delante de terreno para BTT a excepción de los cortos tramos urbanos, claro está. Descenso trialero y 5 kms. de subida suave, menos en algunos tramos, y constante hasta una cota de 950 mts. Otros 5 kms. más a través de pura meseta, (¡Castilla!) con terreno a veces irregular en cuanto al perfil. Entramos en Castrojeriz Km. 41 Afrontamos una subida por un “escalón” de la meseta. Durísimo. 1 km. hasta el alto de Mosterales. El Camino nos introduce en Itero de la Vega Km. 55 , qué atravesamos según nos indican las flechas amarillas. Nuestro itinerario es ahora por un terreno despoblado de árboles, casi llano, cruzando canales de riego. Boadilla del Camino Km. 65 y Frómista (775mts.), Cruzamos siempre en llano hasta Villamentero de Campos Km. 74 – Villovieco – Villalcazar de Sirga. Templo de Santa María la Blanca (s.XIII), que es una encomienda de los Templarios y de enormes proporciones y Carrión de los Condes Km. 90.

Etapa 5. De Carrión de los Condes a Hospital de Orbigo. 130 km
Km. 0 Carrión de los Condes (825mts.) – Calzadilla de la Cueza, dónde cogemos el arcén de la carretera N-120 en dirección a Lédigos, y de nuevo por pista plana hacia Moratinos y Sahagún Km. 38 – Mansilla de las Mulas (800mts.) – Villamoros. Cruzamos el puente de Villarente. Hasta la capital, calzada romana, Camino y carretera fueron construidos sobre el mismo trazado. Atravesamos Arcahueja y coronamos una suave subida en Valdelafuente Km. 82, desde donde divisamos la bella e histórica ciudad de León. Descenso y entrada en la circunvalación, con mucha tráfico y bullicio. León Km. 85. Salimos de León por la carretera N-120 para subir hacia la moderna iglesia de La Virgen del Camino Km. 93, entrando en la comarca del Páramo leonés. Continuamos por el arcén asfaltado hasta llegar a Villadangos del Páramo Km. 106 ,desde dónde, junto a su iglesia de Santiago, tomamos una pista paralela a la carretera que nos lleva por entre arroyos, lagunas desecadas llenas de aves, canales y acequias. Más adelante se une a la N-120. Rampas. Entramos en Hospital de Orbigo Km. 130, que lleva el nombre por haber crecido en torno a un hospital de peregrinos junto al puente del Paso Honroso (s.XIII), sobre el río Orbigo. Nos acomodamos en el Hotel Canguro Australiano, nombre que desentona con nuestra ruta.

