informaciondeturismo
 Luis Medina

Cádiz, entre el océano y el mar

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

La Tacita de Plata, como es popularmente conocida esta provincia andaluza, es un rincón de turismo, consecuencia ésta de su rica historia, su patrimonio artístico y monumental, su gastronomía, su artesanía, sus playas, sus fiestas y el carnaval, su clima y condiciones naturales.

La historia de Cádiz, entre el océano y el mar, o Gadir, se remonta a tiempos de fenicios y cartagineses, cuando hicieron de ésta su base de operaciones comerciales entre el mar Mediterráneo y el Atlántico. Con el tiempo, los romanos configuraron Gades, una de las provincias de mayor actividad de Hispania.

El esplendor del que disfrutaban se vio asolado por la decadencia del poder godo, ya que estos desvincularon la actividad comercial de la región. Tras la batalla de Guadalete en el año 711, Cádiz pasará a ser dominio de los musulmanes, con los que vivieron una época de pocos avances.

cadiz

Fue Alfonso X el Sabio quien la sacó de esta oscuridad, haciéndola renacer en lo referente a la economía, la política, la sociedad y el urbanismo, el cual ha tenido un gran avance hasta el siglo XIX. De esta forma en la actualidad nos podemos acercar a la influencia genovesa y veneciana adoptada, y disfrutar de plazas y jardines, sin olvidarnos de edificios de gran riqueza, tanto religiosos como civiles, pero sobretodo de carácter militar, en lo que a toda la provincia se refiere.

Desde antiguo Cádiz ha sido relevante por sus puertos, lo que la han definido por su situación estratégica entre el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico. Destacar que de aquí partieron en época colonial algunos conquistadores, de entre ellos, Cristóbal Colón, lo que la trajo ventajosas consecuencias.

Qué visitar
Museo Catedralicio de Cádiz. Se encuentra ubicado en la Casa de Contaduría, edificio que está asentado sobre la cávea del Teatro Romano. Es un conjunto compuesto de varios elementos aglutinados en torno a la torre de la Catedral Vieja de Santa Cruz.

Castillo de Santa Catalina. Esta construcción de finales del siglo XVI se debe a las órdenes del monarca español Felipe II, tras un ataque anglo-holandés a las costas gaditanas, para reforzar la cara norte de la ciudad. A aquellas obras hay que sumarle las que realizara Carlos II en el siglo siguiente, cuando se construyeron la Capilla de Santa Catalina de Alejandría y la Purísima Concepción y la sacristía de esta fortaleza. Este conjunto fue utilizado como prisión militar en el siglo XVIII, cuyas mazmorras pueden ser visitadas, aunque en la actualidad el castillo está siendo protagonista de un proceso de restauración.

cadiz-2

Museo Centro Cultural Municipal Reina. El edificio, que es una verdadera joya de su época, destaca en sus fachadas por su aspecto clásico, equilibrado y monumental. En su momento se acogieron siete residencias o viviendas de ingenieros militares.

Museo las Cortes de Cádiz. Se inauguró en 1912, en la conmemoración del centenario de la aprobación de la Constitución de Cádiz, en un edificio contiguo al Oratorio de San Felipe Neri, que fue donde estuvieron las Cortes reunidas elaborando el texto. Cuenta con recuerdos de la época, retratos, etc. Una pieza estrella de este museo es la maqueta de Cádiz, realizada en el siglo XVIII.

Iglesia de San Antonio. Finalizado en el siglo XVII, este templo barroco situado en una gran plaza de la ciudad, ha sufrido una importante restauración, tanto en el interior como en el exterior, en el siglo XIX. Es importante el conjunto de obras de arte que aloja en su interior.

Puertas de Tierra. También conocido como Frente de Tierra o Puertatierra, este lienzo que une los baluartes del siglo XVIII de San Roque y Santa Elena de Cádiz, hace alusión al acceso a la ciudad, poniendo en común su parte antigua y nueva. En realidad fue en la antigüedad parte de la muralla de la localidad. Durante los años cuarenta se abrieron en este muro dos arcos para facilitar el tráfico.

