www.revistaiberica.com
Revista de Turismo, Viajes y Vacaciones

 Añadir nuevo establecimiento  |  Contactar  |  Suscripción Newsletter |                                                                                                                                                   

   Agencias    |   Aerolíneas   |    Oficinas de Turismo    |    O. T. Exterior    |    O. T. del Extranjero   |   Museos    |   Fiestas    |   Ciudades   |  Fotografías  | 

  Inicio         España y Portugal           Destino Europa            Viajes por el Mundo             Gastronomía             Turismo Hoy               Turismo y Aventura

Viajes Rutas y destinos en Castilla y León



Expresión de una cultura

Juegos y deportes en Castilla y León

Por Juan Carlos Martín Nicolás (*) © revistaiberica
Fotos: David Medina
 



En pasabolos, se debe golpear los bolos con un proyectil, no necesariamente esférico, para enviarlos lo más lejos posible. Para ello, los jugadores se colocan muy cerca de los bolos. En ocasiones se permite un segundo lanzamiento, desde gran distancia.Juego de Bolos
Practicados en el Siglo de Oro español como birlos, adquirieron el término de bolos asimilando el nombre del elemento usado para impactarlos y que, en algunas formas de juego, coincidía con una bola esférica, detalle corroborado por Sebastián de Covarrubias, en 1611, al afirmar que "de bola se dijeron bolos, juego ordinario en España".

El Diccionario de Autoridades (1726) lo describe, sucintamente, adaptado a la generalidad de los juegos practicados por hombres: "Juego bien conocido en España, que consiste en poner sobre el suelo nueve bolos derechos, apartados entre sí como una cuarta, y a veces menos, y formando tres hileras igualmente distantes, y más adelante se pone otro, que se llama diez de bolos; y tirando con una bola desde una raya que se señala, gana los que derriba como pase del diez, porque si se queda antes es cinca, y aunque haya derribado bolos no los cuenta: y desde el paraje donde paran las bolas se birla después".

PasabolosHoy, los juegos de bolos pueden clasificarse según necesiten la precisión en el lanzamiento de la bola (a derribar), o busquen golpear y enviar los bolos lo más lejos posible (de pasabolo). En aquéllos, se pueden realizar dos tiradas diferentes. En la primera, se intenta derribar la mayor cantidad de bolos y que la bola realice determinados recorridos en el suelo para una mayor puntuación. Si la bola, siendo válida, se para en el espacio del birle, se efectua la segunda tirada. En pasabolos, se debe golpear los bolos con un proyectil, no necesariamente esférico, para enviarlos lo más lejos posible. Para ello, los jugadores se colocan muy cerca de los bolos. En ocasiones, se permite un segundo lanzamiento, desde gran distancia. 
Juegos de bolos.- Bolo Leonés (media bola y bola redonda), Bolo Tres Tablones, Bolo Palentino (llano, media bola y femenino), Bolo Ribereño, Bolo Femenino Segoviano, Bolo Burgalés, Pasabolo de Tablón, Bolos Maragatos, Bolos Bercianos y Bolillos.  

La Calva
Fueron, probablemente, los pastores quienes, para distraer los momentos de hastío, colocaban el asta de una res o macho cabrío en el suelo y le lanzaban piedras desde una distancia convenida para tocarla. Extendida en buena parte de Castilla, sobre todo, en Salamanca, Avila, Zamora y Valladolid, actualmente, el jugador lanza sobre la calva (objeto de madera usado como blanco), un cilindro metálico, el marro. Se debe impactar el mayor número de veces en la calva. Varia en Palencia y Zamora, donde utilizan como blanco el cuerno de un animal y, como proyectil, una piedra.

La Llave
Se juega en algunas localidades de El Bierzo (León) como Molinaseca. Practicada en recintos cerrados como las bodegas de los pueblos, el juego utiliza dos elementos metálicos: la llave y los tejos. La primera, un hierro clavado en el suelo que puede tener unas aspas giratorias, se debe tocar con los tejos. El equipo campeón por mayor número de impactos disfruta del porrón de vino o de las viandas apostadas previamente.