Etapa 6. De Hospital de Orbigo a Cacabelos 85 km
Km. 0 Hospital de Orbigo (825mts.). Salimos por la carretera N-120, en dirección a San Justo de la Vega. Dos kilómetros antes de llegar coronamos una subida, dónde se encuentra el crucero de San Toribio, a la entrada del valle del río Tuerto, con una panorámica de la cordillera Cantábrica al norte y de los Montes de León, que sirven de fondo a las torres de Astorga, al oeste. Astorga Km. 15. Nos despedimos de Astorga y nos introduciomos de lleno en La Maragatería, pedaleando por carretera local en dirección a Castrillo de Polvazares (925mts.), pueblo prototípico de la comarca que visitamos sobre la bici por sus calles empedradas. Salimos sobre asfalto, y subiendo, para pasar por Santa Catalina de Somoza – El Ganso – Rabanal del Camino. A partir de aquí comenzamos una de las más duras subidas de todo el Camino: a su máxima cota el Alto de La Cruz del Ferro Km. 42 (1.525mts.), con sus rampas más fuertes en los últimos dos kilómetros, justo después de pasar por el pueblo abandonado de Foncebadón. Es costumbre entre los peregrinos el dejar piedras, como pecados, en la base de la cruz. Tras un breve descenso, encaramos un repechón para llegar a Manjarín Km. 45, también abandonado, y ya en El Bierzo. Después pasamos junto a una base militar de montaña. Fuerte bajada, peligrosa y en picado, por carretera estrecha hasta Acebo Km. 51 , pueblo típico berciano con balcones de madera y tejados de pizarra en sus casas. La fuente de la Trucha ofrece agua fresca. Seguimos carretera abajo hacia Riego de Ambrós (900mts.). Un kilómetro después, en el punto km.11, sale el Camino a la derecha por un sendero de piedra pizarrosa y suelta, que desciende unos 300mts. por otro lado distinto del monte al que lo hace la carretera, dirección al valle, con unas vistas espectaculares. Es un tramo, como se puede deducir, bastante trialero, tanto que el final hay que hacerlo a pié. El Camino llega hasta Molinaseca (600mts.), desde dónde continuamos descendiendo hacia Ponferrada Km. 67. Salimos por asfalto hacia Columbrianos, con repecho incluido, y el Camino nos lleva, bajando y en llano a los pueblos de Fuentes Nuevas – Camponaraya (500mts.), y tras cruzar la N-006A, llegamos al fin de etapa en Cacabelos Km. 85. que tuvo 5 iglesias y 3 hospitales. La plaza de San Lázaro, con su fuente, y la ermita de San Roque son testigos de épocas en que fue una estación importante del Camino. Unos kilómetros al sur, se encuentra el milenario monasterio de Santa María de Carracedo. También puede visitarse su interesante Museo Arqueológico. Nos alojamos en el Hostal Santa María, teléfono 987 532456.

Etapa 7. De Cacabelos a Sarria 75 km
Km. 0 Cacabelos (475mts.). Tomamos la carretera N-006A, que es un ramal de la N-VI, hacia Pieros y Villafranca del Bierzo (500mts.). A la salida del pueblo, entramos de lleno en la N-VI. Rodamos por su arcén, con mucho cuidado, durante 17 kms. Subimos hasta Ambasmestas Km. 21. para, tras descender y volver a subir, llegar a Herrerías (650mts.), desde dónde abandonamos, por fin ya definitivamente, la N-VI hacia La Faba (775 mts.), tras subida, bajada y nueva subida. A partir de aquí comienza un durísimo ascenso de 5 kms., en la que se acumula 525 mts. de desnivel. Nos recuerda mucho a las rampas del día anterior, camino al alto de La Cruz del Fierro. La carretera es la LU-634. Laguna de Castilla Km. 32 Entramos por pista agrícola a la que fuimos desviados por las flechas amarillas, desde la carretera, poco antes del pueblo. Lo cruzamos, entre establos y casas, para desembocar en una senda, cuesta, de 1 km. que hacemos mayormente a pié. Final muy duro. O Cebreiro Km. 35 (1.300mts.). Estamos en Lugo, Galicia. Como no podía ser menos nos recibe un bello Cruceiro. A partir de ahora ya no utilizaremos más el termino crucero, por razones obvias. Es el primero, de una infinidad de ellos, que veremos hasta alcanzar Santiago de Compostela. Ante nosotros las primeras vistas de Galicia, con su paisaje peculiar. Tomamos nuevamente la carretera LU-634, y vamos rampeando por Liñares (1200mts.), subida y bajada a Hospital de la Condesa (1.175mts.), nuevamente subida y bajada hacia Padornelo Km. 40 con subida final al Alto del Poio (1.350 mts.). Al poco de salir, nos desviamos por una pista paralela a la carretera que desciende a Fonfria Km. 45 desde donde el Camino va por un trepidante descenso de tierra, trialero por tramos, de casi 9 kilómetros y más de 600 mts. de desnivel. Vistas, y descenso, espectaculares. Biduelo (1.125mts.) dónde el Camino pasa de un lado al otro de la carretera, para llegar a Filloval (900mts.), después de encontrarnos con varias aldeas (¡Galicia!). El Camino vuelve a cruzar la carretera, para desembocar definitivamente en ella 1 km. antes de llegar a Triacastela Km. 55 con 2 km. de largo y en el valle del Ouribio. Iglesia de Santiago con torre barroca a modo de jardín flotante. Salimos en la desviación a San Xil, para rodar por caminos vecinales y carreteras locales entre bosques y aldeas, como la llamada Balsa,.hacia Sarria. San Xil – Montan (725 mts.) – Fontearcuda Km. 63 – Furela – Pintin (525mts.) – Calvor Km. 69 para, después de cruzar el río Ouribio, entrar en nuestra meta de hoy: Sarria Km. 75 Ruinas de un castillo del siglo XIV, iglesia románica de El Salvador, antiguo hospital (hoy juzgado) de San Antonio y convento de los Mercedarios, con iglesia gótica. Dormimos en el Hostal Londres, teléfono 982532456.

