Inicio Gastronomía Queso Tetilla, el queso gallego con D.O.

Queso Tetilla, el queso gallego con D.O.

719
0

Mencionar Galicia nos evoca muchas cosas. Paisajes naturales increíbles, gente cercana y una gastronomía que es envidiada en el resto del mundo. Un claro ejemplo de esto último es el queso, del que destaca el de tetilla.

Para una gallego o una gallega es muy complicado responder alguna pregunta sobre qué destaca de su comunidad y de su entorno. Y es que la Comunidad cuenta con una barbaridad de posibilidades. Da igual si eres más de viajar para descubrir nuevas ciudades, para adentrarte en la naturaleza o para probar las recetas gastronómicas más destacadas de cada punto señalado en el mapa. Porque todo esto lo puedes encontrar en una Comunidad Autónoma tan espectacular como Galicia.

Vayas con quien vayas seguro que lo disfrutáis a tope, aunque este artículo es más para aquellos de buen comer. Hoy no hablamos de dónde hacer senderismo si viajamos a Lugo o Pontevedra. Hoy preferimos analizar muy a fondo el queso de Tetilla gallego.

Una explosión de sabor gallego

Característico de Galicia por su forma y su sabor, el queso de tetilla, más en concreto el de Larsa, ofrece un sinfín de posibilidades para disfrutarlo en platos fríos o calientes. Su elaboración, a base de leche entera pasteurizada de vaca, endurecedor, cuajo, fermentos lácticos y un toque de sal, convierte este queso en uno de los más reconocidos, ya no solo en Galicia, sino en el resto de España.

Y si ya mencionamos el Queso Gallego con Denominación de Origen Tetilla, entonces podemos hablar de él a nivel internacional. Su sabor, absolutamente inigualable, se hace con leche 100% gallega, lo que le da un regustillo muy suave capaz de encandilar a cualquier paladar.

Y sobre ese regustillo suave hablamos ahora. Porque es su suavidad la que lo convierte en el queso perfecto para combinar con fruta o con embutidos. También, para picotear en cualquier cena familiar con un buen vino. Aunque, si somos sinceros, nosotros somos de los que prefieren usarlo como postre y acompañarlo de membrillo. Y tú, ¿cómo tomas los quesos?

Más sobre el queso de Tetilla

Sabemos que estáis esperando como agua de mayo llegar al final del artículo para leer, estudiar y preparar alguna receta, con el queso de tetilla como ingrediente protagonista, estas navidades. Pero antes, te vamos a comentar una serie de curiosidades y consejos sobre este queso. De esta forma, cuando lo pongas sobre la mesa y te pregunten acerca de él, podrás lanzarte un poco el pisto y sorprenderles con tu sabiduría.

Su elaboración es sí o sí a base de leche de vaca gallega. Esto es importante que lo tengas en cuenta a la hora de comprar para que no te la cuelen. No te limites solo a fijarte en la forma. Presta atención a sus ingredientes para asegurarte de que compras la mejor calidad.

A temperatura ambiente. Esto es prácticamente igual en todos los quesos. Para su mantenimiento, mejor en un lugar fresco, como es la nevera. Aunque si vas a consumirlo esa misma noche, déjalo fuera y destapado para que sude un poco y gane en sabor y cremosidad.

El origen de su forma. ¿Nunca te has preguntado por qué el queso de tetilla tiene forma, efectivamente, de pecho? La respuesta te sorprenderá y es que tenemos que retroceder hasta la construcción del Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago. Allí el escultor retrató a la reina con busto amplio, algo que no gustó al arzobispo. A modo de protesta, los habitante optaron por dar esta forma a sus quesos.

Beneficios. Con un alto contenido de proteínas, este alimento está especialmente recomendado para aquellas personas que buscan aumentar masa muscular. Además es rico es calcio, lo que le convierte en un muy buen producto para los huesos y dientes.

Recetas con queso de Tetilla Denominación de Origen

Cazuela de tetilla al horno con tomate y orégano. Ideal como entrante en cualquier comida o cena de amigos, es además un plato muy sencillo de elaborar. De hecho, para crear este plato solo necesitarás queso, tomate triturado, un chorrito de vino blanco y aderezar con pimienta negra molida, orégano y tomillo. Una vez tengas todo esto, solo quedará coger una cazuela (a ser posible de barro), colocar una base de tomate, el queso encima en trocos y las especias cubriendo. Al horno… ¡y listo para comer con un poco de pan!

Canapé de queso de tetilla con cebolla caramelizada. También es una muy buena opción como picoteo. Con un poco de pan cortado, un trozo de queso y un toque de cebolla caramelizada, solo queda meterlo al horno, que se derrita un poco y a comer.

Tortilla de patatas con chorizo y queso de tetilla. No negamos que es una bomba, pero de la que gustan. Tan solo tienes que tener la maña suficiente para elaborar una buena tortilla de patata (jugosa y con cebolla) a la que añades el queso y el chorizo que te plazca en función del gusto. ¡Te aseguramos que el resultado es increíble!

Flan de queso de tetilla al orujo. Es decir el nombre y, por lo menos a nosotros, se nos hace la boca agua. La receta es igual que la de un flan con cualquier tipo de queso. La diferencia reside en el toque de orujo, que se añade en los moldes junto al caramelo antes de echar por encima la mezcla. Después, una media hora a 160 grados al baño maría y ya estaría.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

Artículo anteriorMetro de Estocolmo “Una galería de arte bajo tierra”
Artículo siguienteEscapadas y experiencias únicas, pagando por horas en Spathios
Redactora Jefe, periodista de corazón y pasión, con infinitas ideas en constante ebullición. Sobre todo, es la que cuida a los clientes para facilitarles su participación en nuestra revista de viajes y turismo por España y Portugal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.