Luis Medina

Navidades en Australia, playa, sol y buen tiempo

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

Si entre tus planes viajeros más próximos se encuentra Australia, este es buen tiempo. Se acercan las Navidades y es el momento recomendado para visitar el país de los canguros. Una opción que además te brinda la oportunidad de poder celebrar el día Nochevieja y Año Nuevo junto al mar, disfrutando de la playa y del sol, lejos de los rigores invernales del hemisferio norte.

Y es que, tiempo quedará el resto del año y del invierno para disfrutar de las nieves y de las montañas. Muchas ofertas de viajes igualmente disponibles en la red para elegir, aunque en esta ocasión desde eDreams te invitamos a descubrir otro gran destino como es Australia, especialmente indicado para estas fechas que se aproximan.

De manera que sobran motivos para no resistirse a la tentación. Sugerentes ciudades de costa como Sídney, Melbourne o Brisbane, por sus recursos turísticos y sus infraestructuras, el resto del año son receptoras de visitantes procedentes de todas las partes del planeta. Pero, en cambio, es en estas fiestas cuando exponen al mundo sus costumbres y su singular manera de celebrar el cambio de año, otro aliciente a sumar para este gran viaje.

Y otras particularidades, también por estas fechas, son excepcionales en Australia. Por su ubicación, son de las primeras ciudades del mundo en recibir el nuevo año. Tiempo que da lugar para poder celebrarlo en la misma playa, en bañador o bikini y con los típicos gorros de Papa Noel, con las impresionantes manifestaciones coloristas de sus fuegos artificiales y las reuniones familiares y entre amigos alrededor de una barbacoa, en pleno verano, disfrutando del sol.

Imprescindible Sídney, entre Melburne y Brisbane
No es la capital de Australia, pero sí es la imprescindible visita al gran islote. Es la ciudad australiana por excelencia, la de los puentes, de la cultura, del ocio y la diversión. De ello dan buena cuenta sus dos barrios: el de la zona central, The City, y The rocks, su caso histórico, desde donde fue creciendo la urbe, contraste que caracteriza a la reconocida como capital de la costa del Pacífico australiano. A estos dos contrapuestos entramados urbanos se le suma su puerto circular Quay y, ¿Cómo no? Sus buques insignia el Harbour Bridge y la Opera House de fondo.

Este escenario es en el que, al finalizar el año, es costumbre acercase alguno de los miradores de la ciudad para contemplar sus impresionantes fuegos artificiales que se lanzan a la vez desde distintos lugares de la ciudad. Entre los más miradores más solicitados para vivir este espectáculo se encuentran Sydney Opera House, Mrs Macquaries Point o Harbour Bridge. Este es el punto álgido de la celebración, pero hasta ese momento, el resto del día las calles y parques de Sydney desprenden ambiente festivo por todos los rincones, siendo habitual los encuentros alrededor de una improvisada comida al aire libre.

Melbourne, hacia el sur, vértice este de la gran bahía australiana
Regentando el estrecho de Bass, frente a la isla de Tasmania. Melburne, la segunda ciudad del país, de la que algunos afirman que se trata de las mejores ciudades del mundo para vivir; la ciudad perfecta, como otros apuntan. A diferencia de Sydney y Brisbane, el carácter de esta ciudad en mucho más serio y formalista, como le corresponde a una ciudad actual y próspera. De este aspecto da buena cuenta su barrio central y financiero. Otras localizaciones imprescindibles en este recorrido son el Puerto de St Kilda, centro de recreo por excelencia; su afamada playa de casetas coloreadas, Brighton Beach; el rascacielos Eureka Skydeck, la Victoria National Gallery; y la Catedral de St Paul o el mercado de la Reina Victoria.

Al igual que en otras ciudades, la Navidad en Melbourne se celebra alrededor de la mesa con un buen surtido de alimentos y bebidas. No faltan para esta ocasión los mariscos y los asados de pavo o de carne. Para finalizar son típicos el pastel de frutas y el pudin, al que introducen una pepita de oro para desearle suerte en el nuevo año a la persona que se la lleva; o una Paulova, el pastel australiano más típico en estas fechas, hecho de merengue con nata y frutas.

Más al norte, Brisbane, frente a la gran Barrera de Coral
Brisbane es la tercera capital de Australia, después de las anteriores, de la que también se dice que disfruta del mejor clima de Australia. El centro neurálgico de la ciudad, The Queen Street Malles, es donde se concentran los comercios, con un ambiente encantador, entre cafés, restaurantes y lugares de entretenimiento. La ciudad es atravesada por el bellísimo Brisbane River que conduce al City Botanic Gardens, su jardín botánico. Otros hitos imprescindibles para visitar son Brisbane City Hall y King George Square, localizaciones claves de su centro histórico; y su original playa artificial: South Bank.

Y es aquí, aprovechando su playa, donde estos días se concentran los amigos con el siempre presente gorro rojo y blanco, mientras disfrutan de la práctica del sur o del baño. Para finalizar y dar la bienvenida al año, en eDreams www.edreams-travel-guide.com, se encuentran estas y algunas más opciones para poder pasar estos días festivos lejos de los abrigos y las bufandas más propias del hemisferio sur.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustaría aparecer en revistaiberica.com?

¿Te atreves?

Ven a disfrutar de los Itinerarios más bellos del pirineo

Más propuestas