Etapa 8. De Sarría a Melide 73 km
En Galicia, como ya hemos dicho en los Comentarios Generales del Camino de Santiago, es prácticamente imposible perderse, por lo que las descripciones de las dos etapas que nos quedan van a ser muy resumidas. Es tal la cantidad de aldeas y pequeñas poblaciones que atravesaremos, y tal cantidad de cruces y desvíos, que necesitaríamos páginas, y más páginas, para describirlas con una exactitud casi total, con el consabido aburrimiento que esto sería para el lector. Y para el que les escribe también, claro está. Nada aburrido, hasta Santiago de Compostela, serán los paisajes, las aldeas, las pistas, los caminos, las corredoiras y… los dientes de sierra de su perfil. Un constante “rompepiernas”. Km. 0 Sarria (400mts.) El Camino baja por detrás del castillo, cruza el río y el ferrocarril, para entrar en un robledal. Ascendemos a Rente (550mts.). Bajamos hacia Barbadelo Km. 5 con una interesante iglesia románica. Comenzamos una subida de 6 kms., pasando por Puerto Leiman (575mts.) – Cortinas – Erea. Ahora descendemos durante mas de un kilómetro, para tomar un repecho hasta Morgade Km. 13 Comenzamos una bajada de 7 kilómetros hasta Portomarín – Mirallos – Moutras – Parrocha (375mts.). Terminamos el descenso en el embalse de Belesar, en el río Miño. Portomarín Km. 20 El antiguo pueblo yace bajo el embalse, con su puente medieval. En el nuevo Puertomarín se reconstruyó, piedra a piedra, la iglesia de San Nicolás (s.XII). También se han conservado la fachada de San Pedro y parte de dos palacios renacentistas. Su calle Mayor está formada por casas porticadas. Salimos cruzando un angosto puente metálico, sobre el río, para encarar un duro repecho por pista. Ante nosotros una subida de casi 15 kms. con más de 400 metros de desnivel, desigual por trechos. Pasaremos por una interminable fila de aldeas, pueblos, capillas, cruceiros, fuentes, refugios para peregrinos, restos de hospitales y muchos horreos. Gonzar Km. 29 – Castromaior – Hospital (650mts.), desde dónde seguimos subiendo hasta coronar una cota de 700 metros. Cruzamos la carretera N-640 y hasta Palas do Rei el camino está recién acondicionado. Bajada. Ventas de Narón Km. 36 . Descenso y cinco kilómetros de llano, falso a veces, hasta repechar durante tres más, para llegar al Alto do Rosario Km. 46. Aquí los peregrinos rezaban un rosario. Bajada en dirección a Palas do Rei Km. 51 Salimos subiendo un repecho, para “caer en picado” durante 2 kms. Outeiro Km. 54, al que llegamos en medio de una ascensión de un kilómetro. Al acabar esta subida, pasaremos por un terreno de rampas constantes durante varios kilómetros, atravesando el límite de las provincias de Lugo y A Coruña. Furelos, que pasaremos cruzando su puente medieval junto a su iglesia. Entramos en Melide Km. 73 por carretera. Nos dirigimos para hacer noche al Hostal Xaneiro II, teléfono 981506140.

