Luis Medina

De vacaciones por los paraísos costeros de nuestro litoral

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

Situados en la antesala de este periodo estival es el momento de pensar en nuestro próximo destino donde disfrutar de unos días de vacaciones. El sol y el buen tiempo, propio del verano, casi que nos invita a poner nuestro objetivo mirando al mar. Por el extenso perímetro que dibuja nuestro litoral no nos será difícil dar con el enclave perfecto, aquel que mejor se adapte a nuestros gustos y preferencias ¿Cuáles serán tus paraísos costeros este verano?

No solo somos privilegiados por tener tan a mano nuestra costa, sino que también disfrutamos de su diversidad. El turismo de playa en España ofrece una variedad casi infinita de posibilidades, desde nuestra Costa Brava, el litoral levantino o la Andalucía mediterránea y atlántica, hasta las más abruptas costas del Cantábrico. En estas latitudes podremos elegir todo tipo de ubicaciones, desde las solitarias a las más concurridas.  Hablamos de playas urbanas, otras en medio de parajes de excepcional belleza natural, las de fácil acceso y las más apartadas de la civilización, textiles, nudistas… así hasta poder cubrir la totalidad de la demanda de los viajeros cuando están de vacaciones.

Dada esta pluralidad, desde estas líneas pretendemos hacerte llegar algunas referencias que sirvan a modo de orientación antes de tomar rumbo hacia el mar. Partiendo desde la Costa Brava, siguiendo la dirección de las manecillas del reloj, te mostramos algunas de esas localizaciones costeras con encanto que deberían tener una o muchas páginas en vuestro particular cuaderno de viajes.

La catalana Costa Brava, antes de toparse con la más sosegada vecina del Maresme, conforma uno de los parajes costeros más bellos del Mediterráneo. Quizás pudo ser este el motivo por el que aquí vinieran a desembarcar los griegos, y en donde más tarde lo romanos levantarían su ciudad. Estamos hablando del entorno de la playa de Ampuries. Un paraje natural característico porque las montañas y los bosques llegan hasta los mismos acantilados y a las playas. En este extremo sur del golfo de Roses cinco playas se van sucediendo entre los acantilados. La primera es la playa del Molí, también conocida como la de Los Gitanos. A continuación, otras dos playas de arena -se diría que son gemelas- separadas por las rocas del Portitxol. El paisaje continúa con una lengua de arena hacia el arrecife de Les Muscleres. Un sistema de pequeñas dunas nos dirige hacia la última de las playas, donde se encuentra el mencionado puerto griego. Unas tablas de madera facilitan el tránsito por los arenales, llegando hasta la aldea de Sant Martí D’Empúries.

De vacaciones por nuestras costas

De vacaciones por nuestras costas

Más hacia el sur, el perfil Mediterráneo se vuelve mucho más amable. Las playas se hacen más extensas y el suelo se cubre de suaves arenas, escenario ideal para disfrutar de largas jornadas de sol y playa. Dos hitos de la naturaleza, totalmente antagónicos, destacan en esta porción de litoral mediterráneo: el majestuoso Peñón de Ifach y su contrario el Mar Menor, en Murcia. La gran mole de roca caliza de la localidad alicantina de Calpe se levanta unos 320 metros sobre el nivel del mar, siendo visible prácticamente desde cualquier punto de la Costa Blanca. Imprescindible disfrutar del camino que lleva hasta su cumbre, desde donde se divisa una asombrosa panorámica que abarca toda la Costa Dorada, desde los cercanos acantilados hasta el monte Montgó, cerca de Denia, e incluidas también las espectaculares sierras alicantinas.

En cambio, el Mar Menor, nos ofrece un bellísimo paisaje de más de veinte kilómetros de longitud y diez kilómetros de largo, apenas salpicado por sus peculiares conos volcánicos. Es de agradecer que esta inmensa laguna litoral mediterránea siga sobreviviendo al agresivo empuje del turismo masificado, manteniendo la serenidad y transparencia de sus aguas, las salinas, las dunas, los infinitos arenales, su fauna y su vegetación.

Por su parte, la porción mediterránea andaluza, antes de juntarse con el Atlántico, nos proporciona dos excelentes opciones, como son la que nos brindan las aguas almerienses y también la afamada Costa del Sol, en las inmediaciones marbellíes. En el Cabo de Gata, en la provincia de Almería, es dónde la naturaleza ha sido especialmente generosa a la hora de decorar su litoral. No en vano fue declarado como el primer parque natural marítimo-terrestre de Andalucía, a buen seguro porque no existe ninguna otra cordillera volcánica como esta en toda la Península. Entre sus calas naturales y riscos -con acceso desde el pueblo de San José- se suceden algunas de las playas más atractivas de toda la costa mediterránea, como son las del Mónsul, la playa de los Genoveses y otras cercanas de menor envergadura, pero igualmente apetecibles. Algo menos masificadas son las del Atlántico, entre las provincias de Cádiz y Huelva, las de las famosas carreras de caballos por la playa de Sanlúcar y las de las inmediaciones del Parque Nacional de Doñana. Por el corte atlántico andaluz, son de visita inexcusable el entorno de playa de Zahora, Bolonia y Matalascañas.

playas-de-la-costa-del-sol

Volviendo hacia el norte peninsular, el perfil gallego y el resto del litoral cantábrico comparten abruptos paisajes forrados en color verde, además de una exquisita gastronomía. Por su parte gallega, preside la relación de sus paraísos costeros la playa de Las Catedrales, en Ribadeo, casi rozando terreno astur; y los enclaves en torno a las Islas Sisargas, en A Coruña y las Islas Cíes, en Pontevedra. Y cerrando el círculo de nuestro periplo costero, según las manecillas del reloj, entre Cantabria y el País Vasco, los miradores litorales más espectaculares los encontraremos en Noja, Liencres y San Vicente de la Barquera, por la parte cántabra. Y, por la parte vasca, la urbana playa de La Concha, en San Sebastián, Sopelana, Zarauz y la playa-acantilado de Zumaya. Ahora, ha llegado la hora de decidir cuál será nuestro próximo destino vacacional.

Share

One Response to De vacaciones por los paraísos costeros de nuestro litoral

  1. Cristina 20 junio, 2018 at 12:50 PM

    Gracias por dar visivilidad a nuestra costa mediterránea, las mejores playas, donde relajarnos y disfrutar de la brisa marina.
    Me ha gustado mucho!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustaría aparecer en revistaiberica.com?

¿Te atreves?

Ven a disfrutar de los Itinerarios más bellos del pirineo

Más propuestas