Inicio Viajes, rutas y destinos por España Cantabria Torres Medievales en Cantabria

Torres Medievales en Cantabria

17
0

Situadas en entornos rurales, encontramos unas cincuenta torres medievales. Todas ellas están repartidas por toda la geografía de Cantabria. Construidas con fin militar-defensivo, en un principio, y como casa-torre, posteriormente, datan en su mayoría de los siglos XIV y XV.

Potes, Cantabria

Destacan muchas de estas torres, pero el camino que vamos a tomar se detiene en seis de ellas: Mogrovejo, Infantado en Potes, Estrada en Val de San Vicente, Don Borja en Santillana del Mar, Torreones en Cartes y Pero Niño en San Felices de Buelna.

Las Torres Medievales más destacadas

Infantado. La Torre del Infantado está situada en el mismo centro de Potes, capital administrativa y comercial del valle de Liébana. El Infantado es la tradicional casa torre y fue construida en el siglo XV; de planta cuadrada, consta de cuatro alturas y en el segundo piso presenta unas ventajas ajimezadas, mientras que su puerta de arco apuntado. Conserva en la fachada el escudo de armas de Diego López de Mendoza, duque del Infantado. Actualmente es un espacio dedicado al arte y la cultura.

Pero Niño. Situada en San Felices de Buelna, su construcción data del siglo XIV, y tiene una altura de 14 metros. Edificada en piedra de mampostería, salvo las esquinas y los vanos que son de sillería, su entrada está situada en la fachada oriental a través de un arco apuntado. Cuenta con vanos en la segunda planta y una ventana de arco apuntado en la tercera. En otras fachadas también se muestran ventanas y pequeñas saeteras. Actualmente la Torre de Pero Niño acoge el centro de interpretación de la Edad Media.

Torre de Don Borja. Una de las más conocidas de Cantabria, está ubicada en la antigua plaza del mercado de Santillana del Mar. Construida en el siglo XV, presenta planta cuadrada con tres alturas y un tejado a cuatro aguas. Esta adosada por un patio a otro edificio del siglo XVI, y actualmente es la sede de la Fundación Santillana.

Torreones de Cartes. Se trata del edificio más emblemático de Cartes y es una singular fortaleza de carácter militar del s.XV. Su estructura es de planta cuadrada, formada por dos cuerpos rectangulares de dos plantas, enlazados por dos arcadas apuntadas y con enormes dovelas, que permiten el paso de la calzada por su interior. En la parte derecha tiene adosado un pasadizo que comunica con el edificio de enfrente, apoyado sobre un gran arco ojival.

Otros lugares de interés

Además de estas, que son las que recorre el camino de las Torres Medievales, en Cantabria encontramos a lo largo de toda la región otros destacados ejemplos de este patrimonio medieval defensivo. Entre ellos, en Cabanzón, municipio de Herrerías, encontramos otra torre, que se caracteriza por conservar a su alrededor una cerca almenada. La Torre de Rubín Celis, en Obeso, está situada en lo alto de una loma, por lo que es claro su carácter defensivo, actuando de vigía sobre el río Nansa. De origen también defensivo es la Torre de Obeso, conocida como Torre del Pontón o Linares, situada en Peñarrubia.

En posición dominante sobre el pueblo de Isla, y levantada sobre un cerro calizo, se encuentra la Torre de Cabrahigo. De planta cuadrangular, se caracteriza por estar rodeada de una escalinata artística. En la localidad de San Vicente de Toranzo, en pleno valle del Pas, se alza otra torre, la de Agüero, que perteneció a uno de los linajes cántabros más importantes del siglo XIV.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.