Redacción

Rubielos de Mora, pórtico de Aragón

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

Encrucijada geográfica, cultural y económica, Rubielos de Mora se abre como un gran mirador natural sobre el altiplano de Teruel, recibiendo con fundada razón la calificación de “Pórtico de Aragón”.

Los aproximadamente setecientos habitantes de Rubielos de Mora pueden enorgullecerse de residir en uno de los pueblos más bellos y armónicos, que mejor conserva su singular arquitectura, siendo una constante generalizada el afán restaurador respetando el sabor popular en los trabajos, galardonada la villa con el Premio “Europa Nostra” en 1983, en reconocimiento a la labor restauradora llevada a cabo, con empeño, por sus vecinos. Un largo historial en premios y distinciones a nivel nacional, regional y provincial han venido a reconocer esta notable labor.

De las murallas que abrazan la población queda un corto lienzo, más dos hermosas torres puerta, de San Antonio y del Carmen –s.XIV-, bajo almenas y matacán. No deja de sorprender que la primera iglesia parroquial, hoy convertida en iglesia conventual de las religiosas Madres Agustinas contemplativas, se sitúa a extramuros, con sus partes góticas del siglo XV, entre las que destaca la bella portada con arquivoltas apuntadas. En su entorno estaría el primitivo núcleo, y más tarde –quizás cuando Pedro IV “El Ceremonioso” la ascendió a villa en 1366- se fundó la actual villa amurallada. A fines del siglo XVI se inició intramuros la gran iglesia de Santa María, que fue colegiata, en grandioso estilo renacentista, de nave única con capillas entre los contrafuertes y todavía con el arcaísmo de las bóvedas de crucería; de gran monumentalidad son la portada con cuatro columnas, la torre con remate octogonal y el presbiterio en forma de concha, conservando en una de sus capillas el interesante retablo gótico de Nuestra Señora de los Ángeles –s.XV-. El antiguo convento del Carmen es del S.XVII, clasicista, con airosa torre y elegante claustro con órdenes de arquerías sobre columnas, hoy rehabilitado para usos residenciales y turísticos. Entre las numerosas ermitas con que cuenta la localidad destaca la gótica de los Santos Mártires –Abdón y Senén-, la de Hospitalico y la neoclásica de El Calvario de planta octogonal.

Ribielos de Mora

Rubielos de Mora

Como contrapunto a la colegiata, el edificio civil más monumental de Rubielos de Mora es la Casa Consistorial de sobrio arte renacentista, algo más antigua que aquella, con típica escalera de amplísimo zaguán, dignificado por una teoría de arquerías sobre columnas. El Hospital de Gracia es de sobrio Barroco. Larga es la nómina de casas hidalgas, de los siglos XVI al XVIII y todas de piedra, con aleros, herrajes, galerías y cuidadas portadas generalmente semicirculares: Marqueses de Villasegura, con noble escalera y oratorio barroco, Condes de Creixell, Condes de Florida, Barberán –después Marqueses de Tosos y Condes de Samitier-, Sánchez Cutanda, Ygual-Padilla, Báguena, casa del Mesón, Lloret, Cerbián Corbatón, y un largo etcétera de casonas singulares.

Es muy de destacar, la apertura en 2002, del Museo Salvador Victoria, todo un referente cultural, no ya sólo para la localidad, sino para la provincia e incluso para la comunidad autónoma. La ubicación del mismo es en el restaurado y acondicionado Hospital de Gracia, lugar espléndido para congregar la obra de Salvador Victoria y amigos (Juan Genovés, Antonio Saura, Luis Caruncho, Manuel Hernández Mompo, José Vento, Martín Chirino, etc). La talla de la obra es espectacular. Lugar que por si solo merece una visita, y si a ello unimos la belleza de la villa de Rubielos de Mora, con toda su monumentalidad, la visita es de lo más preciado.

Y como colofón el neogótico se despliega en un palacio de la plaza del Carmen, y el modernismo en dos Grupos Escolares. Todo en Rubielos de Mora desprende dignidad y buen gusto. No pocas obras del escultor José Gonzalvo pueden contemplarse en Rubielos de Mora, que casi se ha convertido en una exposición permanente de su obra, desde el monumento al toro embolado, pasando por el dedicado a la Guardia Civil, el vía crucis, la imagen del rey Pedro IV “El Ceremonioso” o el monumento a la paz.

