Inicio Miscelánea ¿Cómo elegir una buena empresa de catering en Madrid?

¿Cómo elegir una buena empresa de catering en Madrid?

2635
0

Todo buen evento, ya sea empresarial, de carácter lúdico, social o por cualquier otro motivo, es mucho más atractivo si está acompañado de un buen servicio de catering. Hoy te contamos qué aspectos debes tener en cuenta para elegir una buena empresa que realice este trabajo.

En el ámbito del catering existen diferentes niveles de calidad tanto en alimentos y propuestas gastronómicas a servir como en el propio servicio, y por ello hay que realizar una selección idónea de la empresa a contratar. Con la ayuda de En Tus Fogones, una conocida empresa de catering en Madrid, vemos algunos de los aspectos más relevantes para decantarte por la opción perfecta.

Servicio de catering
Servicio de catering

¿Cómo es el evento a realizar? ¿Cuántos invitados participan?

No es lo mismo un evento familiar, con pocas decenas de invitados, que un gran congreso empresarial en el que participan centenares de personas. Muchas empresas ofrecen un servicio perfecto en eventos pequeños, que son más manejables, pero en cambio sacrifican en calidad y nivel de servicio cuando el evento es más multitudinario.

No es ese el caso de En Tus Fogones, que cuenta con un amplio equipo de profesionales, serios, de alta calidad y que sirve eventos de todo tipo. Su experiencia es un punto fuerte destacable, al que suman la apuesta por el producto de calidad y la profesionalidad de sus empleados.

En la selección de la empresa hay que considerar que no importa el tamaño del evento. Da igual si es un banquete tradicional, un cóctel o un bufet. Lo realmente relevante es la profesionalidad y la garantía de ofrecer productos sofisticados a la altura de la cita.

El horario del evento

En función del horario del evento se pueden distinguir varios servicios. Si ocurre entre primera hora y las 11 de la mañana, hablamos de un coffee break o un desayuno. Más adelante, desde mediodía hasta aproximadamente las 13.30 o 14 horas se puede organizar un brunch o un aperitivo adaptado a las necesidades del evento.

El brunch va seguido del almuerzo, que se sirve entre ese momento y las 15.30 horas. Son pequeños bocados a modo de aperitivos, pero todo va a depender de la localización del evento y la cultura gastronómica, pues en algunos lugares se almuerza más temprano o más tarde.

Después, desde las 15 a las 18 horas es espacio para el menú, o en su caso, para alternativas, como un cocktail ligero o una merienda si ha habido un almuerzo fuerte. Durante la tarde se aconsejan cocktails que no resulten muy pesados, con bebidas y aperitivos.

Finalmente, a partir de las 20.00 horas ya se habla de cena. Si el evento se prolonga hasta la madrugada, habrá que incluir servicio de recena.

El boca a boca, las valoraciones previas

La decisión final depende de los organizadores del evento, pero en la selección de la empresa de catering siempre juega un papel fundamental la notoriedad, el prestigio, la reputación previa.

Si puedes obtener referencias o comentarios de las empresas que van a ser tenidas en cuenta en la selección, tendrás otro factor interesante a considerar en la elección. Puedes preguntar a otras personas, a familiares y amigos, sobre la experiencia que ellos han tenido con ese servicio de catering.

También puedes acudir a internet y consultar las valoraciones, si existen, de esas empresas. Pero ojo, asegúrate que son reseñas reales. Comparar entre varias opciones siempre abre un abanico de opciones más amplio. Además, puede servir como aliciente para exigir a la empresa algunos añadidos al servicio.

¿Qué servicios están incluidos en el catering?

La frase última del párrafo anterior, la de exigir algunos añadidos al servicio, va en sintonía con este punto. Muchos catering ofrecen propuestas muy similares en cuanto a su forma de trabajar, pero siempre se puede conseguir un beneficio extra.

Así, habrá que asegurarse fielmente de que el número de profesionales que cubran el servicio es el contratado, cuál es la calidad de las viandas a servir, si se incluye servicio musical o de decoración, los aspectos añadidos al propio catering como el guardarropa o actividades infantiles, en caso de que acudan niños al evento.

Todas estas cuestiones deben ser tenidas en cuenta, e incluso solicitar algún añadido extra utilizando como argumento la opción de que otra empresa lo ofrece.

La degustación del servicio

Esto es algo habitual en bodas y en eventos en los que se degusta un menú completo, pero no es tan frecuente cuando lo que se trata es de ocasiones más informales: desayunos, pequeños aperitivos en congresos o hasta cenas de empresa.

Sea como fuere, una vez se han seleccionado varias empresas de catering, se puede solicitar una prueba de menú. Muchas empresas lo ofrecen como gancho para captar clientes, y a las que no, no se pierde nada por instar a ello.

En la degustación podrás comprobar si existe una buena relación calidad – precio y si la cantidad de comida y bebida servida es ajustada. A su vez, este es el momento perfecto para insistir en temas que a menudo caen en el olvido: dietas con intolerancias, propuestas veganas y productos especiales.

Artículo anteriorLos mejores cosméticos de este 2022
Artículo siguientequintoelemento Restaurante se consolida como uno de los más sorprendentes y vanguardistas de Madrid

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.