informaciondeturismo
 Luis Medina

Las Merindades y Tierras de los Velasco

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

En busca de los orígenes de Castilla. Las Merindades y Tierras de los Velasco es como una Castilla en miniatura, en donde es posible reconocer sus raíces.

MerindadesLas Merindades es la cuna de Castilla, el corazón de las tierras de Burgos, y como apuntara Azorín: “… de todas las regiones naturales de España es una de las más bonitas”.

Estas tieerras forman una comarca que se extiende por el tercio septentrional de la provincia de Burgos. Una privilegiada encrucijada biogeográfica en la que se alterna, una sucesión inagotable de montañas, valles, bosques, ríos, cascadas, cuevas y desfiladeros. Un tierra siempre verde en la que el hombre ha dejado su impronta desde los más remotos tiempos prehistóricos y en la que se ocultan decenas de pueblos repletos de abundantes recursos patrimoniales, antiguas tradiciones y una hospitalidad sin límites. En definitiva: una región seductora.

Una mágica atracción que dirige este recorrido hacia el encuentro con los Orígenes de Castilla. Son precisamente los dominios del Ebro los que conducen los pasos hacia Poza de la Sal, bajo la protección de su castillo que se alza sobre una gran peña y rodeado de las murallas medievales que aún se conservan. El entrado a la disposición de sus calles es un modelo de excepción de la arquitectura rural castellana. De nuevo, las veredas buscan el curso del río Ebro, entre impresionantes desfiladeros y montañas, hasta alcanzar Oña.

merindades burgosOña es una villa de calles empinadas en trono a su noble plaza con soportales y la preciosa iglesia gótica de San Juan. Mas, todo el pueblo se halla cobijado bajo un impresionante edificio: el monasterio de San Salvador, quizá el más representativo de los primeros años de Castilla.

Es un monasterio y una fortaleza. En él están enterados los primeros condes castellanos, como Sancho García de Castilla y Sancho el Mayor de Navarra. Se llega al conjunto de los edificios a través de dos escalinatas. La fachada es en parte barroca, pero la iglesia es de un gótico espectacular, con retablos y capillas cubiertas de rica decoración. El coro es también una preciosa muestra de gótico y el claustro, construido, y el claustro construido por Simón de Colonia, es un prodigio de filigrana, que en su segundo piso mezcla con acierto el gusto gótico con el equilibrio del renacimiento. Todos los años, a mediados del mes de agosto, el pueblo vive intensamente durante unos días la historia de la villa, escenificando en la iglesia del que fuera una de los más importantes monasterios de Castilla las gestas de su brillante pasado. El conde Sancho García, Almanzor, el rey Vermudo e León, Sancho el Mayor de Navarra, el Cid y toda una fastuosa corte de los reinos hispanos del siglo XI toman vida en las representaciones medievales.

Siguiendo el camino trazado por el curso del Ebro, y tras cruzar Valdenoceda se encuentra Villarcayo. En pleno corazón de las montañas cantábricas, donde se refugiaron los cristianos tras la invasión árabe del siglo VIII. Villarcayo fue cabeza de las Merindades de Castilla. Aquí, en las casas nobles de la villa, se exponen los escudos de los primeros señores castellanos.

merindades friasAl lado de Villarcayo está Medina de Pomar, castillo fuerte de los duques de Frías, con el alcázar o castillo de los Velasco, la Vera Cruz, San Francisco, Santa Clara, y sus típicas calles, con multitud de mansiones nobles. En Santa Clara, edificio de factura gótica, se guarda una interesante colección de tablas flamencas, un cristo yacente de Gregorio Fernández y un precioso retablo, a parte de la fábrica gótica. También en su interior se encuentran los sepulcros de los Condestables de Castilla.

Desde aquí, continúan amenizando el recorrido unos paisajes realmente bellos, hasta encontrar al abrigo de las montañas la localidad de Espinosa de los Monteros, poblado de casas fuertes y torres almenadas y con el castillo de los Velasco, Duques de Frías, de igual importancia que la de Medina de Pomar, que domina todo el caserío. Interesante es también el palacio del Marqués de Chiloeches, la iglesia parroquial y la de San Nicolás, con un magnífico retablo gótico. Los hidalgos de Espinosa de los Monteros, desde la más alta edad Media hasta época moderna, tenían el privilegio de constituir la Guardia Real que custodiaba al Rey durante la noche como premio a su secular fidelidad a los Reyes de Castilla.

merindades monumentosEl recorrido paisajístico busca ahora el curso del río Cadagua hasta Villasana de Mena, un entorno maravilloso, entre montañas y arroyos, entre robles, nogales, castaños y una gran riqueza de árboles frutales. Por un paisaje donde el viajero se topará con amables y bellos edificios románicos. Ya, hacia el sur, nuevo en las proximidades del Ebro, se encuentra Trespaderne, desde, donde tras descender un poco por la ribera izquierda del río, el itinerario lo cruza para llegar alcanzar otro hito importante del camino: Frías.

Frías, de nuevo en tierras de los Velasco, sorprende por su elegantísimo puente, su invencible castillo y sus calles medievales. Es una de las más antiguas ciudades castellanas. El puente romano dispone de una garita torreada, donde en otro tiempo los Velasco cobraban el peaje. El castillo se alza sobre un peñasco impresionante, en cuyo punto más alto se alza su torre principal, para descender luego cobijando las casas del pueblo, con soportales y solanas, alineadas en la calle principal.

Pueblos de las merindadesCómo llegar:
Las Merindades es una comarca natural claramente delimitada, que ocupa el tercio norte de la provincia de Burgos en la Comunidad Autónoma de Castilla y León. La componen 27 Municipios: Alfoz de Bricia, Alfoz de Santa Gadea, Arija, Los Altos, Berberana, Cillaperlata, Espinosa de los Monteros, Frías, Junta de Traslaloma, Junta de Villalba de Losa, Jurisdicción de San Zadornil, Medina de Pomar, Merindad de Cuesta Urria, Merindad de Montija, Merindad de Sotoscueva, Merindad de Valdeporres, Merindad de Valdivielso, Oña, Partido de la Sierra en Tobalina, Trespaderne, Valle de Losa, Valle de Manzanedo, Valle de Mena, Valle de Tobalina, Valle de Valdebezana, Valle de Zamanzas y Villarcayo.

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Turismo Rural en Sierra Nevada

casas-rurales-venta-de-los-herradores

Vacaciones en la Costa Brava

cala-montjoi_publicidad

Turismo Rural y Aventura en Asturias

Hotel & Spa Villa de Mestas