La Tanga
Extendido por toda la geografía española, aunque con diferentes nombres. Emplea unas fichas metálicas o tostones, una pieza de madera o tanga y una chapa o moneda que se coloca en la parte superior de aquélla. Los tostones deben derribar la tanga y quedar más cerca de la chapa que ésta de la tanga. Para apostar, todos los jugadores colocan un número igual de monedas encima de la tanga. El orden de tirada se establece por sorteo. Cada jugador lanza tres tostones o pulsos para tirar la tanga y lograr que las monedas queden más próximas a los tostones, en cuyo caso pasan a su posesión. Si no es así, se levanta la tanga, se colocan nuevamente las monedas y lanzan los demás jugadores.

El juego de la rana consiste en realizar varios lanzamientos de precisión.La Rana
Juego de lanzamiento de precisión múltiple, donde se intenta introducir diez fichas o discos de hierro en los múltiples agujeros que existen en la mesa de la rana. Algunos de ellos tienen obstáculos que dificultan la precisión del lanzamiento. Las partidas se celebran a diez tiradas. La rana da cincuenta puntos; el molino, veinticinco; el puente, diez; y el resto, cinco puntos.

El Billar Romano
El billar romano es un juego de bolas. Aunque se cree que procede de los antiguos pasatiempos romanos, realmente recibe tal nombre porque uno de los primeros carteles anunciando un concurso tenía pintado un jugador romano. La actividad se desarrolla en un recinto cerrado, en cualquier época del año. El terreno de juego es octogonal y se encuentra por debajo del nivel del suelo. Consta de una bola pequeña, denominada bili, y ocho bolas (cuatro, blancas y cuatro, negras), que corresponden a los equipos participantes. La puntuación se otorga en función del número de bolas del mismo equipo que queden más cerca del bili, siempre y cuando no haya más próxima ninguna del contrario. Cada bola vale un punto. Casa Marcos (C/ Buscarruidos, 15) y Bar Oviedo (C/ San Juan de las Monjas, 8), en Zamora son lugares ineludibles para disfrutar de este juego.

Lanzamiento de Barra Castellana
"De estas (barras) tienen en los molinos para levantar las piedras de ellos, y los molineros, que de ordinario son hombres de fuerzas, suelen tirar con ellas y hacer apuestas"
. Así refiere Sebastián de Cobarrubias, en 1611, este juego que, en la actualidad, se ha extinguido. Su práctica consistía en el lanzamiento a pecho, desde el pate, de un barra metálica de setenta y cinco centímetros de longitud y cinco kilogramos de peso. El lanzamiento era nulo si la barra giraba en el vuelo por su eje transversal o si salía del terreno marcado. Ganaba el lanzador que conseguía enviarla lo más lejos posible.

La lucha leonesa
Antaño, a las romerías leonesas acudían muchos para no perderse el famoso corro del aluche. La romería se iniciaba con la misa, a la que seguía la relación social, el festejo, la comida, la bebida y una buena charla. Luego, la gente iba al prao, lugar escogido para celebrar los aluches y los bailes. Allí, se formaba el corro, donde tenían lugar los aluches. La gente se sentaba alrededor formando un amplio círculo y, a la voz de "¿Hay quien luche?", se producía el primer reto. A partir de ese momento, salían al corro jóvenes y no tan jóvenes a luchar con el retador. El que era derribado se eliminaba para el resto de los aluches y el vencedor seguía en el corro hasta que fuera derribado.
Actualmente, los luchadores están agarrados al cinturón del adversario e intentan derribarse mutuamente con la intención de que el oponente, al caer, toque el suelo con la espalda. Gana el luchador que consigue sumar más puntos durante el combate.

