Inicio Viajes, rutas y destinos por España Cantabria Una ruta por Cantabria

Una ruta por Cantabria

25
0

La ruta por Reinosa discurre por las provincias de Palencia y Cantabria. Esta, culmina con la estación de esquí de Braña Viena y el pico Tres Mares. El itinerario cuenta, además, con un recorrido por el valle Campoo, sembrado de pequeños pueblecitos e iglesias románicas.

Hay dos posibles elecciones para realizar la ruta. Bien por Brañosera o, si lo preferís, por Barruelo, tomando la carretera que va a Reinosa por Valberzoso. El primero es el más aconsejable para los principiantes, ya que es el más corto y virgen. Eso sí, el último tramo de esta ruta por Cantabria es común.

Tanto si se va por Salcedillo como por Valberzoso, al acceder al puerto hay una estupensa vista hacia nuestra espalda. Además, a unos 4 kilómetros de la estación de esquí, se contempla una impresionante vista de todo el valle Campoo.

Si sois de aquellos que no se rinden fácilmente, hay una pista que nos eleva hasta el mismísimo pico Tres Mares, aunque es bastante empinada. Eso sí, la panorámica merece la pena.

¿Por dónde sigue la ruta?

Desde donde nos encontramos, en dirección Norte, se contempla el valle cántabro de poblaciones que serpentean por el río Nansa, sembrado de minúsculos pueblecitos montañeses. Todos ellos forman una barrera continua de derecha a izquierda para rebajar el nivel hacia la meseta a través de la sierra del Brezo.

En el mismo valle de Campoo, en Proaño, torre fuerte, hay muy cerca un museo etnográfico, en Argüeso el castillo y en Mazandrero varias casonas solariegas con escudos. En Villacantid su iglesia Románica, en Retortillo su iglesia románica y sus ruinas de la fortificación romana de Julióbriga ; En casi todos los pueblos de Campoo existen palacios de sillería con escudos nobiliarios y unos dignísimos trabajos de cantería, pero sin duda los más importantes están en la misma capital de Campoo: Reinosa en la calle principal.

En esta vía que secciona a Reinosa longitudinalmente se encuentran varios edificios, la Casona etc.. que nos ilustran de la riqueza e importancia que tuvo ésta villa, como centro de comarca y paso de comercio entre la meseta y la mar.

¿Qué destaca?

Destacan como puntos de atención más álgidos de la comarca, la singularidad de algunas de sus iglesias. Esto se debe a que sus canecillos y capiteles están esculpidos con motivos “eróticos”. Además, la iglesia de Cervatos tiene una portada con un tímpano esculpido con motivos orientales difícil de olvidar, así como un ábside y unos capiteles interiores que pasan por ser de los mejores de Cantabria.

Sus numerosos palacios con blasones y casonas solariegas de sillería en piedra arenisca amarilla tienen la mejor cantería de la provincia y un cierto aire de nobleza tipo Santillana.

Además de los dos pueblos anteriores, todos los pueblos del valle Campoo son bonitos, bien por su ubicación, bien por su núcleo, pero cabria destacar Mazandrero, Abiada y la Hoz de Abiada donde se conserva un ejemplar de Olmo con más de 500 años de antigüedad al lado de la iglesia. La calle principal de Reinosa tiene cantidad de galerías acristaladas buscando el efecto invernadero que hacen de dicha construcción un tipismo de la comarca. La margen derecha del pantano está sembrada de calitas idílicas para el reposo de la vista y del corazón.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.