www.revistaiberica.com
Revista de Turismo, Viajes y Vacaciones

 Añadir nuevo establecimiento  |  Contactar  |  Suscripción Newsletter |                                                                                                                                                   

 | Agencias | Aerolíneas Oficinas de Turismo  |  O. T. Exterior  |  O. T. del Extranjero  |  Museos Ibérica Natural  |  Fiestas  |  Ciudades  |  Nombre propio  | Fotografías Cursos |

  | Inicio |  | Rutas y destinos |  | Gastronomía |  | Turismo Hoy | Rural |  | Turismo y Aventura |  | Viajes por el Mundo |                                                    Guías Prácticas

Espacios Naturales. Flora y Fauna

<<< Volver a "El toro"


El Campo y las dehesas de Toros

El Nacimiento >>>
El Destete >>>
La Tienta >>>
El Trapío >>>
El Paseo >>>
El Campo y el toro >>>
Poemas del Toro >>>

 

La negra figura del toro ha estado desde tiempos remotos unida al hombre.

El toro se siente dueño y señor en el campo. Y tienen gran memoria, fomentada al darles una vida metódica y rigurosa, igual que si se tratara de un deportista en constante entrenamiento. A las horas de los piensos, por ejemplo, acuden, puntuales, a los comederos, aún a pesar de que no se les lleve comida. Acaso no haya animal más ordenado que el toro.

Al mes de estar en la dehesa, cada uno ha escogido su sitio fijo para echarse, para reunirse, para tomar el sol y para protegerse del viento y del frío. En colectividad, el toro es pacífico, tranquilo, tímido.

EL TORO BRAVO
En palabras del ganadero, el toro bravo ideal es "bajo de manos", de tal modo que, "al mirarlo desde delante, se le descubra la cruz y detrás de ella se vea la penca del rabo". Así, el toro meterá la cara y podrá "hacer con la barbilla un surco en la arena", pues la "altura del toro en su cruz debe ser sólo algo superior a la de la cintura del torero".

Generalmente, revelará "más fuerza mientras más juntas tenga las manos y las patas", ya que, igual que los caballos camperos, "tiene que estar reunido". Cuello largo para facilitar la embestida. Los pitones no deben ser abiertos: "que su cabeza quepa en los faldones de la muleta". Además, ha de ser ancho de pecho, pero no "excesivamente" para que no "pierda agilidad para revolverse".

La edad ideal son cuatro años. Más tarde, será más lento en sus arrancadas y "al torero le será fácil adivinar sus intenciones".
 

Ofertas de Viajes


Más información de Turismo y Viajes







Las pinturas rupestres demuestran que el toro ya existía en España antes de la llegada de los celtas. EL TORO. La negra figura del toro se encuentra indefectiblemente unida al hombre ibérico desde tiempos primitivos. Ocres legados de firmes trazos así lo testimonian en cuevas y abrigos rocosos, donde, antes de que naciera la historia, ya se reflejó la muy particular relación mantenida con el perdido uro. Divinidad o mito, representación de fuerza y fiereza o mimada....
 


Revista de Turismo: 
Andalucía | Aragón | Asturias | Islas Baleares | Islas Canarias | Cantabria | Castilla La Mancha | Castilla y León | Cataluña | Ceuta y Melilla | Extremadura |
Galicia | La Rioja | Comunidad de Madrid | Murcia | Navarra | País Vasco | Comunidad Valenciana | Portugal  | Viajes por el Mundo |

Guía de Viajes: Hoteles | Turismo Rural | Aventura y Actividades | Camping | Turismo y Salud | Restaurantes

Directorios
: Agencias de viajes | Líneas aéreas | Oficinas de Turismo en España | Oficinas de Turismo Exterior | Oficinas de Turismo de España en el Extranjero

Secciones
: Ibérica Natural | Fiestas | Ciudades de España Fotografías de España | Museos

Canales: Gastronomía | Turismo Hoy | Aventura | Turismo Rural |
 

 ©revistaiberica.com Todos los Derechos Reservados  Doña Francisquita, 8 1ª Planta. 28041 Madrid Tel.: (+34) 91 318 07 29    Contactar