Plaza de las Flores. Desde la plaza de la Catedral, y tomando la calle Compañía, se llega a la siempre bulliciosa plaza de las Flores, lugar de encuentro de muchos gaditanos, y una buena oportunidad para deleitarse con un café con churros.

Plaza de España Monumento a Las Cortes. Cercana al puerto encontramos este emblemático lugar de Cádiz, que articula varios edificios de la ciudad. Su construcción tuvo lugar después de haber sido derribada la muralla, cuando se amplió la plaza del Carbón.

Alameda Apocada. Paseo configurado a principios del siglo XX, que nos ofrece un bello espacio gaditano donde disfrutar de increíbles recorridos ajardinados y empedrados.

Baluarte Candelaria. Esta construcción amurallada se construyó sobre una roca en el siglo XVII para la defensa de la entrada marítima del lado noroeste de la ciudad. A lo largo de los siglos ha sufrido varias destrucciones debido a la brutalidad del mar. Los propósitos de esta fortificación han sido muy variados.

Barrio de la Viña. Sobre un antiguo viñedo del Barrio del Nuevo Mundo se distribuyeron dos barrios, el del Hospicio y el de la Palma, los cuales se unificaron en el siglo XIX dando lugar al popular Barrio de la Viña, donde se celebra de manera extraordinaria uno de los acontecimientos de la ciudad, el Carnaval.

Barrio del Pópulo. En el primitivo núcleo poblacional, el actual barrio del Pópulo, aún se conservan las tres puertas de acceso de sus murallas, los llamados Arcos del Pópulo, de la Rosa y de los Blancos.

Castillo de San Sebastián. Situado en una pequeña isla en unos de los extremos de la playa de la Canaleta, divisamos esta fortificación que defendía la cara norte de la ciudad. Fue en el siglo XV cuando se construyó sobre sus restos una ermita dedicada a este santo de mano de los venecianos. Pero fue en el siglo siguiente cuando se comenzó la reconstrucción de este recinto amurallado, dándole la función de faro para los marineros.

Centro la Canela. Un nuevo espacio dedicado al arte, el cine, la música y todo lo relacionado con las propuestas más vanguardistas.

Convento de Nuestra Señora del Rosario y Santo Domingo. Iglesia barroca de mitad del siglo XVII, cuyo claustro se construyó a principios del siglo XVIII, de la que destacan sus yeserías y relieves, además de su retablo mayor. Este templo alberga en su interior la figura de la patrona de la ciudad, la Virgen del Rosario.

Hospital de Mujeres. Edifico del siglo XVII ubicado donde anteriormente había algunas casas dedicadas al cuidado de las mujeres enfermas menos pudientes de la ciudad durante. Organizado entorno a dos patios, separados por una impresionante escalera imperial, tenemos que destacar la decoración típica del barroco andaluz (yeserías y azulejos).

Iglesia de Santa Cruz. En el barrio del Pópulo, sobre lo que fue una antigua mezquita, se levantó esta parroquia que en su día fue la catedral de la ciudad. De ahí que también se la conozca como l a Catedral Vieja. Las obras de esta edificación se finalizaron a principios del siglo XVII, y de ella es destacable el campanario, el cual está separado del edificio del templo.

Monumento a las Cortes de Cádiz. Está emplazado en la Plaza de España de la ciudad, haciendo un homenaje al centenario de la Constitución de 1812, también conocida por La Pepa, por haberse promulgado el día de San José.

Museo Cádiz. Como tantos otros, el Museo de Cádiz surge como un museo de pintura tras la desamortización de Mendizábal para preservar el patrimonio artístico que se estaba perdiendo.

Museo Capilla Nuestra Señora del Pópulo. La Real Capilla de Nuestra Señora del Pópulo se levanta sobre la primitiva Puerta del Mar de la cerca medieval gaditana.

