Inicio Secciones Fiestas Madrid recupera su única fiesta medieval de Interés Turístico Regional y su...

Madrid recupera su única fiesta medieval de Interés Turístico Regional y su Gran Torneo de Justas, tras tres años de ausencia

2198
0

El Gran Torneo de Justas regresa a la Feria Medieval El Álamo, que celebra su XXV edición del viernes 29 de abril al lunes 2 de mayo, tras tres años de ausencia a causa de la pandemia. Más de 200 artistas de 30 compañías de teatro, circo y música representan un centenar de espectáculos diarios al aire libre, en la única fiesta medieval madrileña de Interés Turístico Regional. Su pasacalles inaugural sale el sábado 30 a las 12:00 desde la Plaza de la Constitución. Organiza La Fragua de Vulcano, en colaboración con el Ayuntamiento de El Álamo. La Comunidad de Madrid recupera así su popular feria medieval, que en 2019 recibió a cerca de 100.000 visitantes procedentes de toda la región. Los 10 conciertos de The Celtival Music, 350 paradas de gastronomía y artesanía y talleres de oficios antiguos completan el inolvidable viaje al Medievo de este pueblo fronterizo, en el linde con la provincia de Toledo.

Feria Medieval El Álamo

Los caballeros vuelven a batirse en el Puente de Mayo. 16 especialistas y seis purasangres españoles protagonizan un arriesgado espectáculo de acción ecuestre e histórica, producido por la compañía Hípica Celta e inspirado en las justas prohibidas por la iglesia católica en el siglo XV. Se emplean más de 150 piezas de vestuario y decenas de armas de época, además de pirotecnia.

La plaza de toros La Chacona se transforma en un engalanado palenque con capacidad para 4.500 personas. Dos pases diarios: sábado 30 de abril (17:00 y 19:30) y domingo 1 y lunes 2 de mayo (13:30 y 18:30). Entradas a 5€ en Entradium y Eventbrite, y los días de torneo en taquilla. 3€ los niños hasta 10 años. De acceso gratuito, la feria abre de 11:00 a 24:00.

“Volvemos a la vida”

La primera gran feria medieval de la temporada retoma el pulso a uno de los sectores más castigados por una pandemia que dejó sin trabajo a miles de sus profesionales. “Muchas compañías ambulantes han estado casi dos años sin actuar”, explica su director Miguel Martín. “Sin olvidar a los artesanos y productores que se recorrían España de un mercado a otro”, añade.

La Edad Media revive de forma lúdica. Caballeros, orcos, titanes, ogros y dragones… Elfos, duendes, ninfas y brujas toman la Calle de las Escuelas y la Avenida de Madrid hasta la Ermita de Nuestra Señora de la Soledad. Durante todo el día se representan sin interrupción animaciones cómicas y musicales, acrobacias, malabares, danza y pirotecnia, títeres y cuentacuentos.

Compañías nacionales y extranjeras (Human no limit, Cirko Psikario, Konfusion, Teatrakalacalle, Malatich, A todo trapo, Tartaruga…) recrean a bufones, jorobados, alquimistas, matasanos, herreros, posaderos, pícaros, nómadas, escuderos y otros personajes de una época todavía envuelta en las brumas del misterio y la leyenda, donde conviven lo celestial y lo pagano. Toda la programación está disponible en la web y redes sociales del Ayuntamiento de El Álamo.

Solo puede quedar uno

El Reino del Álamo convoca su Gran Torneo de Justas. Llegados de Castilla y Aragón, Portugal, Bretaña y la lejana Sajonia, seis nobles paladines combaten para que solo uno se proclame soberano: Nuño de Portugal, Hernán Gómez de Bahamonde, Juan I de Castilla, Pedro Álvarez de Soutomaior, Ramón de Sera y Sir Richard Fizh Gilber de Clare.

Cuatro pruebas de habilidad ecuestre inician la pugna: golpe al estafermo, lanzamiento de jabalina, enganche de anillas y puerta de fuego. A continuación, las esperadas justas a caballo, el momento de la verdad. La plaza guarda un solemne silencio mientras los jinetes se sitúan uno frente al otro y cabalgan hasta estrellar sus largas lanzas de madera contra los escudos y armaduras. Sin descanso ni piedad, la lucha sigue a pie en la misma arena, con espada, mandoble, hacha de doble filo y maza. Sangre y acero.

