Inicio Viajes, rutas y destinos por España Cataluña Món Sant Benet, historia y arte

Món Sant Benet, historia y arte

6
0

Món Sant Benet es un proyecto cultural, turístico y de ocio. De gran singularidad, fue inaugurado en noviembre de 2007 y es un conjunto único. Se caracteriza, entre otras cosas, por una oferta gastronómica variada y actividades en la Fundación Alicia.

Món Sant Benet fusiona el arte medieval, la naturaleza y la gastronomía para crear una propuesta de ocio y cultura atractiva. Pensada en todos los públicos, cuenta con una clara proyección internacional e integra de manera armónica diferentes usos y proyectos.

En primer lugar, el magnífico monasterio de Sant Benet de Bages se ha convertido en un espacio museizado. En él se permite realizar un recorrido histórico y emocional por sus espacios más representativos. Así se da a conocer en conjunto la evolución social de Cataluña a lo largo de mil años de historia.

Aquí se realizan dos itinerarios diferentes que permiten descubrir la huella que la historia ha dejado a lo largo de 1000 años. La visita “Mil años de historia de un Monasterio” es un recorrido vivencial por los espacio monumentales de Sant Benet. Por su parte, “Un día en la vida de Ramón Casas” es un recorrido que transporta a los visitantes al verano de 1924.

El Monasterio de Sant Benet de Bages

El monasterio se construyó en el siglo X y fue historiografiado y restaurado a principios del siglo XX por el arquitecto Josep Puig i Cadafalch. La idea original era la de que el monasterio tuviera un uso particular. A partir del año 965, el monasterio albergó las supuestas reliquias de San Valentín. Estas reliquias se encontraban en una caja de madera cubierta con láminas de plata que escenificaban diversos milagros del santo. Esta caja se encuentra desde 1863 en la iglesia de Navarclés.

A principios del siglo XI, Sant Benet de Bages pasó a depender del monasterio francés de San Pedro de Tomeras, aunque después recuperó su independencia en el 1108. En el año 1125, el monasterio sufrió el ataque de las tropas musulmanas que asolaron el edificio. La etapa de mayor esplendor económico fue para Sant Benet la comprendida entre los siglos XIV y XV. La llegada de la peste negra en 1348 que dejó al monasterio con solo dos monjes. Esto marcó el período del declive.

A partir del 9 de noviembre de 1593, este monasterio pasó a depender del de Montserrat, dependencia que duró hasta la exclaustración. El 22 de noviembre de 1620 se inauguró una escuela de arte en Sant Benet. La idea de esta escuela era la de dar cobijo a los numerosos estudiantes dependientes de Montserrat. La escuela permaneció abierta hasta 1671 y, a partir de entonces, el monasterio sirvió como lugar de retiro de monjes montserratinos.

Parece ser que, en origen, la iglesia disponía de tres altares. El principal en honor de Sant Benet y otros dos secundarios dedicados a San Antonio y San Andrés. El claustro está situado en la zona sur de la iglesia y conserva las cuatro galerías originales. Contiene un total de 64 capiteles situados a lo largo de las galerías y agrupados por pares. La mayoría está decorado con motivos ornamentales entre los que predominan los de temas vegetales. También aparecen representadas figuras de animales y solamente tres presentan figuras con detalles de la vida de Jesús.

Fundación Alicia

La Fundación Alicia, Alimentación y Ciencia, representa otro de los ejes de Món San Benet. Presidida por el chef Ferran Adrià y con el asesoramiento del cardiólogo Valentí Fuster, es un centro de investigación dedicado a la innovación tecnológica en cocina. Asimismo, se centra en la promoción de los buenos hábitos alimenticios y la difusión del patrimonio agroalimentario.

Los visitantes pueden descubrir este espacio y conocer la labor diaria que llevan a cabo los profesionales que trabajan, desde los talleres con niños y jóvenes hasta los avances tecnológicos aplicados a la cocina. La visita finaliza con el taller-demostración “El sentido de los sentidos”, que pone a prueba las percepciones de los visitantes.

El huerto de la cocina

Los Huertos de Sant Benet son un proyecto que recupera múltiples variedades de hortalizas y frutas que cultivaban nuestros abuelos y que hoy todavía perduran. Los visitantes pueden conocer el Huerto de la Cocina, que ocupa el espacio donde antiguamente los monjes del monasterio tenían sus zonas de huerta a orillas del río Llobregat.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.