Luis Medina

Guía imprescindible para visitar Amberes

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

Amberes, la ciudad natal del genial pintor Pedro Pablo Rubens, es hoy la ciudad que destaca a nivel mundial por su producción de diamantes. Pero es también reconocida por ser capital moderna, en donde el diseño más vanguardista convive con la clásica elegancia de su entramado urbano y con magníficas exposiciones museísticas y un rico patrimonio monumental.

Estos son solo a grandes rasgos algunas de las referencias por las que incluir la capital de Amberes entre nuestro proyectos viajeros más cercanos. Además, la ciudad de de las joyas, de la buena gastronomía, las cervezas y muy animado ambiente, disfruta de unas excelentes conexiones con muchas otras ciudades europeas, que en el caso concreto, desde España mantiene hasta dieciocho conexiones por vía aérea con respectivos aeropuertos y a precios realmente atractivos.

Sin duda, sobran motivos para arrancar una y alguna jornada más disfrutando de un buen café en algunos de sus coquetos establecimientos que se reparten por cada rincón de la ciudad. Merece la pena en este caso pasar a conocer Caffènation, que se ubica en el interior de una casa unifamiliar, llama la atención su singular decoración, que merece la pena disfrutar con tiempo, con un mobiliario de lo más singular por su antigüedad, mientras que en las paredes se expone una variada selección de obras de arte alternativo. En este local es posible degustar, seguramente, una de las más extensas variedades de café del mundo.

Centro histórico
Una vez saciado el apetito matinal, el centro histórico de Amberes invita irremediablemente a disfrutar del paseo para ir descubriendo su rico patrimonio histórico y monumental. Por la ciudad se van sucediendo innumerables edificios que van dando cuenta de su intensa historia, en la que se incluyen referencias de la relación que la ciudad mantuvo con el reinado español hasta el siglo XVIII. Son admirables los alrededores de su Plaza Mayor, sus edificios renacentistas, el Ayuntamiento la inconfundible Fuente de Brabo, que hace referencia a los inicios de la ciudad.

Entre estos se encuentran algunos edificios gremiales que llaman la atención del paseante, entre los que sobresale es especial la Casa de los Carniceros. Aunque la catedral gótica de Nuestra Señora es probablemente el máximo exponente entre sus monumentos y el mayor templo religioso de Bélgica. No en vano su construcción comenzó en el siglo XIV y fueron necesarios dos siglos hasta ver concluida la edificación. Acompañan a la catedral otros de su categoría como la cercana iglesia de San Carlos Borromeo que aún mantiene en funcionamiento un curioso mecanismo sobre el altar mayor que permite intercambiar las pinturas que cuelgan. Continuando el paseo hacia la estación de trenes asaltan la mirada los palacetes y edificios señoriales que abarrotan la calle Mir y sus actuales tiendas de las mejores marcas. Al final, sorprende la construcción de su espectacular Estación de trenes, que asemeja la estampa de un gran palacio, por ello la revista Newsweek la eligió entre las cuatro estaciones más bellas del mundo.

Mas, un vecino y textigo de excepción fue el genial el pintor flamenco Peter Paul Rubens, por lo que, aunque nacido en Alemania, Amberes es la ciudad en la que vivió por más tiempo el genial el pintor flamenco y uno de los pintores barrocos más importantes del norte de Europa. En su Casa museo de Rubens se puede ver como vivía y trabajaba, así como algunas de sus obras mas importantes y permite conocer la vida del genial pintor de los últimos veintinueve años de vida. El edificio es una obra del siglo XVII, por lo que es una visita de interés en sí misma.

Quedan otras exposiciones también imprescindibles como el MAS, junto al río Escalda, el MAS, Museum Aan de Stroom [museo sobre el río] es el lugar donde la ciudad y el puerto se encuentran y el nuevo icono de Amberes, y, además, gratuito. El museo pone el acento en la diversidad cultural de la ciudad, con colecciones que narran su historia, la del puerto y la del mundo, pero además es un monumento arquitectónico en sí mismo, con inmensas moles de piedra arenisca roja traída de Agra (India) que sugieren la idea de contenedores superpuestos, como en el antiguo muelle de carga, y cortinas de vidrio ondulado. Y ya, decididos a visitar museos, el de Arte Contemporáneo es otra visita a tener muy en cuenta en nuestro periplo por el arte.

Otra interesante colección también la muestra su Museo del Diamante, contiene exposiciones de objetos y material audiovisual en los que se explica todo el proceso del diamante desde su extracción a su venta. Y es que el 85% de la producción mundial parte de aquí y también aquí se encuentra algunas de las mejores escuelas donde se enseña el arte del corte, tallado y pulido de las piedras preciosas. Hay también cuatro bolsas e infinidad de comercios que se dedican a esta actividad, regentados en su mayoría por judíos. La mayoría de ellos están alrededor de la Estación Central de trenes.

El mejor chocolate del mundo
Muchos países presumen de ofrecer el mejor chocolate, y entre ellos, claro, Bélgica. Amberes no se queda atrás y compite con Bruselas, entre otras muchas cosas, en ofrecer los mejores chocolates del país… y del mundo. Hay infinidad de tiendas dedicadas a este manjar con magníficas presentaciones y variedades. Como recomendación para su degustación el Palacio de Meir, donde tanto el salón como el dormitorio del gran mariscal de este palacio se han convertido en una tienda espectacular donde adquirir los mejores bombones del mundo.

Y además…
Pero, además de sus referencias artísticas y culturales, igualmente, la ciudad tiene su faceta más lúdica, y también en consonancia con las opciones más vanguardistas en cuanto a la moda del diseño y la moda se trata. Las mejores marcas se da citan en Amberes, concretamente en Wilde Zee y en el barrio de Het Zuid, cerca del Museo de Bellas Artes y de la orilla del Escalda. Antiguos almacenes, y hasta hospitales, han sido convertidos en preciosos almacenes en donde exponen lo mejor de sus creaciones. Es posible disfrutar de una visión de esta trayectoria que ha favorecido a la capital en el Modemuseum de Amberes, conocido cariñosamente como MoMu.

Mucha diversión nocturna
Para terminar de una manera más desenfada, Amberes sorprende por su animación nocturna ofreciendo muchas posibilidades, entre otros, algunos de los más populares: Cocktails at Nine y Petrol y Scheld´Apen, en el muelle sur de la ciudad. Y como no podía faltar, como en otras capitales vecinas, también tiene su lado erótico, de características muy similares a las de Ámsterdan, pero eso ya no es aquí para describir, es para descubrir allí.

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustaría aparecer en revistaiberica.com?

¿Te atreves?

Ven a disfrutar de los Itinerarios más bellos del pirineo

Más propuestas