Rubielos de Mora

Rubielos de Mora

Merece destacarse entre sus fiestas y festejos, las suertes del toro de soga y el toro embolado. La primera se caracteriza por correr el toro durante el día con una sola atada a los cuernos manejada hábilmente por mozos vestidos de blanco y fajín de azul, la tradición se remonta a antes de 1620. La segunda consiste en sacar al toro de noche, atado con dos sogas hasta el centro de la plaza, donde se amarra al pilón para colocarle el yuguete con las bolas de cáñamo y resina que arden lentamente, dejando al astado en libertad para que las gentes lo corran y lo sorteen.

En el calendario festivo destacan las celebraciones del 16 de julio, festividad de la Virgen del Carmen; el 14 de septiembre, Exaltación de la Santa Cruz; 12 de octubre, festividad de la Virgen del Pilar y una amplia programación festiva durante los fines de semana de julio y agosto principalmente, adquiriendo en los últimos años especial esplendor el Fin de Semana Medieval a finales de agosto, así como diversas romerías.

Su especial ubicación hace que se sitúe la villa en un enclave privilegiado en la ruta de la nieve, por su proximidad a la estación de esquí de Valdelinares.

Cómo llegar
Desde Teruel por la carretera N-234 hasta La Puebla de Valverde, y tomar el desvío de la A-232 hacia Rubielos de Mora.

Desde Zaragoza: Tomaremos la N-330 (Ctra Valencia), hasta Daroca. Desde allí y hacia el sur enlazamos con la N-234 (Valencia-Sagunto-Burgos), en dirección a Teruel. En este tramo tenemos unos 110 Km de la Autovía Mudéjar (A-23) desde Calamocha pasando por Santa Eulalia del Campo hasta Sarrión, en un nuevo tramo recientemente inaugurado, haciendo una circunvalación rodeando Teruel y en dirección a Valencia.

Siguiendo por esta Autovía Mudéjar y a unos 46 Km aproximadamente enlazamos con la carretera comarcal A-232 y que nos lleva por La Puebla de Valverde-Valbona-Mora de Rubielos y cuyo destino final por fin es Rubielos de Mora entrando por la Avda de Los Mártires.

Otra opción es seguir por la misma Autovía y una vez hayamos pasado Sarrión llegamos hasta la Venta del Aire-Estación de Rubielos de Mora tomando un desvío a la izquierda para enlazar con la carretera local A-1515 y seguir después durante unos 17 Km finalmente y entrando por la Avda del Mijares hasta Rubielos de Mora.

Desde Valencia: Los valencianos lo tienen más fácil y cerca. Toman la N-234 (Valencia-Sagunto-Burgos) en dirección a Teruel. Al llegar a la altura de la Venta del Aire-Estación de Rubielos de Mora, se desvían a la derecha para coger la carretera local A-1515 y después de 17 Km llegan a Rubielos de Mora.

Página Web del Ayuntamiento: www.rubielosdemora.es

Donde dormir
Hotel de la Villa. Plaza del Carmen, 2. Tel.: (+34) 978 80 46 40.
Hotel de Montaña Rubielos. Avda. Los Mártires, s/n. Tel.: (+34) 978 80 42 36.
Hotel los Leones. Plaza Igual y Gil, 3. Telef. 978 80 44 77.
Hostal Masía del Cura. Ctra de Nogueruelas, km. 1,450. Tel.: (+34) 978 80 46 19. y 687 70 02 42
Casa Gargallo. La Cruz, 2. Tel.: (+34) 978 80 43 48.
Turismo Rural El Irlandés. Virgen del Carmen, 18. Tel.: (+34) 978 80 44 62. y 649 61 26 35
Vivienda de Turismo Rural El Belén. El Plano, 5. Tel.: (+34) 978 80 43 04. y 666 33 40 20
Vivienda de Turismo Rural Las Eras. Eras Bajas, 20. Tel.: (+34) 978 80 42 75 y 629 54 48 65
Apartamentos de Turismo Rural La Muralla S XII.San Antonio, 20. Tel.: (+34) 696 00 35 00.
Turismo Rural La Casa del Sol. Tel.: (+34) 978 80 44 76. y 619 44 34 43

Texto: Miguel Ángel Gómez - Fotografías: Luis Medina

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustaría aparecer en revistaiberica.com?

¿Te atreves?

Ven a disfrutar de los Itinerarios más bellos del pirineo

Más propuestas