Inicio En portada Gran Canaria y Palma de Mallorca, dos rincones imprescindibles

Gran Canaria y Palma de Mallorca, dos rincones imprescindibles

454
0

Canarias y Baleares son dos comunidades autónomas que viven eminentemente del turismo. Ambas se sitúan como dos de los territorios que más visitantes internacionales reciben. Más en concreto, sus islas Gran Canaria y Palma de Mallorca.

Ambos archipiélagos aparecen prácticamente igualados, 13,8 millones en el caso de Baleares y 13,7 millones para Canarias. Los datos para el año 2018 en el conjunto nacional muestran un récord histórico en este registro, con 82,8 millones de visitantes. El total de visitantes a los archipiélagos es de más de 27 millones de turistas, casi un 30% del conjunto nacional.

Gran Canaria, el curioso caso de San Bartolomé de Tirajana

Con más de 13 millones de visitantes en el archipiélago canario, sorprende de este dato que el destino más visitado no sea ni Las Palmas de Gran Canaria ni Santa Cruz de Tenerife, sino San Bartolomé de Tirajana.

Esta localidad en el centro de Gran Canaria, con unos 55.000 habitantes de población, acogió en 2018 a más de un millón de extranjeros. Para las Islas Canarias, el turismo representa el 34,3% del PIB y emplea al 40% de la población, más que en ninguna otra autonomía.

San Bartolomé de Tirajana es, junto a Mogán también en Gran Canaria, y Tías en Lanzarote, uno de los municipios que encabeza la ocupación de apartamentos de España. Además, este municipio forma parte de la Alianza de Municipios de Sol y Playa (AMT), una iniciativa en la que participan ocho destinos turísticos en todo el país y que tienen en común singularidad turística, compromiso con la digitalización, la sostenibilidad, la accesibilidad y la cooperación entre destinos.

Maspalomas, el gran núcleo receptor de turistas en Gran Canaria

Este municipio es otro de los más visitados en la isla porque en su territorio se asienta el principal núcleo turístico de Gran Canaria, la ciudad turística de Maspalomas, con más de 180.000 camas hoteleras, extrahoteleras y residenciales. Este amplio conjunto de alojamiento representa el 70% del total de las plazas de toda Gran Canaria y está muy bien conectado con la capital u con Puerto Rico, en Mogán, los otros dos grandes núcleos turísticos.

Muy cerca de Maspalomas, entre la Punta de las Burras y la Punto Morro Besudo, se sitúa Corallium Beach. Este hotel de Lopesan en Gran Canaria ofrece a los visitantes las atractivas playas de la costa Canaria de San Agustín, a pocos kilómetros de la reserva natural de las Dunas de Maspalomas y la famosa Playa del Inglés.

Maspalomas, al sur de la isla, es el gran núcleo turístico de la isla. Comenzó a construirse en la década de los 60 y en la actualidad cuenta con todo tipo de servicios de ocio, clubes deportivos, parques temáticos, jardines deportivos y una potente conexión con el resto de la isla: Las Palmas de Gran Canaria, Mogán, Vecindario o Telde.

Palma de Mallorca, la mejor ciudad para vivir

En el archipiélago balear, si hay un destino que atrae a turistas de todo el mundo ese es sin duda Palma de Mallorca. A pesar de que Ibiza es la gran capital de la música techno y una ciudad con mucha tradición hippie, Palma es el punto neurálgico para desplazarse a otras islas del archipiélago.

Catedral de Palma de Mallorca

En 2018 llegaron hasta la isla un total de 2.410.672 personas (3 de cada 4, extranjeras). Esto sitúa a la ciudad como la cuarta en el ranking de las más visitadas, tras Madrid, Barcelona y Sevilla.

En Palma llevan a gala ser un destino integrador para los turistas. En el año 2015, el diario The Times eligió esta ciudad como la mejor del mundo para vivir. El rotativo londinense destacaba que Palma lo tenía todo para residir de manera cómoda y agradable: clima excepcional, casco antiguo de interés, una ciudad pintoresca, playas urbanas de calidad, buenas conexiones por tierra, mar y aire y un emplazamiento ideal en el Mediterráneo y en la propia isla.

Conocer la isla más allá de Palma

Los visitantes y los residentes tienen claro que la isla es mucho más que Palma, de ahí que sea tan habitual el alquiler de coches, e incluso el alquiler de furgonetas en Palma de Mallorca para grupos de amigos, como ofrecen desde DoYouSpain.

Más allá de la capital provincial, en la isla hay decenas de rincones que bien merecen una visita, de ahí la idoneidad de alquilar un vehículo: los pueblos de la Serra de Tramuntana, las cuevas del Drach y las localidades de Manacor y Porto Cristo o los cascos históricos de Alcudia y Pollença son destinos imprescindibles.

Y por supuesto, es importante dejar al menos un par de días durante el viaje para conocer las calas de Mallorca. Las más espectaculares, pero no las únicas, se encuentran en el sur de la isla: caló des Moros, cala Llombards, cala Mondragó y cala Varqués son solo algunos ejemplos.

Todas ellas son playas con aguas turquesas y cristalinas, pequeñas y recogidas, y naturales, de modo que no vamos a encontrar servicios habituales de las playas urbanas: duchas, lavabos, chiringuitos o socorristas. 

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.