Etapa 9. De Melide a Santiago de Compostela 60 km
Km. 0 Melide (400mts.) Comenzamos la última etapa de nuestra peregrinación. Contaremos las aldeas y poblaciones, así como las subidas y descensos por decenas. Quitando los últimos 10 kms., que serán por asfalto, pedalearemos como ayer sobre terrenos variados: pistas vecinales, agrícolas, forestales, corredoiras y caminos. Boente Km. 7 en plena bajada. Castañeda (350 mts.), tras repechar. Arzua Km. 15 dónde llegamos en descenso. Ultimo pueblo del Camino con la típica forma alargada. Pasamos por su calle principal y por las iglesias de Santa María Magdalena y de Santiago. Pereiriña (325mts.). Repecho y bajada, cruzando el arroyo Ladrón, para seguir por la derecha de la carretera y pasar por Tavernabella – Calzada Km. 22 y los núcleos de Calle y Ferreiro. De nuevo rampas – Salceda – Xen (325mts.), en medio de un repecho. Rampeamos durante cinco kilómetros, para coronar en Sirene (350mts.), después de Brea. Bajada de tres kilómetros pasando por Arca. Amenal Km. 45 A dónde llegamos tras varios kilómetros de llanos, falsos llanos y rampas. Estamos en la cota más baja de todo el Camino. Si unimos a esto el que la segunda cima más alta subida durante todo la ruta, desde Navarra, está también en Galicia (Alto del Poio, 1.350mts.), podemos justificar nuestros comentarios alusivos al perfil en esta región. Y nuestras agujetas durante la semana siguiente, también. Aeropuerto de Labacolla Km. 50 El Camino pasa justo al lado de sus pistas, junto a las vallas, por un sendero que desemboca en carretera asfaltada. Labacolla – San Marcos Km. 57 por donde pasamos en bajada, para llegar al Monte do Gozo. Desde aquí divisamos SANTIAGO DE COMPOSTELA, con su catedral destacando sobre toda la silueta de la ciudad y absorbiendo nuestra mirada. Quedamos, todos, atónitos y con la piel de gallina. Nos dimos la mano y algunos nos fundimos en un abrazo. En este MONTE, los peregrinos exteriorizaban su GOZO arrodillándose para cantar un aleluya y un tedeum. Hoy han construido un moderno monumento en su homenaje. Descendemos por carretera, y entramos en la zona moderna de Santiago de Compostela Km. 60 Pedaleamos por su viejo y excelentemente cuidado casco antiguo, bajando por alguna de sus escaleras, como expertos trialeros que ya somos, y nos dirigimos hacia la plaza del Obradoiro, dónde está su Catedral (aquí con mayúscula). Después de visitarla por dentro, y de cumplir con el ritual del peregrino, nos vamos hacia la oficina de atención al peregrino para recoger nuestra “compostelana” , escrita en latín (incluso nuestros nombres de pila). Quedamos redimidos de nuestros pecados. Aunque todos nos portaremos bien en adelante, iremos acumulando los pequeños pecados inconfesables, para dentro de unos años volver a ganarnos el perdón con una nueva ruta por este grandioso y maravilloso: CAMINO DE SANTIAGO . Dormimos en el Hostal Windsor, teléfono 981592822.

Participantes en el Camino de Santiago en bicicleta
La relación de miembros del Club Cicloturista Gran Canaria, que participaron en el recorrido fueron: Tony Quesada, Manolo Hernández, Pepe Juan Jiménez, Miguel Rojo, Tolo García, David Santana, Octavio Rodríguez, Carlos González, Pepe Hernández, Ezequiel Antúnez y José Luis Loidi.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustaría aparecer en revistaiberica.com?

En mejor SURF en la costa de Galicia

Ven a dusfrutar del Surf en Galicia. Una experiencia única e inolvidable.

Camino de Santiago - Grandes Recorridos

Toda la información del Camino de Santiago