Inicio Más que viajes Andorra, un país lleno de oportunidades

Andorra, un país lleno de oportunidades

390
0

Hay lugares poco más bonitos que Andorra para vivir. Este país, de menos de 500 kilómetros cuadrados, es refugio para muchos empresarios y amantes de la nieve. Sus inviernos, sin duda, son de otro mundo.

¿Estás pensando en mudarte a otro país pero no tienes claro cuál se ajusta mejor a tus necesidades? Quédate a leer este post porque en él te vamos a dar unos cuantos motivos sobre por qué vivir en Andorra merece la pena. Una argumentación que no estará exenta de desventajas, porque nada en la vida es blanco o negro. Todo tiene sus tonos grisáceos.

¿Por qué vivir en Andorra?

Lo primero que tenemos que tener claro es que, como cualquier país, Andorra tiene sus ventajas y desventajas. Las ventajas fiscales que todos conocemos, o lo que es lo mismo unos impuestos realmente bajos, animan a la gente a elegir este país para vivir. Sin embargo, hay más. Y es que muchas veces se deja de lado, al hablar de Andorra, algo tan importante como la seguridad del lugar. Hablamos de la física, del nivel de delincuencia que existe en sus calles.

Para que veáis hasta dónde llega la seguridad en Andorra, vamos a facilitaros dos datos. Según el Banco Mundial, el Principado ocupa el quinto lugar en ranking mundial de países seguros. Para la elaboración de esta lista se tiene en cuenta el nivel de criminalidad y de estabilidad política. Y el segundo dato, no menos importante, sitúa a Andorra como uno de los países con menos personas condenadas por crímenes en todo el mundo.

Abrir una empresa en Andorra es otra de las actividades por las cuales mudarse a vivir aquí puede salir muy rentable. Lo primero, por su ubicación (entre España y Francia). Y luego por detalles tan destacables como la baja tributación que mencionábamos antes, que jamás va a superar el 10% de la renta. Junto a esto, la existencia de acuerdos bilaterales con una gran cantidad de países o las tasas municipales de la empresa, que rondan los 800 euros anuales.

Sin embargo, y como decíamos al inicio de este post, no es oro todo lo que reluce. La vida en Andorra, al igual que en otros países no es perfecta y cuenta con desventajas que, quienes vivimos en ciudades como Madrid, conocemos muy bien. Sí, estamos hablando del precio del alquiler, bastante más alto que en las ciudades de otros estados. Luego está el tema de la movilidad. Y no nos referimos al coche, sino a vuestra relación con las cuestas. Al final todo es montaña y los desniveles se notan mucho.

¿Cómo me convierto en andorrano?

Ya tenemos claro que Andorra nos gusta mucho y estamos decididos a empezar una nueva vida en el Principado. Pero, ¿ahora qué? Bueno, pues ahora lo que tienes que hacer para convertirte en andorrano trabajador de pleno derecho es conseguir la residencia activa andorrana, es decir, una autorización que te permita disfrutar de todas las ventajas (como las fiscales) de las que hablábamos antes.

Lo primero es tener muy claro el tipo de residencia al que te vas a acoger. Hay un total de 6 opciones, 3 de ellas en cada grupo: activo (para quienes van a trabajar) o pasivo (para quienes van, digámoslo así, porque les gusta el país o para proyectar sus empleos a un ámbito internacional).

Si el motivo de tu mudanza es laboral, tenemos que volver a la residencia activa. Para obtenerla necesitas, ya no solo un contrato de trabajo en una sociedad andorrana, sino también ser mayor de edad, no tener antecedentes, poseer una autorización de Inmigración y comprometerte a residir un mínimo de 183 días en el país, entre otros.

Eso es en caso de mudarte por otros motivos, es decir, que lo que quieras sea beneficiarte de las rebajas fiscales, tendrás que cumplir con un requisito que también necesitas en el caso anterior, y es permanecer en Andorra más de 183 días. Si esto no lo tienes, demostrar que tienes vivienda permanente o un centro de interés económico o vital (residencia familiar). Vivir en Andorra requiere mucho papeleo. Si te animas, no dudes en dejar tu experiencia en los comentarios.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

Artículo anteriorSenderismo en la isla de Mallorca: el GR 221.
Artículo siguienteUn recorrido en coche por Alicante
Redactora Jefe, periodista de corazón y pasión, con infinitas ideas en constante ebullición. Sobre todo, es la que cuida a los clientes para facilitarles su participación en nuestra revista de viajes y turismo por España y Portugal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.