Inicio Miscelánea El peritaje es el factor clave para demostrar una negligencia médica

El peritaje es el factor clave para demostrar una negligencia médica

538
0

Que un médico incurra en una mala praxis, obviamente es un hecho que traerá consecuencias para la víctima y para el profesional que haya cometido la falta. Denunciar este tipo de situación conlleva a establecer primero ciertos criterios, tanto para demostrar la negligencia médica como para las actuaciones legales correspondientes. Será primordial entonces contar con un peritaje médico para la evaluación de la praxis médica y la valoración del daño causado al paciente.

Peritajes médicos
Peritajes médicos

Una persona acude al médico con el objetivo de conocer la causa de sus malestares y buscar la curación para continuar con sus actividades normales. La idea es que el trabajo del profesional sea confiable y que los diagnósticos y tratamientos sean los correctos. Sin embargo, lamentablemente ocurren casos en los que por impericia, falta de experiencia, imprudencia o descuido, las pruebas son omitidas o las valoraciones de las mismas se hacen inadecuadamente, lo que pone en riesgo no solo la salud, sino la vida del paciente.

En caso de presentarse una complicación debido a un mal diagnóstico y que haya causado un daño grave, o incluso la muerte, lo que se conoce comúnmente como mala praxis o negligencia médica, será necesario evaluar la responsabilidad del médico para que responda por su error, en caso de que sí haya incurrido en una falta.

Eso conllevará a que se deban establecer las circunstancias en las que ocurrió el incidente médico, los conocimientos y la aptitud del médico, así como también comparar si otro profesional de la medicina de la misma especialidad se hubiese percatado o no, de las causas que originaron los síntomas presentados por el paciente, basándose en el consenso científico y en los protocolos médicos del momento.

Las negligencias médicas son demostrables

En vista de que este tipo de situaciones son muy graves y derivan en importantes consecuencias para la víctima, sus familiares y para él o los culpables de los daños físicos o psicológicos que se hayan causado al paciente, es necesario que el afectado solicite un peritaje médico profesional, tanto para la evaluación de la praxis médica, como para la valoración del daño causado.

Será necesario contar con los servicios del mejor perito, de los cuales hay muchos en Madrid y Barcelona de muy comprobada experiencia, para que realice el análisis científico-médico para ser utilizado como soporte auxiliar con el fin de demostrar las actuaciones médicas que hayan ocasionado los daños al paciente, de llegarse a denunciar el hecho ante instancias judiciales.

Un aspecto importante a considerar es que el perito médico debe elaborar informes que sean entendibles para todas las partes involucradas en el proceso judicial, tales como los afectados, abogados y el juez. El lenguaje médico a utilizar debe ser claro, simple y conciso; de igual forma debe contener una valoración de su parte para que no quepan dudas sobre la investigación que se realizó y que puedan ser considerados por el juez en el momento de hacer su evaluación. Todo esto deja ver lo fundamental que es contar con un perito médico con experiencia y amplios conocimientos.

Pasos para exigir compensación por mala praxis

Pese a que el daño psicológico o físico ya esté hecho, es justo exigir una indemnización, para ello se deben establecer los criterios de actuación frente a una negligencia médica para obtener la compensación que se estime que sea la más conveniente y oportuna. Por ello, lo principal es que el perito médico haya comprobado que el daño que presenta al paciente, se debe efectivamente, a una mala praxis.

El siguiente paso es remitir a la dirección de la clínica o al hospital, dependiendo del caso, y al médico causante del daño, una carta exponiendo el caso, con copias de las pruebas que demuestren lo que se denuncia. En caso de que la carta sea desestimada o no se obtenga una oportuna respuesta, irremediablemente, la vía para resolver el problema será acudir a los tribunales, aunque esto represente que el proceso pueda durar más tiempo.

Si una vez realizado el juicio el resultado no es el esperado por el denunciante, éste puede acudir a otras instancias de acuerdo a cómo se haya desarrollado el mismo, es decir, por la vía contencioso-administrativo, civil o penal. En caso de que sí sea estimada la demanda, la cuantía de la compensación puede ser elevada y situarse según sea la gravedad del daño.

Es importante señalar que el dinero que se recibe por concepto de una compensación por una negligencia médica siempre va a estar exento de obligaciones fiscales. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.