www.revistaiberica.com
Revista de Turismo, Viajes y Vacaciones

 Añadir nuevo establecimiento  |  Contactar  |  Suscripción Newsletter |                                                                                                                                                   

 | Agencias | Aerolíneas Oficinas de Turismo  |  O. T. Exterior  |  O. T. del Extranjero  |  Museos Ibérica Natural  |  Fiestas  |  Ciudades  |  Nombre propio  | Fotografías Cursos |

  | Inicio |  | Rutas y destinos |  | Gastronomía |  | Turismo Hoy | Rural |  | Turismo y Aventura |  | Viajes por el Mundo |                                                    Guías Prácticas

Rutas y destinos por Extremadura


Las Villuercas, paisaje humano


Tan sólo una pequeña incursión por Las Villuercas es suficiente para apreciar su riqueza natural. Tal vez el carácter afable y tranquilo de sus vecinos, el cariño por la tierra en la que habitan, sea el mejor secreto para mantener estos lares en estado salvaje. Igual que sus montes y sus iglesias, su castillo, su monasterio y sus calles, las tradiciones de esta particular comarca cacereña se hallan vigentes en todo su esplendor. Por ello, sus gentes son el más preciado.

Redacción © revistaiberica


Bordadora frente al Monasterio de Guadalupe. Las pinturas de los Guadarranques o los abrigos del embalse de Cancho del Fresno se exhiben como primera muestra del asentamiento humano por estos pagos iniciado en tiempos prehistóricos. Pero, ambos, son tan sólo una pequeñísima visión de la riqueza rupestre de la comarca cacereña de Las Villuercas. Un territorio inexplorado, cuidado con sumo mimo por sus habitantes, cuyo mejor legado es el buen hacer y el respeto por su tierra, por su fauna, por su flora y por los viejos oficios que continúan en plena vigencia gracias a la savia nueva de generaciones venideras. Las Villuercas saben a miel, a queso y a vino; huelen a acebo, a quejigos, a fresnos, a saucos y, especialmente a loros, un árbol de la era terciaria del cual quedan muy pocos ejemplares en la Península Ibérica.

Vendedoras de productos gastronómicos artesanales en la plaza de Guadalupe. La mejor guía para el viajero está en las tardes de verano; en las sillas de enea sobre las que reposan traseros de frentes arrugadas cuyas líneas revelan cientos de leyendas, de historia que sigue transcurriendo en manos cargadas de años de labor; en dedos que siguen trabajando el ganchillo, el punto o el bordado o que, simplemente, sostienen una garrota. Así, la plaza mayor de Guadalupe, con sus calderos, con sus bordados, con sus cestas, sus quesos, su vino y su miel deja entrever el carácter artesanal de esta comarca. Por ello, para comprender esta tierra que se deja querer a primera vista, no hay nada mejor que charlar con sus gentes. Vecinos como Manuel Torrejón, perteneciente a una saga de caldereros, contarán cómo este particular oficio se fraguó en el Monasterio, entonces poblado de monjes jerónimos; bodegueros como Pedro Alonso Diosdado, en Cañamero, revelarán el secreto del vino de pitarra; las manos de Purificación Ferrer tejerán el paciente bordado con el que se ha ido construyendo la comarca; las piezas del belén de Norberto y María exhibirán la fe de todo un pueblo; los dedos de Doña Concha, en Berzocana, a sus noventa años, conformarán todo un tratado de repostería que se convierte en poema de la mano de Luis Pastor.

Subiendo y bajando el pico Villuercas, recorriendo sus senderos, tal vez el viajero se tope con algún pastor que le recomiende acercarse hasta Navezuelas a comprar un queso del que, cuentan, tiene Denominación de Origen. Y, seguramente, con paso tranquilo, a golpe de cayado salten ciervos, jabalíes, corzos y nutrias. Y, a golpe de silencio, posiblemente, se escuche el zumbido de las abejas, el vuelo del buitre negro o el planear del águila imperial. Y, seguramente, al viajero tan sólo le quedará buscar un buen poyo desde el cual poder contemplar.

 

Ofertas de Viajes


Más información de Turismo y Viajes




Las Villuercas, un panal

 Viejos oficios, nuevas manos.

 La urdimbre de Josefa

 El secreto
gastronómico de doña Concha

 La fe de Norberto, el del Belén

 
Bordar para los japoneses

 
Una comarca regada con vino

 Diseño en enea


 
Cestas de castaño sin dientes

 Poemas de Las Villuercas, por Luis Pastor

 La artesanía del  Cobre por Manuel  Torrejón


Localización


Revista de Turismo: 
Andalucía | Aragón | Asturias | Islas Baleares | Islas Canarias | Cantabria | Castilla La Mancha | Castilla y León | Cataluña | Ceuta y Melilla | Extremadura |
Galicia | La Rioja | Comunidad de Madrid | Murcia | Navarra | País Vasco | Comunidad Valenciana | Portugal  | Viajes por el Mundo |

Guía de Viajes: Hoteles | Turismo Rural | Aventura y Actividades | Camping | Turismo y Salud | Restaurantes

Directorios
: Agencias de viajes | Líneas aéreas | Oficinas de Turismo en España | Oficinas de Turismo Exterior | Oficinas de Turismo de España en el Extranjero

Secciones
: Ibérica Natural | Fiestas | Ciudades de España Fotografías de España | Museos

Canales: Gastronomía | Turismo Hoy | Aventura | Turismo Rural |
 

 ©revistaiberica.com Todos los Derechos Reservados  Doña Francisquita, 8 1ª Planta. 28041 Madrid Tel.: (+34) 91 318 07 29    Contactar