En la corta de troncos, la prueba consiste en cortar tres o cuatro troncos, colocados horizontalmente en el suelo y sin ninguna sujección, en menor tiempo que el resto de competidores.La Corta de Troncos
Las competiciones de corta de troncos con hachas prácticamente no existen, limitadas a algunos concursos de destreza. En Soria, se realiza en pueblos pinariegos, como Tardelcuende, Quintana (al sur de la capital), Covaleda, Navaleno, Duruelo y San Leonardo de Yagüe (en la Comarca de Pinares), junto con Vinuesa y otros pueblos cercanos de la provincia de Burgos. El entorno se caracteriza por abundantes bosques de pino, principalmente, albar y, también, negral. Por ello, la profesión de leñador o hachero está directamente vinculada con los participantes en competiciones y concursos. Quizás, tenga algo que ver también con los carboneros, aunque apenas existen. La prueba consiste en cortar tres o cuatro troncos, colocados horizontalmente en el suelo y sin ninguna sujección, en menor tiempo que el resto de competidores. La prueba puede ser individual o por parejas.

Hay constancia de esta actividad en Segovia, de donde la Federación de Deportes Autóctonos de Castilla y León recoge un reglamento marcado por la esencia de las pruebas del País Vasco y Navarra. Esta modalidad, se caracteriza por cortar con hacha lotes de madera de indeterminadas medidas en la comparación de lotes, en el menor tiempo posible. Se usa, fundamentalmente, pino. Hay dos formas de cortar: la horizontal (con la madera tumbada y clavada en travesaños para facilitar su corta) y la vertical (el tronco fijado perpendicularmente al suelo).

 





Juegos y Deportes en Castilla y León
La cultura y el juego son dos conceptos estrechamente asociados, ya que no solo se juega, sino que se transmite cultura. La comunidad castellano-leonesa es muy rica en manifestaciones lúdicas y deportivas de carácter autóctono y tradicional.


Las Merindades
y tierras de los Velasco

Una Castilla en miniatura, en donde es posible reconocer sus raíces. Es la cuna de Castilla, el corazón de las tierras de Burgos, y como apuntara Azorín: “… de todas las regiones naturales de España es una de las más bonitas”.


Por caminos de sirga
del Canal de Castilla

El Canal de Castilla recorre las provincias de Burgos, Palencia y Valladolid. Esta compleja obra de ingeniería fue el sistema utilizado para el transporte de mercancías desde Alar del Rey hasta Valladolid y Medina del Río Seco.


Villa ducal de Lerma
La burgalesa villa de Lerma se alza sobre un alto promontorio al que da acceso una gran puerta de carácter militar.


Valladolid,
con mucho gusto, como siempre
Por la provincia de Valladolid, junto a las tradicionales bodegas, viñedos y decanos asadores de leña, hoy coinciden con atrevidas elaboraciones y nuevos productos que están siendo introducidos por jóvenes e inquietos emprendedores.

Burgos, capital castellana del arte gótico
Parada obligada de peregrinos de camino a Santiago de Compostela. Sus monumentos y nobles edificaciones testimonian la relevancia que tuvieron estas tierras y estas gentes en el devenir histórico de España.


La Ruta de la reinas por tierras castellanas
La Ruta de las Reinas, propone la visita a las localidades de Arévalo, Madrigal de las Altas Torres, Medina del Campo, Tordesillas y Simancas.

 


RRevista de Turismo: 
Andalucía | Aragón | Asturias | Islas Baleares | Islas Canarias | Cantabria | Castilla La Mancha | Castilla y León | Cataluña | Ceuta y Melilla | Extremadura |
Galicia | La Rioja | Comunidad de Madrid | Murcia | Navarra | País Vasco | Comunidad Valenciana | Portugal  | Viajes por el Mundo |

Guía de Viajes: Hoteles | Turismo Rural | Aventura y Actividades | Camping | Turismo y Salud | Restaurantes

Directorios
: Agencias de viajes | Líneas aéreas | Oficinas de Turismo en España | Oficinas de Turismo Exterior | Oficinas de Turismo de España en el Extranjero

Secciones
: Ibérica Natural | Fiestas | Ciudades de España Fotografías de España | Museos

Canales: Gastronomía | Turismo Hoy | Aventura | Turismo Rural |

 ©revistaiberica.com Todos los Derechos Reservados  Doña Francisquita, 8 1ª Planta. 28041 Madrid Tel.: (+34) 91 318 07 29    Contactar