Inicio Extremadura Badajoz Saca de Corcho en Extremadura

Saca de Corcho en Extremadura

44
0

Durante los meses de verano, Junio y Julio, manos expertas desprenderán a los alcornoques de su gris corteza, el corcho, para dar paso a bellos colores anaranjados en su tronco. La Saca se realiza cada nueve años que es el tiempo que tarda el alcornoque en “fabricar” una corcha nueva de grosor suficiente para poder se transformada, en su mayor parte, en tapones de corcho.

La Saca comienza con los primeros rayos de luz, cuando empiezan a desplazarse las cuadrillas de “sacaores” a las dehesas de alcornoques. Utilizan herramientas casi artesanales, la más importante el hacha curvada, con la que los más expertos “sacaores” trazan un corte recto y preciso (sin llegar a tocar la madera del árbol), gracias al cual se puede introducir un palo de madera a modo de cuña, para ayudar a descorchar al alcornoque.

Saca de corcho en Extremadura
Saca de corcho en Extremadura

Los descorchadores, expertos trepadores, van cosiendo el árbol con sus hachas de arriba abajo. Cuando éste es grande unos empiezan por las alturas mientras otros trabajan desde abajo. De esta manera trazan unos cortes en la corteza del árbol en forma vertical, redondeando los cuellos horizontalmente. Luego ayudados del cabo del hacha y de las palancas introducen en los cortes éstos y van desprendiendo el corcho del tronco poco a poco hasta dejarlo desnudo. Para realizar esta labor se requiere obligatoriamente de buena fortaleza física, maestría con el hacha y destreza en el árbol entre otras habilidades. El corcho se saca cada nueve años y bien merece la pena pasar uno de esos días de trabajo en el campo para seguir aprendiendo de la naturaleza y los oficios que aún siguen ligados a ella.

También participan en la extracción el rajador, que una vez está la corcha en el suelo la va cortando en tiras más pequeñas para su mejor manejo y también limpiando de zapatas, y el juntador se encarga de ir apilando las corchas en diferentes montones, que luego el acarreador se encarga de llevar al lugar dónde tienen acceso los camiones.

Una vez cargados los camiones, a mano, estos llevaran las corchas a las fábricas donde comenzarán su proceso de transformación en tapones de corcho, para tapar y conservar algunos de los mejores vinos, de nuestro país y del resto del mundo. La mayoría del corcho llega a San Vicente de Alcántara, conocida como la capital del corcho, y de donde salen casi el 70% de los tapones de corcho, tanto naturales como de aglomerado.

Por muchas razones, el Alcornocal constituye una joya ecológica y cultural legada por nuestros antepasados que no podemos dejar que desaparezca. La saca del corcho asegura su futuro y mantiene la economía de muchas zonas rurales de nuestro país.

El corcho

El corcho es un tejido protector de los tallos y de las raíces viejas, producido por el anillo generador suberofelodérmico. Las células de este tejido se impregnan de suberina, lo que las hace impermeables. El corcho se forma en capas más o menos espesas según las especies (muy espesas en el caso del alcornoque); las capas externas pueden desprenderse en láminas o persistir, después de horadarse, para formar el ritidoma. Al corcho joven se le forman unos pequeños orificios, lenticelas, que desempeñan el papel de estomas de los tejidos epidérmicos primarios. El alcornoque presenta la particularidad de volver a formar su capa protectora cuando ésta le ha sido quitada; además, si esta operación se efectúa en el momento de la circulación de la savia, se forma de manera regular un corcho fino y homogéneo.

Saca de corcho
Saca de corcho

Entre sus propiedades cuenta como aislante térmico y acústico, aislante eléctrico y de poco peso, empleándose en la decoración por su resistencia a los productos químicos y a los roedores.

Desde la antigüedad ha sido utilizado para la fabricación de enseres para el hogar. Lo citan el historiador Plinio y sus paisanos Catón y Horacio. Pero su mayor resurgimiento aparece en el siglo XVII con el descubrimiento del champagne por un fraile francés, en 1681; utilizándose desde este momento en el ámbito industrial para elaborar tapones. La saca del corcho se realiza durante los meses de verano.

Visitas guiadas gratuitas

Durante los meses que dura la extracción del corcho, la Casa Rural “La Vega” ofrece a sus clientes visitas guiadas gratuitas para poder contemplar y vivir esta antigua labor. La Casa la Vega se encuentra ubicada en la comarca de La Sierra de San Pedro, una ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves). Es el mayor espacio protegido de Extremadura, y dónde todavía sobreviven algunos de los animales con mayor riesgo de extinción de la península ibérica, así que durante la Saca, es posible disfrutar de todo lo que la dehesa ofrece, la visión de algunos de los más imponentes alcornoques, y toda su vegetación asociada, jaras, madroños, escobas, que dan cobijo y alimento a una gran cantidad de aves, tanto de grandes rapaces, como el águila imperial ibérica, el buitre negro, el águila real, búho real, etc. Como a otras aves más pequeñas y coloristas, carboneros, pinzones, abubillas, etc. Y por supuesto, sin olvidar a los grandes mamíferos, linces, jinetas, muflones y ciervos. Estos últimos preparándose para la época de celo, que será en los meses de septiembre y octubre, la famosa “Berrea”.

Cómo llegar

Desde Madrid: Autovía de Extremadura N-V hasta la salida de Trujillo. En Trujillo tomamos la N-521 con dirección a Cáceres. Una vez en Cáceres y sin desviarnos de la N-521 nos dirigiremos dirección Valencia de Alcántara/Portugal, y a 60 km aproximadamente de la capital Cácereña nos desviamos en Salorino con dirección San Vicente de Alcántara.

Desde Sevilla: Autovía de la Plata (antigua N-630) hasta Mérida. En Mérida nos incorporamos a la N-V con dirección a Badajoz. Nos salimos de esta Autovía en la Salida Norte de Badajoz Ciudad, con dirección Cáceres/Gevora. Una vez en la EX-110 y a unos 2 km. aprox. de la salida de la autovía, nos desviamos con dirección Botoa/Alburquerque. A tan solo 64 km llegamos a San Vicente de Alcántara.

Donde dormir

Casa Rural La Vega (En San Vicente de Alcántara) La Casa Rural La Vega, situada en uno de los rincones inexplorados de Extremadura, donde la tranquilidad es lo habitual, dónde puedes disfrutar de la naturaleza. Descubre que las paredes de piedra de la casa esconden tres habitaciones y tres baños, uno de ellos con bañera de hidromasaje. Un lugar ideal para descansar y para hacer que nuestros sentidos descubran cosas nuevas, disfrutando del entorno de La Casa o yéndonos de excursión a hacer alguna de las rutas por la zona que le proponemos. Tel.: (+34) 924 411 202 >>>

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.