Inicio Cataluña Barcelona Pueblos con encanto cerca de Barcelona

Pueblos con encanto cerca de Barcelona

3869
0

¿Estás pensando ya en el destino de tu próxima escapada? Barcelona no es solo una de las ciudades más bonitas de nuestro país. También es el lugar ideal para comenzar una ruta por los pueblos más cercanos. Muchos de ellos, verdaderas obras de arte.

Sitges (Cataluña)

Como norma general, siempre buscamos descubrir lo que hay más allá de nuestras fronteras. Puede que sea nuestro entusiasmo por conocer nuevas culturas o la necesidad imperante de alejarse lo máximo posible de una vida que, en ocasiones, nos asfixia. Y quizás por eso seamos tan amigos de volar en avión. Porque, cuando despega, todos los músculos del cuerpo se contraen en un éxtasis que culmina con el más largo de los suspiros. Vacía todo tu interior de nuevo. Ahí ya sabes que estás preparado para empezar de nuevo.

Pero, ¿y si te dijera que para vaciarse no hace falta subir a un avión o saltar entre fronteras? ¿Y si bastase con el canto de los pájaros tras el golpe de una puerta al cerrarse demasiado fuerte? Los pueblos con más encanto cerca de Barcelona son una opción para lograr todo eso y mucho más.

Sitges, el tesoro de la corona

Esta ciudad costera, situada al sudoeste de Barcelona, está rodeada por el montañoso parque natural de Garraf. Conocida por el Festival Internacional de Cine, es un lugar de moda caracterizado por barrios de casas blancas y edificios coloniales. Además, es ideal para los amantes de la playa y la fiesta, ya que su increíble paseo marítimo se complementa de bares y discotecas.

Sitges (Cataluña)

A la hora de buscar alojamiento, el Hotel Calipolis es una de las mejores opciones. Su ubicación privilegiada les convierte en el lugar ideal a la hora de acudir a cualquier playa de Sitges. Pero, ¿qué vemos si nos acercamos hasta allí?

Edificios modernistas frente a casas blancas de pescadores. La localidad está marcada, en el ámbito arquitectónico, por aquellos que lo dejaron todo para hacer dinero en las colonias españolas de lugares como Puerto Rico o Cuba. Un estilo que contrasta fuertemente con quienes dedicaron su vida a la pesca, con casas blancas y junto al mar.

Museo Palacio Maricel. Es la unión de ocho casas de pescadores que se unieron gracias a Charles Deering y cuyo objetivo era que el edificio albergara una gran colección de arte. Ahora es uno de los mayores atractivo de Sitges y seguro que os podéis imaginar de qué color es su fachada.

Iglesia de Sant Bartolomeu. Si visitas Sitges y no te haces una foto con esta iglesia, puede que la gente no crea que has estado allí. Se trata de una de las imágenes más reconocidas de la ciudad y se sitúa al comienzo del paseo marítimo. De estilo barroco, alberga uno de los pocos muros medievales de Sitges.

Santa Coloma de Cervelló, el pueblo de Gaudí

Puede que no fuera su pueblo propiamente dicho, pero su legado permanece en Santa Coloma de Cervelló gracias a la Colonia Güel, el recinto de una de las antiguas fábricas textiles más importantes de la comunidad catalana. En ella se encuentra la Cripta de Gaudí, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Cripta de Gaudí (Santa Coloma de Cervelló)

Ubicado en la comarca del Bajo Llobregat, cuenta con poco más de ocho mil habitantes pero alberga varios monumentos declarados como patrimonio histórico-artístico. A parte de la Cripta de Gaudí, que merece una visita por ser uno de los mejores edificios modernistas, está la Torre Salbana. De estilo románico, se encuentra en la entrada de la Colonia Güel y es una de las edificaciones más antiguas del municipio. Fue declarada como Bien Cultural de Interés Nacional.

Cardona y su montaña de sal

Este municipio español es conocido, no solo por su montaña de sal, sino por contar con gran cantidad de lugares destacados. Es el pueblo ideal para realizar una pequeña escapada y se sitúa bastante cerca de Barcelona.

Castillo de Cardona (Cardona)

Montaña de sal. Con visitas guiadas de aproximadamente una hora, puedes aventurarte por los antiguos túneles que la perforan y descubrir cómo se extraía hace años la sal de la mina.

Plaza del Mercat. Situado en el casco antiguo, debe su origen al mercado que se celebrara frente a la puerta de la iglesia Sant Miquel.

Castillo de Cardona. Durante la Edad Media fue el hogar de los señores de Cardona. Con varios siglos de historia, la mejor forma de conocer su evolución y las cosas que quedaron atrapadas entre sus muros es realizar una visita. Algunas de ellas, con opción teatralizada para vivir de cerca la experiencia.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.