Inicio Galicia A Coruña Miño, río parece, río no es

Miño, río parece, río no es

506
0

Entre Pontedeume y Betanzos, siguiendo la ruta trazada por el Camino de Santiago Inglés, se encuentra Miño. Pueblo coruñés que nada tiene en común con el río gallego del mismo nombre, cuyo caudal queda bien distante de As Mariñas.

Ocho parroquias, cuatro playas, tres ríos y el Camino de Santiago Inglés es gran parte de su potencial como destino turístico de excepción. Es así que Miño pasa de ser una población muy tranquila, para transformarse por completo con la llegada de los visitantes en tiempo de vacaciones. Las mismas calles, casi desérticas en invierno, se convierten en un animado ir y venir de multitudes disfrutando de sus tascas, cervecerías y concurridos restaurantes durante y cuando termina la jornada estival.

Cuatro playas

Para ocupar el resto del día, y como el tiempo lo permite, Miño ofrece cuatro maravillosas playas para descansar, disfrutar del baño y de su entorno natural, así como de las distintas posibilidades para la práctica de deportes náuticos: piragüismo, remo, vela y windsurf, etcétera. Siguiendo la carretera que rodea la ensenada da Ribeira y el Arenal, rodeadas de pinares, se encuentran la playa de Perbes. Más frecuentada es la Playa Grande, de más de un kilómetro de longitud, y llama también mucho la atención la de La Alameda, por sus espectaculares variaciones de nivel entre pleamar y bajamar.

Miño, playas de A Coruña
Miño, playas de A Coruña

Camino de Santiago Inglés

Pero, también tierra adentro, queda mucho por descubrir. Desde Perbes, podremos acercarnos a visitar a iglesia de San Xoán de Vilanova, una de los pocos modelos del arte románico gallego. Para continuar descubriendo su patrimonio histórico-artístico, admirar otros rincones y disfrutar de otras vistas nada mejor que aprovechar la ruta del Camino Inglés a Santiago de Compostela, que atraviesa Miño. Entre algunas otras sorpresas, en A Fraga podremos ver un antiguo molino de trigo y maíz bien restaurado, o el puente medieval de XIV sobre el río Baxoi, también en perfecto estado de conservación.

Tres ríos

El mismo río Baxoi, dirige esta variante del camino compostelano, en donde pasaremos por una fuente de factura gótica y un merendero, ideales para el descanso. Por su parte, las aguas del río Lambre brindan una buena oportunidad para descubrir otros rincones con encanto hasta llegar a la desembocadura en Ponte do Porco, formando la playa de la Alameda. Y su tercer caudal, el río Xarío nos dirige hacia las parroquias de San Xoan de Vilanova y Perbes desembocando en un costado de la Playa Grande de Miño.

Ocho parroquias

Quedan más alicientes, espacio y tiempo para disfrutar de Miño. Y nada mejor que hacer un recorrido por sus parroquias. Santo Tomé de Bemantes, San Juan de Callobre, San Julián de Carantoña, Santa María de Castro, Leiro, Santa María de Miño, San Pedro de Perbes y San Juan de Villanueva. La mejor opción para ir al encuentro la mejor esencia miñense; de pazos, iglesias, cruceiros, blasones, aldeas, hórreos, molinos, fuentes y palomares, todos ellos elementos comunes, inseparables y fundamentales de As Mariñas.

Oficina de Turismo de Miño
Oficina de Información Turística y Albergue
Rúa do Mercado. Local Social de Rabazal
Tel.: 607 803 569

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.