Inicio Viajes, rutas y destinos por España Cataluña Tarragona, Patrimonio de la Humanidad

Tarragona, Patrimonio de la Humanidad

21
0

Tarragona, digna heredera de la Tarraco Imperial, es una ciudad singular. A lo largo de los años ha sabido combinar su legado de romanidad con sus genuinas joyas modernistas y constituye un privilegiado destino turístico.

Según cuenta la leyenda, el dios Júpiter abandonó a su esposa al enamorarse de Tarragona. La historia nos dice que, en el siglo III a.C., los romanos se establecieron estratégicamente en este lugar.

Para conocer los orígenes de la ciudad, hay que adentrarse en Tarraco. La primera fundación militar romana estable que se emplazó fuera de la península itálica fue el origen de la futura Hispania. En el año 218 a.C se construyó la ciudad que, años más tarde, se convertiría en la capital de la Hispania Citerior o Tarraconense.

Cautivados por la belleza en sus playas y el buen clima, los romanos diseñaron un plan urbanístico. Uno que se adaptó perfectamente a la complicada orografía del terreno.

Tarraco se erigió como enclave estratégico para frenar las revueltas indígenas en la época republicana. Por ello, César reunió aquí a todos sus legados antes de entrar en Roma. Al final, la ciudad se convirtió en uno de los centros urbanos más importantes del Mediterráneo Occidental.

La historia de Tarragona

Tarragona ha sabido cuidar y respetar el legado que dejaron los romanos. Por todo ello, el conjunto arqueológico romano de Tarraco fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en diciembre del año 2000.

Para conocer la ciudad romana, os recomendamos comenzar por los 1.000 metros que se mantienen de la antigua muralla romana. Su construcción se inició en el siglo II a.C utilizando bloques de piedra extraídos de la Cantera el Mèdol. De esto se conserva una aguja de 16 metros de altura.

Siguiendo por las calles del casco antiguo, se pueden admirar los restos del Foro Provincial. Esta fue la sede de la administración pública romana Tarraconense del Siglo I a.C.

Para obligatoria es el Circo. Construido en el siglo I d.C, su cabecera es la que mejor se conserva de toda Europa. Tenía una capacidad para 30.000 espectadores.

Otro de los lugares de mayor impacto de la civilización romana es el Anfiteatro. Se construyó en el siglo II d.C. De forma elíptica, podría llegar a acoger hasta 14.000 espectadores. En su interior se desarrollaban todo tipo de espectáculos de gladiadores y fieras salvajes. El recinto sirvió a su vez como lugar de martirio de los primeros cristianos tarraconenses conocidos: el obispo Fructuoso y sus diáconos Eulogio y Augurio.

Otros lugares de interés

Foro local. Está situado en el ángulo sudoccidental del recinto amurallado. Se construyó hacia el año 30 a.C. y allí se desarrollaba la vida social de la ciudad.

Teatro Romano. Construído a principios del siglo I d.C.

Necrópolis paleocristiana. Se encuentra fuera del núcleo de la ciudad. Es el monumento de mayor importancia de la dominación romana y fue descubierto en los años veinte del siglo XX. En su interior se contabilizaron 2.051 tumbas.

Acueducto romano. También conocido como Puente del Diablo. Permite comprender por qué la ingeniería romana era tan adelantada a su tiempo y el motivo por el cual algunas de sus técnicas perviven hoy en día.

Villa de Els Munts. Se pueden visitar los restos de esta villa situada en Altafulla, a unos 10 kilómetros de Tarragona. Este peculiar espacio fue residencia de campo para nobles.
Arco de Berà. Si se llega a la ciuda por la carretera N-340 se puede contemplar este monumento. Fue construído en la Vía Augusta en el siglo I a.C.

Toda la ciudad de Tarragona es un gran museo de visita obligada sin prisas. Las huellas de su pasado romano se pueden encontrar paseando, o entrando en bares y restaurantes. La civilización romana es la que ha dejado mayores huellas de su presencia en la zona. Hay que recordar que la ciudad de Tarraco es el primer y más antiguo asentamiento romano y el más viejo de la península Ibérica.

Por todos estos motivos, el reconocimiento de la Tarragona romana como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO refrenda el valor y la extraordinaria relevancia de su legado arqueológico y monumental.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.