Inicio Viajes, rutas y destinos por España Andalucia Gibraltar, mirador de la costa africana

Gibraltar, mirador de la costa africana

1870
0

El escarpado Jebel Tarik, monte Tarik, como denominaron los árabes al Peñón de Gibraltar, oculta bajo sus entrañas, multitud de cavidades que aprovecharon sus primeros pobladores para refugiarse, y kilómetros de túneles excavados en la roca por el hombre con el transcurrir de los siglos. Hoy día, Gibraltar, mirador de la costa africana, es mezcolanza de culturas y de estilos, un particular lugar de la península ibérica, perteneciente a la Corona Británica.

La máquina del tiempo se ha situado en el siglo XIX para dar cabida a viajeros del nuevo milenio. Turistas, curiosos, investigadores y amantes de la naturaleza que se acercan a este pedazo de tierra bañado por aguas mediterráneas en busca de algún que otro secreto.

Gibraltar
Gibraltar

Esta plaza, centro neurálgico de la ciudad y antecesora al trajinar urbano y comercial que aporta la calle Real, es, posiblemente, el mejor punto de partida para visitar la urbe. Su aspecto decimonónico se advierte a cada paso, en cada esquina. Y es entonces, cuando la mezcla de estilos, vuelve a «tocar» la máquina del tiempo. En definitiva, el viajero sentirá cierta atracción por Gibraltar. Como ya lo sintieron los primeros pobladores atraídos por su posición estratégica y por esa enorme mole caliza que es el Peñón.

Si hay algo que caracteriza a los gibraltareños o llanitos, como también se les conoce, es ese pasado de mezcolanza que les ha permitido ser abiertos y tolerantes. Por sus venas corre sangre maltesa, judía, española, británica, genovesa, india o marroquí.

Y bajo la caliza, antiguas civilizaciones buscaron refugio en las entrañas de esta tierra, cobijándose en sus cuevas y abasteciéndose de conejos, ciervos, ganado salvaje, caballos, elefantes y rinocerontes. Era en el siglo VII a.c. y los marineros habían comenzado a arribar al peñón para depositar ofrenda a los dioses antes de partir hacia el desconocido Atlántico. Una muestra de estas antiguas formas de vida pueden verse en la Cueva de San Miguel en el Peñón o La Roca, como se denomina por la zona.

Fenicios y romanos, grandes comerciantes los primeros y estrategas los segundos también dejaron su huella. Los fenicios denominaron a esta porción de tierra «Calpe» y, como tal, así aparece la primera descripción que tiene sobre el lugar, gracias al geógrafo romano Pomponius.

El viajero sentirá cierta atracción por Gibraltar, como ya lo sintieron los primeros pobladores atraídos por su posición estratégica y por esa enorme mole caliza que es el Peñón

Una detenida visita por el Museo de Gibraltar permite conocer sus más de 200 millones de años de historia. Además de la famosa «mujer de Gibraltar» (cráneo de la época Neandertal) y diferentes objetos fenicios, romanos y agarenos, destacan los magníficos baños árabes, uno de los mejor conservados de Europa. Fueron precisamente los árabes, quienes poblaron estos pagos durante siete siglos y su huella se aprecia por toda la ciudad, especialmente en la fortaleza, que en sus inicios llegaba hasta Casemates Square. Hoy tan sólo se conserva la Torre de la Calahorra. Y el rastro moruno se mantenía hasta hoy, pues en Gibraltar comenzó la invasión musulmana y aquí desembarcó el jefe bereber Tarik Ibn Zeyad, en el monte que se denominó «Jebel Tarik». Ya así, pasó a llamarse derivando hasta el actual término de «Gibraltar».

La recortada silueta del Peñón acompaña todo el camino. Será irresistible, tras haber presenciado el cambio de guardia en el Convento, dirigirse en busca del teleférico para otear lo mejor de esta ciudad y alcanzar la cumbre. A lo lejos, los paradisíacos jardines Botánicos; casi acariciando el mar, el Fondeadero de Nelson, denominado así porque fue el lugar donde desembarcó el cadáver de Lord Nelson, tras la batalla de Trafalgar. Aquí se encuentra un cañón victoriano de cien toneladas. Mucho más singular es el cañón de Koehler inventado durante el denominado Gran Asedio, que se encuentra en Casemates Square y que se dispara hacia abajo.