Exhausto, el vencedor es nombrado nuevo señor de los nobles feudos de El Álamo, que defenderá hasta la muerte durante un año, una vez el torneo de justas decida un digno sucesor.

Con humor y fina ironía, los narradores Payo Veloso Escudero y ‘Soplillo’ dan la bienvenida al torneo y explican todas sus reglas. Cada caballero acude acompañado de su fiel escudero, encargado de prestarle ayuda, portar su estandarte y animar al público.

The Celtival Music

La Edad Media también suena en el Siglo XXI. La música celta-folk nacional y europea se da cita en la primera edición de The Celtival Music, gran novedad de la XXV Feria Medieval El Álamo.

Con entrada gratuita, el Recinto Ferial Cantarranas acoge los conciertos de 10 bandas de renombre entre el sábado 30 y el domingo 1, de 17:00 a 22:00.

De Italia llegan Rota Temporis y de Austria Celtica – Pipes Rock!, además de los portugueses Cornalusa. Completan el cartel los andaluces Treefolk, los aragoneses Barzonia, Wyrdamur de Murcia y los madrileños Edena Ruth, Upsala y Turdión. Gaitas y guitarras truenan de nuevo.

Divino y pagano

Al mediodía las calles de El Álamo cobran vida al ritmo de música andalusí (Al Folk). Nos dan la bienvenida estrambóticos faunos, druidas y otros seres de la floresta encantada (‘La llama del hada’, ‘Los caminantes blancos’), mientras las calles se inundan de gaitas y tonadas celtas (Sons da Suevia, Acibreira, Grimorium…). Aunque muchos no paran de reír (‘Pancho, el soldado enfurruñado’, ‘Yesca y Bazín, dos bufones de postín’), a otros se les pondrán los pelos de punta cuando caiga la noche (‘La procesión de la muerte’, ‘Abigor, el duque del averno’…).

Bajo la luna del domingo todo el pueblo temblará al paso de uno de los desfiles más esperados, los temibles ‘Errantes’ de Troula y su siniestra caravana de zancudos escupe-fuegos y demonios enjaulados… Si miras a los ojos de Orlok, el orco devora-hombres, errarás para siempre junto a sus inmundas alimañas en esta eterna pesadilla.

Rincón Infantil

En la Plaza de la Ermita se instala la Haima del Despertar, con talleres de mandalas, títeres y cuentacuentos (‘El dragón diferente’, ‘La bruja chiruza’). Además, atracciones y otras actividades infantiles como tiro con arco, laberinto celta, numerología… En la Ermita también se sitúa la granja de animales, con vacas, cerdos y gallinas. Desde aquí salen las caravanas de ocas y los paseos en dromedario y burro.

Oficios antiguos, cetrería…

En cada puesto los fabricantes ofrecen degustaciones de mieles, quesos y embutidos; panes y dulces; especias, carnes, licores… Los maestros artesanos ejecutan el proceso completo de elaboración de sus piezas, desde la materia prima hasta el resultado final. Emplean técnicas ancestrales como la talla en cuerno y en piedra pizarra, hilado y tintado en lana, espartería, forja, cantería, orfebrería, repujado, alfarería y tallado en madera. La Avenida de Madrid acoge las tradicionales exhibiciones de cetrería. Para reponer fuerzas, las tabernas y fondas de la intermedia Plaza de Aveizieux.

La Feria Medieval de Madrid

En julio de 2016 el Consejo de Gobierno de la Comunidad declara fiesta de Interés Turístico Regional la Gran Feria Medieval de la Villa de El Álamo. Celebrada desde 1995 durante el Puente de mayo, era una de las más visitadas de Europa cada año. Durante sus primeras ediciones como mercado medieval reunía una veintena de artesanos y productores locales. Actualmente, se citan más de 350 fabricantes procedentes de todas las comunidades autónomas.

Artículo anteriorLas maravillas de bucear en Lanzarote
Artículo siguienteLos mejores planes para disfrutar en Ibiza con tus amigos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.