Museo Capilla Santa Cueva. Fundado como oratorio para ejercitantes, este oratorio de Cádiz del siglo XVIII consta de dos estancias, una superior o capilla alta, de extraordinaria riqueza y luminosidad, y otra subterránea o capilla baja de mayor austeridad y recogimiento, con un calvario de mármol obra de Vaccaro y Gandulfo. En la capilla alta se pueden contemplar, entre otras obras destacadas, tres lienzos de Goya. El oratorio, inaugurado en 1796, es una de los máximos exponentes de arquitectura neoclásica religiosa en Andalucía.

Oratorio de San Felipe Neri. Templo de finales del siglo XVII que fue sede de las Cortes de España, momento en el que se forjó la primera Constitución del país. De esta iglesia barroca tenemos que remarcar la importancia de la pieza pictórica del Altar Mayor, representación de la Virgen de la Inmaculada Concepción, una obra de Murillo, así como la planta elíptica que presenta en s interior. En el año 1907 fue declarado Monumento Histórico Artístico.

Plaza de Abastos. Durante el mandato de Ramón de Carranza en 1928, el arquitecto sevillano Juan de Talavera llevó a cabo la transformación de la plaza de abastos.

Plaza de Mina. Su nombre viene dado por el miliciano de la Independencia D. Francisco Espoz y Mina. Está asentada sobre terrenos de los franciscanos, más concretamente sobre el huerto y la enfermería de su convento.

Plaza de San Antonio. Plaza de Cádiz de 75 m2 de singular importancia histórica y monumental. En un tiempo fue el llamado Campo de la Jara, de mayores dimensiones que la actual plaza. Se encontraba en las afueras de la ciudad, en donde se erigía la ermita de San Antonio que con el paso de los años se transformó en Iglesia, dándole nombre al la actual plaza.

Plaza del Mentidero. La Plaza del Mentidero es una pequeña plaza de Cádiz, destacada actualmente como espacio estrechamente ligado al carnaval.

Teatro Romano. Descubierto de manera casual a finales del siglo pasado, cuando se incendiaron unos almacenes, este teatro romano fue datado en el siglo I a.C., siendo considerado uno de los mayores de esta tipología.

Torre Poniente. Recientemente se nos ofrece la posibilidad de disfrutar de unas vistas inolvidables de la ciudad desde el campanario de la catedral. Esto es posible gracias a una rampa por la que subimos una de las torres de la fachada de este edificio religioso, cuya altura no deja de sorprendernos.

Torre Tavira. Torre vigía del siglo XVIII que forma parte del Palacio barroco de los Marqueses de Recaño. Su primer centinela fue D. Antonio Tavira, de ahí su nombre. Debido a ser el lugar más alto de la ciudad se convirtió en la torre de vigilancia oficial del puerto de la ciudad. Hoy aquella casa palacio es la sede del Conservatorio Municipal de Música, mientras que la torre es un observatorio turístico.

cadiz-3

Alrededores, rutas y espacios naturales
Parque Natural de la Bahía de Cádiz. A escasos tres kilómetros de la ciudad se encuentra este excepcional paraje protegido del que participan las localidades de Cádiz, El Puerto de Santamaría, Puerto Real, Chiclana y San Fernando. Un singular espacio natural de dunas, acantilados y bellas playas.

Parque Natural de los Alcornocales. Uno de los bosques mediterráneos más extenso y mejor conservado de toda la península Ibérica.. Cubre las cumbres, laderas y montañas de la sierra del Aljibe, al norte de Gibraltar.

Puerto Real. El municipio podría dividirse en dos zonas. La zona marítima que es donde se encuentra la ciudad o núcleo principal y está situada justamente mirando al interior de la Bahía de Cádiz. La zona interior o de campiña, que es la que abarca la mayor extensión. Una buena parte de este término municipal es Parque Natural de la Bahía, que se caracteriza por sus marismas y abundancia de aves migratorias. También dispone de una cantidad importante de esteros que se utilizan como técnica artesanal de piscicultura; así mismo, tiene pinares dignos de mención, tales como Las Canteras, la Algaida o la Dehesa de la Yegua, debido a ello Puerto Real suele denominarse, el pulmón verde de la Bahía.