Declarado Reserva Natural, el Peñón de Gibraltar cuenta con valiosa fauna y flora. El carraspique de Gibraltar, una flor silvestre autóctona, el buitre leonado o la mariposa de los cardos campan a sus anchas por la zona. Pero mucho más dicharacheros, traviesos y juguetones son los monos, que por aquí se hallan en estado semi-salvaje y restan protagonismo a otras especies. Este mono «rabón» llegó de África en el siglo XIII. Pero si en tierra los monos son los protagonistas, en el mar los delfines, con sus sincronizados saltos, marcan el ritmo mediterráneo.

De nuevo en el Peñón, además de disfrutar de las magníficas vistas, la cueva de San Miguel muestra modos de vida prehistóricos. Mientras, en el otro extremo, los túneles del Gran Asedio, forman un conjunto subterráneo de más de cincuenta kilómetros, excavados para alojar los primeros cañones de la historia capaces de disparar hacia abajo.

La impronta española también se deja ver en sus gentes, en su particular forma de hablar. Gibraltar perteneció a la Corona Española desde 1462, aunque ya había estado en su poder durante veinticuatro años, en la época árabe, hasta 1782, en que pasa a formar parte de la Corona Británica, mediante el Tratado de Utrecht.

Al atardecer, en Punta Europa, el faro, dominando el Estrecho, parece «encender» la noche. Y así, los cañones duermen, los monos buscan lecho para sus mejores sueños y los delfines se esconden. Los restaurantes del Peñón también encienden sus mejores fogones para elaborar suculentos platos de la cocina más diversa. Y en el horizonte, tan sólo se escuchan susurros mediterráneos. Unos que miran a África; otros que miran hacia la costa malagueña y gaditana…

Qué ver

Catedral de Santa María la Coronada: Su emplazamiento albergaba una antigua mezquita. Sufrió graves daños durante el gran asedio del siglo XVIII. A pesar de ello, aún conserva buena parte de su estructura original. Destaca el patio de naranjos español.

El Cañón: Este cañón victoriano, de cien toneladas de peso, es el protagonista del denominado Fondeadero de Nelson, cerca de la Rosia Bay.

El Castillo Arabe: Poco se sabe de la historia de este castillo. Algunos cronistas sitúan su construcción hacia el siglo VIII, para ser posteriormente reformado con la llegada al Peñón de Tarik, en el año 742. Otros lo sitúan en el siglo XI, cuando el gobernador de Algeciras ordenó la incorporación de la fortaleza para avistar los acontecimientos del otro lado del estrecho. Actualmente hoy día sólo se mantiene en pie la Torre de la Calahorra. El castillo originario llegaba hasta Casemates Square. Fueron siete siglos de dominación árabe.

La Cueva de San Miguel: Su visita es imprescindible. Destaca la estalagmita de corte transversal en la que se aprecia su desarrollo. También destaca el bello auditorio donde se celebran conciertos y actuaciones en directo.

Túneles del Gran Asedio: Los asedios que tuvieron lugar en el siglo XVIII provocaron la construcción de una fabulosa red de túneles de defensa excavados en la roca. El objetivo: alojar un nuevo prototipo de cañón que era capaz de disparar hacia abajo. Más de cincuenta kilómetros de túneles, formaron una red que permitía al lugar ser prácticamente inexpugnable. Diferentes escenas recrean el ambiente de estos años.

Vida Urbana: Casemates Square y la Calle Real son los puntos neurálgicos de la urbe, con multitud de servicios. Los gibraltareños también son conocidos como llanitos.

Entorno natural

Los Jardines Botánicos: Inaugurados en 1816, los jardines de la alameda muestran especies autótonas de plantas y árboles, así como otras especies importadas. Cuenta con bustos conmemorativos y cañones que datan del siglo XIX. El teatro sirve de escenario de eventos culturales, durante la época estival.

