www.revistaiberica.com
Revista de Turismo, Viajes y Vacaciones

Alta en Guías | Contactar | Suscríbete Gratis

ESCALADA AL NARANJO DE BULNES

De viaje por...

Escalada al Naranjo de Bulnes
Vía Sur o Directa de los Martínez

Constituye la manera más rápida y sencilla de alcanzar la cumbre de este maravilloso monolito de caliza. Es sin duda la más repetida del Urriello (y la más concurrida). Escalada sencilla y disfrutona. Realmente es una variante de la vía Víctor, (padre de los míticos guías Alfonso y Tomás Martínez), que realiza la tercera ascension al Picu tras Pidal-Cainejo y Schulze y que es además el primer guía del Naranjo. 
Por José Luis Núñez

Descripción
L1: (15 m, V-): Es un largo “corto”. Sale por unos tubos de órgano o canalizos. El paso más difícil se encuentra a unos 2 ó 3 metros del suelo. Es muy corto, y se protege bien con un friend tamaño mediano (del 3-4). Un poco de decisión y fácil (aunque habría que ver ese pasete por ahí arriba). Subimos hasta el nicho que se encuentra algo a la derecha donde alcanzamos la 1º reunión.

L2: (40 m, IV): hacer una breve travesía a la derecha para apoyarnos en una vira algo lavada y subir por unos canalizos muy buenos. También se puede salir recto, aunque por lo visto sale ligeramente más difícil (V). Ir escorándonos poco a poco a la derecha, donde iremos encontrándonos hasta tres clavos y algún cordino viejo. Es fácil saltarse algún clavo, aunque el largo se protege bien con algún empotra pequeño y sobre todo con cordinos. Hay alguna tirada larga entre seguros, pero los cazos son impresionantes y los canalizos buenos. Subir hasta alcanzar un nicho cómodo al pie de una fisura-diedro que es  la base de la gran lastra central (R2).

L3 (30 m, III): ascender recto por una evidente fisura limpia que se protege sin problemas hasta llegar a la reunión R3.

L4 (40 m, IV+): bonito largo que va por tubos de órgano preciosos. Salid ascendiendo en diagonal hasta llegar a una especie de sarcófago donde se encuentra la R4. Si se tira recto y se hace la travesía arriba sale algo más difícil e interesante (V). Hay algunos puentes de roca finos. Escalar esos canalizos de arriba es un placer.

L5 (40 m, III+): placa tumbada con tubos de órgano. Subid un pelín hacia la derecha y seguid una larga canal con un par de nichos entre medias. Se alcanza la R5. Ojo aquí con las piedras. Este largo se puede hacer ya sin cuerda, aunque yo aconsejaría encordarse (por si "aca").

A partir de aquí se puede seguir ya sin cuerda, ya que no hay más reuniones y es fácil (II). Subir hacia una repisa inclinada a la izquierda desde donde sale una canal-fisura por donde se sube bien primero en diagonal hacia la izquierda y luego hacia la derecha hasta alcanzar la cresta cimera por su parte centro-izquierda. Disfrutad del espectáculo de superar con la vista la cresta. UAU!. Desde aquí a la cima el paseo es corto e increíble.

Descenso: Para alcanzar los rápeles de bajada (R5) se puede rapelar desde un cordino pasado a un puente de roca que se encuentra en la parte derecha de la cresta cimera y a unos 4-5 metros de la misma. Al loro, porque ni con 60 metros alcanza la R5, aunque es un destrepe muy fácil. Es casi mejor destrepar desde la cima hasta la mencionada reunión por la canal que se encuentra en la parte centro-izquierda de la pared. Con cuerdas de 60 metros en tres rápeles bajas directamente, saltándote la 3º y 1º reunión (justito, pero llega bien). Con cuerdas más cortas hay que hacer todos los rápeles. Realmente es más conveniente bajar por los rápeles situados a unos pocos metros a la izquierda de las reuniones (opción sólo para cuerdas de 60 metros), evitando las aglomeraciones en las reuniones así como la caída de piedras, que por cierto, es muy frecuente. Con sólo 1 cuerda de 60 metros habría que hacer reuniones de fortuna, y no triunfa. No quitarse el casco hasta estar algo alejado de la pared. Paseo hasta Vega Urriello (30 min.). Siguiendo la base de la pared por la canal es más corto, aunque hay que bajar con algo más de cuidado.