Ruta América. Este itinerario une los monumentos más relevantes de las ciudades de Cádiz, El Puerto de Santa María y Sanlúcar de Barrameda, por su estrecha relación con el descubrimiento de América y el comercio de ultramar.

Ruta por los pueblos blancos de Cádiz. Arcos de la Frontera – El Bosque – Grazalema – Zahara – Algodonales – Villamartín y Bornos. En torno a la sierra de Grazalema, bellos pueblos de casas encaladas adornadas con flores.

Marismas de Río Palmones. Se encuentra al sur de la provincia, en la bahía de Algeciras. Paisaje formado por dunas de litoral y marismas, que crean una zona húmeda de gan importancia para las aves migratorias.

Playa de los Lances. Se extiende desde Tarifa a Punta Palomas. Excelente playa de fina arena blanca en la desembocadura del río de Jara.

Acantilado y Pinar de Barbate. En las localidades de Barbate y Vejer de la Frontera. Gran acantilado de bosque de coníferas e interesantes ejemplares de aves.

Gastronomía
En las mesas de Cádiz está siempre presente el marisco y los pescados de la bahía, también la dorada, la urta y los boquerones. La elección más preciada es el “pescaito frito”, siempre presente en las freidurías y restaurantes. Entre las frituras: la urta a la roteña y el cazón en adobo. La caballa asada, el picadillo de tomate con cebolla y pimiento y la tortilla de camarones completan las opciones culinarias gaditanas. Para los postres reservan su conocido turrón hecho con mazapán y frutas.

Fiestas
Carnavales de Cádiz. En Febrero. Fiestas declaradas de Interés Turístico Nacional. Toda la ciudad se vuelca en un jolgorio constante. La fiesta dura desde el Domingo de Cuasimodo, antes de la Cuaresma, hasta el de Piñata. Divertidos y muy reñidos concursos de coros, comparsas y chirigotas.

Semana Santa. Como en otras capitales andaluzas, la Semana Santa se vive con especial devoción. El Jueves Santo sale la querida Hermandad de los Afligidos, que sale de la Parroquia de San Lorenzo.

Corpus Christi. Celebración religiosa con la solemne procesión de la custodia del siglo XVIII, obra de Antonio Suárez.

Quema del Juanillo. Se celebra en distintas barriadas de la ciudad el 24 de junio. Es tradicional la quema de “Juanillo”, muñeco construido con trapos y ropa vieja.

Festival Internacional de Teatro. Esta convocatoria tiene lugar en los meses de otoño.

Datos prácticos:
Situada en el extremo Sur-Occidental Europeo, en la costa del Océano Atlántico. Cádiz ciudad se enclava en la Bahía de Cádiz, compuesta por los municipios de San Fernando, Puerto Real, Chiclana, Puerto de Santa María y Cádiz. El magnífico puente sobre la bahía da entrada a Cádiz moderno y evita un buen número de kilómetros para llegar a la ciudad. Por carretera dispone de excelentes comunicaciónes con la vecina Málaga, Jerez de la Frontera y con Sevilla por la A-4.

Oficinas de Turismo de Cádiz
Oficina Municipal de Turismo. Plaza San Juan de Dios, 11. Tel.: (+34) 956 241 001
Delegación Provincial de Turismo. Calle Jacintos, 4. Tel.: (+34) 956 008 450
Oficina de Turismo. Calle Nueva, s/n. Tel.: (+34) 956 258 646
Patronato Provincial de Turismo. Avda. Ramón de Carranza, 11-12. Tel.: (+34) 956 240 162

 

 

Sin Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Turismo Rural en Sierra Nevada

casas-rurales-venta-de-los-herradores

Vacaciones en la Costa Brava

cala-montjoi_publicidad

Turismo Rural y Aventura en Asturias

Hotel & Spa Villa de Mestas