informaciondeturismo
 Fernando Garcia Roman

Bolonia. Recorriendo Emilia Romagna

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Has leído en algún lugar que la región del norte de Italia, Emilia Romagna, se extiende desde Piacenza hasta Rimili – ya en la Costa Adriática – pasando por Parma, Reggio Emilia, Módena. Bolonia, Forlí y Cesena; con Ferrara al nordeste, Ravenna más abajo, y San Marino al sur. Componiendo una de las regiones más extensas y atractivas del bello país latino que este año cumple un siglo y medio de vida.

Bolonia, capital de la Romagna, que fue sede de la primera universidad europea – y hoy es famosa también por el discutido plan universitario – que Bolonia tiene dentro del amplio casco medieval más de cuarenta kilómetros de soportales entre las calles que ocupan el precioso y relajado precinto, por el que transcurre a diario una jugosa, atractiva vida urbana, que se adorna con las numerosas terrazas al aire libre, contribuyendo así a la atmósfera cosmopolita de la ciudad.

Te parecerá un dato algo exagerado, pero si dedicas el tiempo que merece el recorrido por esta acogedora urbe de marcado centro histórico y juvenil, lo acabas comprobando con satisfacción. Y es que los altos soportales ubicados a un lado y otro de las calzadas urbanas se suceden y prolongan por todo el centro medieval, plagado de cuidados y originalísimos escaparates de comercios y tiendas, que muestran ese inconfundible sello decorativo tan genuinamente italiano.

bolonia_01

Bueno, pues una vez comprobado el dato a pie de asfalto, y después de haber gozado visitando el amplio recinto peatonal de la plaza mayor, con el pintoresco ayuntamiento dando cabida a diferentes servicios y actividades públicas, o el rico y soberbio interior catedralicio que compite en la belleza de sus diferentes altares, te surge una pregunta nada caprichosa: ¿y por qué tantos soportales? ¿Por qué se decidió singularizar así a esta cálida ciudad italiana?

Pues muy sencillo, nos explica Simona Spadoni, la simpática y atractiva guía, “porque con los soportales, cuando la ciudad necesitaba extenderse por su cada vez más numerosa población, y no podía hacerlo dentro del recinto amurallado, se ampliaba la capacidad de las viviendas construyendo encima de ellos. Así se logró ir albergando a la creciente población y, además, servían para transitarlos cómodamente en los días de lluvia, viento o nieve. Y con los soportales se resguardaban mejor los comercios, y te puedes resguardar mejor también del frío y del fuerte calor de verano.” Sí que resultaron eficaces, además de contribuir a la impronta histórica de la ciudad.

bolonia_02

Así que pateándonos los soportales hemos conocido las torres inclinadas de la ciudad vieja, algunos preciosos palacios, fuentes y rincones inolvidables. Nos hemos acercado al interesante Barrio Judío, bolognés, y hemos disfrutado del aperitivo en el café literario Carracci Fava, del magnífico Grand Hotel Majestic; hemos cenado en el lujoso restaurante Pappagallo, y saboreado una exquisita carne empanada.

Y al día siguiente, en compañía de Simona y Paolo Luisetto, de la Cámara de Comercio Italiana en España, disfrutamos con una visita de potente cilindrada a la fábrica y museo de la famosa marca de motos “Ducati”. Sin duda, uno de los buque insignia que ha hecho célebre a la zona provocando la llegada de numerosos admiradores, curiosos y moteros del mundo. Ejemplo elocuente de la riqueza industrial italiana.

bolonia_04

Almorzamos en el recientito y original café Alce Nero (Via Petroni, 9), sugestiva mezlca de gastronomía biológica bajo el signo del eclecticismo. Y por la tarde nos acercamos guiados por el experto conductor Giacomo a uno de los pueblos más bellos de la región, Dozza Imolese: visitando el bello castillo que domina todo el paisaje desde su robusta torre, después de una sabrosa degustación de los variados vinos regionales en el museo vecino.

Nos esperaba una suculenta y variada cena en uno de los mejores restaurantes de toda la zona, Le Bistrot. Pero antes de saborearla en la deliciosa terraza al aire libre, Luis Medina y yo tuvimos la oportunidad de convertirnos en improvisados “maestros” en la elaboración de la pasta en las cocinas del propio restaurante, guiados por su simpática pareja de dueños (todo un lujo como lo fue descansar durante esas dos jornadas en Emilia Romagna en el excelente Hotel Internazionale del bello centro de Bolonia). Al día siguiente marchamos hacia Módena, que será otro capítulo en esta sugerente historia.

bolonia_05

Qué ver
Plaza Mayor. Centro neurálgico y la zona más concurrida de la ciudad. Alrededor se encuentran buena parte los edificios más importantes de la ciudad.

Fuente de Neptuno. Obra realizada en mármol y bronce, es el símbolo del poder papal: aligual que Neptuno domina las aguas, el Papa domina el mundo.

Palacio del Rey Enzo. Actuamente utilizado como sala de exposiciones temporales.

Palacio del Podesta. Reconstrucción de otro antiguo palacio de siglo XIII. En su interior se encuentra frescos con escenas de la historia de Bolonia. Visitable únicamente en ocasión de exposiciones.

Palacio de los Bancos. Edifio del siglo XVI. Debe su nombre por presencia antigua de los bancos de los cambistas.

bolonia_03

Palacio de los Notarios. Sede de la antigua y poderosa corporación de notarios.

Basílica de San Petronio. Con fachada de mármol y ladrillos. En su interior se contemplan frescos del siglo XV, obras de Giovani de Módena come El Infierno, El Paraíso, la Coronación de la Virgen y el Viaje de los Reyes Magos, entre otras joyas de Lorenzo Costa, Francesco Francia, Parmigiano y la Tumba de Elisa Bonaparte.

Palacio del Ayuntamiento o D’Accursio. El edificio actual alberga el Ayuntamineto, fue desde el siglo XVI al XIX, la sede del legado Papal.

Las dos Torres. Emblemas idiscutibles de la ciudad que en la Edad Media contaba con unas cien torres y casas-torres. La construcción de la Garisenda conmenzó en 1120 pero se detuvo por la inesperada inclinación del terreno. Fue entonces cuando de proyecto la torre Asinelli, con una altitud de 97 metros y con 498 escalones.

Otros edificios de interés: Palacio de la Mercancía, Abadía de San Stefano, Palacio del Arquigimnasio y la Iglesia de San Domenico…

Información de Turismo
Piazza Maggiore 1/e
Aeropuerto G. Marconi, via Triumviriato, 84. Tel.: (+39) 051 23 96 60 – 051 64 72 113

 

 

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Turismo Rural en Sierra Nevada

casas-rurales-venta-de-los-herradores

Vacaciones en la Costa Brava

cala-montjoi_publicidad

Turismo Rural y Aventura en Asturias

Hotel & Spa Villa de Mestas