--------------------------------------

Constituye la manera más rápida y sencilla de alcanzar la cumbre de este maravilloso monolito de caliza. Es sin duda la más repetida del Urriello (y la más concurrida). Escalada sencilla y disfrutona. Realmente es una variante de la vía Víctor, (padre de los míticos guías Alfonso y Tomás Martínez), que realiza la tercera ascension al Picu tras Pidal-Cainejo y Schulze y que es además el primer guía del Naranjo. Es una vía preciosa, que (si no fuera por el griterío en el anfiteatro debido a la romería que se organiza en la sur en numerosas ocasiones) nos remonta a principios de siglo, y por la que, como todas las vías históricas del naranjo, hoy se sube con humildad y admiración a los primeros ascensionistas, que subían (y bajaban) sin cuerda y en alpargatas (hay que echarle). Sencillamente preciosa; una manera disfrutona de subir una de nuestras montaña más esbeltas, sin duda la más emblemática y más cargada de historia.
El trazado es prácticamente directo, con lo que se evita en gran medida los péndulos del segundo de cuerda en caso de caída. Se sube escalando hasta el anfiteatro sur; el resto, debido a su baja dificultad (II) se hace sin cuerda (es una trepada fácil, eso sí, no te despistes).

Acceso: Para alcanzar la base de la vía hay que darse un apretón de 1 hora desde el Refugio de Vega Urriello por la canal de la Celada. Hacérsela en el día desde Sotres o Pandébano es otra posibilidad si no queremos hacer noche en el Vega Urriello, alternativa ésta mucho más agotadora (no aconsejable). La canal de la Celada es mejor subirla por el lado izquierdo. Por el lado derecho existe una posibilidad, algo más directa aunque es más empinada e incómoda debido a la gran cantidad de piedras sueltas por la canal estrecha a pie de pared (opción más rápida para bajar). Alcanzar la base de la vía a la altura de una pendiente rocosa escalonada de color blanco, más o menos por la mitad de la cara sur e inmediatamente a la izquierda de unos abombes extraplomados amarillentos situados bajo un cómodo nicho oscuro que constituye la primera reunión, que se ve unos 15 metros más arriba y algo a la derecha. Conviene estar con el casco ya puesto a pie de vía, ya que al coincidir las reuniones con los rápeles de bajada suelen caer bastantes piedras.

Equipamiento: las reuniones son muy buenas (son los rápeles de bajada). No hay nada entre medias, salvo algún clavo (que viene muy bien) y que no es difícil saltárselo, ya que el trazado de la vía no es fácil seguirlo. Las posibilidades de aseguramiento natural son numerosas.
Longitud: En total son unos 150 metros de escalada disfrutona, más la trepada final desde el anfiteatro a la cima (otros 100 metros aprox.).
Horario: si no hay nadie en la vía (raro), de 2 a 3 horas hasta la cumbre. Como haya mucha gente (cuidadín los findes), puedes pasarte en la vía bastante más.
Material: 8-10 cintas, fisureros y friends variados (tamaños medios), cordinos para los numerosos puentes de roca (a veces es lo único que hay), algunos finos y largos. Casco casi imprescindible, sobre todo si hay gente por arriba.
Bibliografía (Urriello):
M.A. Adrados-Jerónimo López: Los Picos de Europa, excursiones, ascensiones, escaladas, travesías. Tomo 1 (Macizo Central).1988.
M.A. Adrados: Escaladas selectas en la Cordillera Cantábrica. 1996.
Desnivel nº 132 Especial Naranjo.



 

Direcciones
 

© Editorial Ocitur, S.L
Doña Francisquita, 8. 1ª Planta. 28041 Madrid