Inicio Miscelánea Abogados de tarjetas revolving, recuperan los intereses de tus tarjetas de crédito

Abogados de tarjetas revolving, recuperan los intereses de tus tarjetas de crédito

1004
0

Es innegable que muchos productos financieros tienen unas condiciones buenas. Sin embargo, otros pueden convertirse en un dolor de cabeza constante. Este último caso es el de las tarjetas revolving.

En los últimos años se han multiplicado los casos con los que tratan los abogados tarjetas revolving. Antes de profundizar en la labor que desempeñan este tipo de profesionales a la hora de llevar a cabo una reclamación, es fundamental entender exactamente qué son dichos productos financieros.

Abogados de tarjetas revolving
Abogados de tarjetas revolving

Tasa Anual Equivalente considerada usura

La jurisprudencia respecto a las tarjetas revolving lo deja bien claro: si el interés notablemente superior al normal del dinero puede llegar a considerarse usura.

Y no es para menos, ya que el porcentaje de TAE en ocasiones ronda los veinticinco puntos o incluso los supera. Así pues, no es de extrañar que muchos clientes acaben viéndose sumidos en una insolvencia de la que es realmente difícil salir. Pero, ¿cómo se llega a tal punto?

En primer lugar el usuario se ve atraído por la tarjeta revolving, la cual le permite llevar a cabo todo tipo de compras aplazando cada pago. No importa si se trata de la compra semanal o mensual en el supermercado, la adquisición de un electrodoméstico, una reparación en el taller, etcétera. En cualquier caso, los importes se van fraccionando y aplazando para hacer frente a ellos más adelante.

Sin embargo, la sorpresa empieza a llegar en forma de un abono pendiente que es muy superior al inicialmente previsto. Ello es fruto de los intereses, los cuales son desorbitados.

Al hacer cada compra con una modalidad que recuerda a la de los minicréditos, el TAE alcanza niveles desproporcionados. Fraccionar pagos puede derivar en pagar muchos intereses.

Los créditos que se destinan al consumo, en líneas generales, suelen rondar un porcentaje de interés de siete puntos. Dicha cifra nada tiene que ver con los veinticinco o incluso más que han llegado a declararse nulos.

En efecto, incluso el propio Tribunal Supremo tuvo que poner cartas en el asunto. Concretamente lo hizo en marzo del año 2020, determinando que una tarjeta revolving con unos intereses del 27 por ciento era usura con todas las letras.

Si bien es cierto que esta jurisprudencia juega a favor de quienes cometieron el error de contratar una tarjeta revolving e ir acumulando deuda hasta que pasó a ser inasumible, reclamar de manera efectiva exige tener muchos conocimientos sobre el ámbito jurídico y financiero.

Motivos por los que es necesario un abogado experimentado

Por mucha jurisprudencia que haya, son muchas las entidades que tienen a su disposición a abogados contrastados que harán todo lo posible para que acabes viéndote obligado a pagar la deuda contraída. Por suerte, la situación es muy distinta recurriendo a un abogado que tenga una dilatada trayectoria a sus espaldas.

El 98 por ciento de los casos que son tratados por este tipo de abogados son sinónimos de éxito. Es decir, la tarjeta pasa a anularse por completo sin verse en la obligación de hacer frente a unos intereses que eran del todo desproporcionados.

Una situación que a nivel económico era inasumible pasa a ser mucho más llevadera, sin necesidad de haber tenido que pagar previamente al abogado. Y es que algunos expertos en la materia cobran honorarios a éxito.

Es decir, solo si tu tarjeta revolving es anulada y no tienes la obligación de abonar los intereses deberás pagar al abogado. Como es de esperar, quienes acaban teniendo que abonar los honorarios a su propio abogado lo hacen con una sonrisa de oreja a oreja, sabiendo que ello significa que el caso ha sido ganado.

Y es que no solo se obtiene el resultado positivo que acabamos de comentar. Por si fuera poco, aquello que se fue pagando de más en forma de intereses pasa a recuperarse íntegramente. Ello sería prácticamente impensable si no se dispusiera de los conocimientos y la experiencia de un buen abogado especializado.

A todo lo ya comentado hay que sumar otros aspectos que no pueden pasarse por alto. Es necesario contratar a un abogado porque ello también supone acabar con los embargos que tanto preocupan a quienes se ven asediados por las deudas que generan las tarjetas revolving.

Las consultas son gratuitas, así que no dudes en recurrir a la ley de la segunda oportunidad explicándole tu caso a un abogado especializado como los de Reclama Por Mí. En poco tiempo el problema habrá sido solucionado por completo, poniendo fin también a las incesantes llamadas solicitándote el abono de la deuda.

Artículo anterior5 consejos para elegir un buen profesional de servicios para el hogar
Artículo siguienteLavapiés celebra el Día Mundial de la Tapa con croquetas exclusivas a un euro y un showcooking de Rebeca Hernández

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.