Redacción

Museo Guissona, en Lleida

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

Durante más de siete siglos, la antigua Iesso fue creciendo formando una urbe amurallada, de planta poligonal de más 15 hectáreas de extensión. Hoy día, la capital del antiguo hospital de Guissona, acoge el Museo de Guissona “Eduard Camps” que trata de mostrar las piezas más destacadas de las excavaciones arqueológicas efectuadas hasta la actualidad.

No tan sólo los romanos construyeron ciudades cerca del mar. Y muestra de ello es Iesso, en Guissona, una de las urbes romanas más importantes de las que se conservan en tierras catalanas, después de Empuries y Tarraco.

Museo de Guissona "Eduard Camps"

Museo de Guissona “Eduard Camps”

Fundada entre los siglos II y I a.c., su planta poligonal estaba rodeada de una muralla. En total, unas 15 hectáreas de extensión y una red ortogonal de calles, que siguen los criterios urbanísticos del momento. No es de extrañar que los romanos eligieran estas tierras de Lleida para su asentamiento. La presencia de abundante agua, la facilidad para la explotación agraria, permitió a Iesso convertirse en una ciudad romana de gran importancia comercial durante más de siete siglos.

A tan sólo 200 metros del Parque Arqueológico, de unas dos hectáreas de extensión, donde se conserva uno de los barrios de la ciudad se encuentra el Museo de Guissona Eduard Camps. La capilla de un antiguo hospital de la localidad acoge las piezas más destacadas de las excavaciones realizadas hasta el momento. Destaca el hallazgo de un esqueleto, encontrado en 1995. Hallazgo que sorprendió a los arqueólogos debido a que los romanos solían incinerar los cuerpos. El estudio de dicho esqueleto dió como resultado que se trataba de una chica de unos 20 años de edad, que medía 1,75 metros, con un estado de salud perfecto aparentemente. Tras días de investigación, limpiando una de las costillas se descubre una gemma incrustada en el mismo hueso que tenía grabada, de forma microscópica la imagen de la Diosa de la Salud.

Objetos, textos, fotografías e ilustraciones permiten comprender y acercarse a la vida de esta ciudad romana. En el Parque Arqueológico se puede visitar un barrio de casas situado en el extremo norte de la ciudad, tocando al núcleo urbano de Guissona. Destacan los restos de edificios privados, entre ellos una gran casa señorial, restos de una calle, la puerta norte de acceso y la muralla de la ciudad.

Museo de Guissona Eduard Camps
Plaça del Vell-Plà, 1. 25210 Guissona (Lleida). Tel.- 973 55 14 14

http://museudeguissona.cat/

Fotografías cedidas por Museo de Guissona Eduard Camps

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustaría aparecer en revistaiberica.com?

¿Te atreves?

Ven a disfrutar de los Itinerarios más bellos del pirineo

Más propuestas