El Mar: Las aguas gibraltareñas ofrecen la posibilidad de practicar el submarinismo, la pesca. En sus puertos deportivos fondean todo tipo de embarcaciones. No hay que perderse la oportunidad de dar un paseo en barco para avistar delfines.

El Mono Rabón: Son los habitantes más simpáticos de la isla. No es extraño que jugueteen con los turistas y se posen sobre sus cabezas. Proceden de Africa. Llegaron a Gibraltar de la mano de los ingleses en el siglo XIII. Viven en estado semi-salvaje en la parte alta del Peñón

El Peñón: Esta gigantesca mole caliza es sobrevolada por más de 200 especies de aves migratorias. El buitre leonado, los pájaros cantores y alguna que otra cigüeña planean estas escarpadas formas. Declarado reserva natural, sus profundidades se hallan horadadas de cuevas y túneles.

Datos prácticos

Cómo llegar: La frontera con España está abierta permanentemente. Es necesario pasaporte o carné de identidad de la Unión Europea.
En avión hasta Málaga o Jerez. Desde aquí, Gibraltar se encuentra a 2 horas.
En tren, hasta la estación de San Roque (a 15 minutos de Gibraltar).
En coche, por la N-340 hasta la Línea de la Concepción (Cádiz).
Desde el Reino Unido existen vuelos directos a Gibraltar desde los aeropuertos de Gatwick, Luton y Heathrow.
Conexiones en barco desde África.

El Teleférico: Impresionantes vistas de Gibraltar. Es imprescindible para tener otra perspectiva de la zona. Parte desde los Jardines Botánicos. Tiene una parada en la Guarida de Los Monos y llega hasta la cima del Peñón.

Las Compras: El centro comercial de Gibraltar es la Calle Real. Aquí se puede encontrar de todo y para todos los gustos. Destacan las singulares piezas de cristal de Gibraltar. Tabaco, puros, licores, relojes, joyas, perfumes y figuras de porcelana, están entre las preferencias de los visitantes, junto con los artículos electrónico. Todo ello, sin IVA.

Para avistar delfines:
Dolphin Safari.- Tel.- +350 200 71914.
Fortuna.- Tel.- +350 200 74598
Jolly Joevan.- Tel.- +350 200 74430.
Nimo.- Tel.- +350 200 73719.
Nautilus.- Tel.- +350 200 73400.
Dolphyn World.- Tel.- +350 200 544810

Submarinismo:
Dive Charters Padi.- Tel.- +350 200 45649.
Dive Hire Naui.Tel.- Tel.- +350 200 73616.
Rock Marine BSAC.- Tel.- +350 200 73147.

Excursiones Pesca:
Jalex.- Tel.- +350 200 70393.
Jolly Joevan. Tel.- +350 200 74430.
Gibraltar Game Fishing Charters.- Tel.- +350 200 57274.

Excursiones en Microbus:
Bland Travel.- Tel.- +350 200 75552.
Calypso Tours.- Tel.- +350 200 76226
Hércules.- Tel.- +350 200 76070.
Pardodytur.- Tel.- +350 200 76070.
Persian Rose.- Tel.- +350 200 79773.

Excursiones en Taxi:
Gibraltar Taxi Association.- Tel.- +350 200 70052.

Teleférico:- Tel.- +350 200 77826.
*Prefijo desde España.- (9567). Prefijo desde U.K (+35). Resto de Países (+34)

Artículo anterior¿Cómo encontrar el mejor alojamiento en Asturias?
Artículo siguiente5 razones para esquiar en Font-Romeu Pyrénées 2000 o Saint-Lary antes de despedir la temporada 
Periodista, licenciado por la Universidad Complutense de Madrid y titulado por la Facultad de Ciencias de la Información como Experto Universitario en Artes Gráficas Aplicadas a la Comunicación. Actualmente es director de revistaiberica.com, revista especializada en turismo, viajes y gastronomía, fundada en 1995, en los comienzos de la era Internet, siendo la primera publicación en este ámbito que surgió en España.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.