Inicio Más que viajes ¿Me conviene contratar una tarjeta de crédito para viajar?

¿Me conviene contratar una tarjeta de crédito para viajar?

3758
0

¿Tienes un viaje a la vista? El turismo está creciendo enormemente en los últimos meses, algo lógico debido a la época veraniega, las vacaciones y las ganas desatadas de salir al mundo exterior. Ahora bien, si estás planeando tus próximas vacaciones y piensas salir al extranjero, o incluso si te vas a quedar en el país, también te interesa saber cuál es la mejor tarjeta de credito para viajar.

¿Y por qué hay que llevar una tarjeta de crédito en caso de hacer un viaje? La respuesta más rápida y sencila es: por seguridad y por comodidad. Pero no vamos a quedarnos solo ahí, en la punta del iceberg. Te vamos a explicar todas las razones por las que debes apostar por este medio de pago.

Tarjetas de créditos para viajar
Tarjetas de créditos para viajar

Por qué te conviene llevar una tarjeta de crédito de viaje

Hay muchas razones por las que se aconseja llevar siempre una tarjeta de crédito en caso de salir de viaje. Aun así, para que todo quede más claro, vamos a ver los principales motivos por los que te conviene hacerlo. Son unos puntos que muestran la enorme ventaja que supone contar con este medio de pago y, también, por qué cada vez más personas apuestan por él.

Pero no se hable más. Aquí tienes los principales motivos por las que te conviene llevar una tarjeta de crédito encima cada vez que vayas a viajar:

No tendrás problemas de cambio de divisa

Aunque dentro de la Comunidad Europea esto no suele ser un problema, si viajas fuera, por ejemplo si visitas Estados Unidos, vas a tener que pasar por alguna oficina de cambio de divisas, o ir a un banco para ello. Es un proceso extra que complica un poco más las cosas, ya que además hay oficinas que aplican una comisión por el cambio. Acabas perdiendo tiempo, y dinero.

Con las tarjetas de crédito este problema se esfuma. No hay que cambiar nada porque el cambio se hace automáticamente al pagar en el comercio que sea. Da igual el país y da igual el negocio. Si acepta el uso de tarjetas, la que lleves de crédito muy probablemente funcione. ¡Otra preocupación menos!

Son el medio de pago más aceptado

Vayas a donde vayas, sea dentro o fuera de Europa, las tarjetas de crédito suelen ser un método de pago aceptado. Para los viajeros es una comodidad absoluta, ya que no hace falta cambiar de moneda si el destino se encuentra fuera de Europa. No obstante, hay que tener en cuenta que no todas las tarjetas aplican las mismas tarifas al pagar en una moneda distinta al euro. Por ello, es necesario revisar qué comisiones aplica tu tarjeta y sopesar si deberías contratar una tarjeta con ventajas para viajar, un tipo de plástico que te ayudará a ahorrar en tus viajes..

No tienes que preocuparte de las monedas, de los cambios y de nada. Solo tienes que preocuparte de que tu tarjeta no haya caducado y siga funcionando. El resto se limita a centrarte en pasarlo bien y despreocuparte.

Perfectas para imprevistos

Por más que intentes controlarlo todo en tu viaje, siempre habrá algo que se escape a tu control, algún pago imprevisto que tengas que afrontar. Para estas circunstancias, las tarjetas son tus mejores aliadas, porque no importa si no llevas dinero encima, simplemente tienes que pasar tu tarjeta y ya has pagado. De hecho, si es de crédito es una solución todavía mejor.

¿Por qué? Imagina que estás en un país fuera de Europa y sufres una lesión por cualquier motivo. Muy probablemente la atención sanitaria te cueste dinero y, si no tienes liquidez en tu cuenta bancaria, con una tarjeta de crédito no es problema, ya que se mueve el cargo a otro momento. Pagas, pero no se te cobrará hasta que haya saldo suficiente como para ello. Aunque puede que haya algún recargo extra debido a esto.

Seguridad extra

Llevar dinero en efectivo puede ser práctico, pero también puede ser un riesgo si estás viajando, sobre todo por lugares que no conoces y puedan ser algo peligrosos. Si llevas mucho dinero en metálico, es muy probable que acabes teniendo problemas. De hecho, imagina llevarlo todo y ser vícima de un atraco. La situación, desde luego, hará que quieras olvidar ese viaje el resto de tu vida.

Es buena idea llevar parte del dinero en metálico, porque nunca se sabe qué comercio o negocio puede exigir este método de pago. No obstante, procura que la cantidad sea la menor posible, la justa y necesaria para gastos básicos. De hecho, si puedes evitarlo, mejor, aunque siempre habrá tiendas pequeñas o mercadillos en las que solo puedas usar monedas o billetes.

Con esto es más que suficiente para tenerlo claro. Las tarjetas de crédito son un medio de pago muy seguro, intuitivo y práctico. Para los amantes de los viajes, ya se han convertido en una herramienta esencial. Para ti, que pronto vas a disfrutar de esas vacaciones que tanto ansías, también lo acabará siendo.

Artículo anteriorDe Glamping en España: disfruta en familia de Monte Holiday Ecoturismo
Artículo siguienteTres puertos españoles con destino a Ibiza

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.