Inicio En portada Mercados navideños en Europa

Mercados navideños en Europa

576
1

Los mercados navideños son la principal atracción turística en esta época del año. Por ello, son muchos los que deciden pasar las fiestas lejos de casa y coger un avión. Sin embargo, si realmente te gusta la navidad, ¿por qué no te haces un interrail?

Para aquellos que no sepan qué es un interrail, el resumen es sencillo. Se trata de un billete de tren que permite a los ciudadanos residentes en Europa viajar por los países del continente durante un número determinado de días. Bueno, por Europa o por un país concreto de la zona. Eso ya va en el gusto de cada uno.

Las fechas que más se eligen para realizar este tipo de aventura, que normalmente se hace con amigos, son en verano. Sin embargo, desde revistaiberica.com, nos hemos puesto el abrigo, los guantes y unas buenas zapatillas y nos hemos lanzado a descubrir cómo es viajar en tren por Europa en pleno diciembre.

El itinerario del Interrail

Los destinos que elegimos para pasar un total de nueve días son mundialmente conocidos por contar con algunos de los mejores mercadillos navideños. Viena, Liubliana, Zagreb, Budapest y Praga fueron las ciudades por las que anduvimos y a las cuales llegamos gracias a los trenes, todos ellos incluidos en nuestro pase Interrail.

Nuestra primera parada, a la cual llegamos en avión desde Madrid, fue Viena. La capital austriaca es un oasis de elegancia y simbolismo.

Cada uno de sus rincones tiene una historia que contar, y a la que es mucho más fácil acceder gracias a la Vienna Pass. Esta tarjeta, cuyo precio varía en función de los días que vayas a usarla, te abre un sinfín de puertas y te ahorra largas esperas. Gracias a ella tienes acceso a más de 60 atracciones de la ciudad, entre las que se encuentra el famoso palacio Belvedere, el transporte público o incluso la noria de la ciudad.

Es importante señalar que nosotros ahorramos mucho tiempo sin tener que esperar la larga cola del Belvedere o sin investigar cómo se compran los billetes, por ejemplo, de tranvía.

Pero si con algo nos quedamos de esta ciudad en invierno es, sin duda alguna, con sus mercadillos. Llenos de vida y luces, abren desde por la mañana hasta aproximadamente las seis de la tarde, dependiendo de cada uno. Y, aunque no podríamos quedarnos con ninguno en concreto, os recomendamos acercaros hasta el que está ubicado frente al palacio Belvedere o al gran mercadillo de Rathausplatz. En este último encontramos varios puestos con comida típica, como las salchichas envueltas o los gofres con chocolate.

La navidad en Liubliana

Nuestra segunda parada del viaje fue Liubliana, la capital de Eslovenia. Para llegar hasta allí tuvimos que coger un tren nocturno de más de ocho horas que nos dejó en la única estación de tren de la ciudad, situada muy cerca del centro.

Mercadillo de Liubliana

Durante nuestras horas allí, a las seis de la tarde pondríamos rumbo a Zagreb, disfrutamos de una visita guiada en inglés que se encargaron de organizarnos desde la oficina de turismo de Liubliana. Junto a otras dos personas más, nuestra guía, Tanja Strazar, nos explicó durante aproximadamente dos horas la historia de la ciudad, nos mostró el significado de las luces navideñas, porque allí todo tiene una explicación razonable, y nos acercó hasta el famoso castillo de Liubliana, donde aprovechó para finalizar la visita hablando de las leyendas de dragones que azotan la ciudad. Eso sí, tendréis que esperar un poco para saber, en otro artículo, qué misteriosas historias son esas.

Sin embargo, ahora preferimos centrarnos en la navidad y lo que se vuelca en ella esta ciudad de menos de 300.000 habitantes. Con puestos de comida alrededor del río, a la gente parece que estar a varios grados bajo cero no les importa. Con un buen vino caliente y la compañía de los suyos, pasan horas en las terrazas o paseando entre los puestos de bolas dibujadas a mano. El mejor recuerdo que puedes traer a amigos y familiares.

Zagreb, la ciudad más navideña

Si alguno de los destinos nos sorprendió por encima del resto, ese es sin duda Zagreb. Capital de Croacia, no solo esconde noches de desenfreno en un ambiente para nosotros demasiado frío, sino que se vuelcan los que más a la hora de organizar mercadillos navideños y grandes pistas de hielo para los más pequeños. Por ello, no es de extrañar que durante tres años consecutivos, la ciudad se haya hecho con el premio a mejor Mercadillo Navideño de Europa por European Best Destination.

Y es que el Adviento bien podría convertir a Zagreb en Laponia, donde se encuentra la casa de Papa Noel. Mercadillos que se extienden por toda la ciudad, un Belén Viviente o la gran pista de patinaje sobre hielo que se monta en la plaza del Rey Tomislav son solo algunos de los motivos que le han llevado a hacerse con estos premios. También los conciertos y el decorado han formado parte de ello.

Pero no es lo único. A las afueras de Zagreb se encuentra la granja de la familia Salaj. ¿Te imaginas qué puede ser? Pues al igual que con Liubliana, dedicaremos un artículo específico solo para hablar de qué ver en Zagreb y, aunque no nos dio tiempo a visitar la también conocida como “El cuento de Navidad de la familia Salaj”, hablaremos de ella.

Por último, la capital croata ofrece también la posibilidad de hacerse con una Zagreb Card. Similar a la de Viena, permite el acceso a varias atracciones turísticas de la ciudad y, lo mejor de todo, al transporte público.

El Adviento de Budapest

Nuestra penúltima parada, a la que llegamos tras pasar aproximadamente dos horas en tren, fue Budapest. Esta ciudad, que no aparece en el vídeo publicado junto a estas líneas, tiene mucho que contar pero no tanta cultura navideña.

A excepción de algunas luces y algún que otro puesto de vino caliente en el Bastión de los Pescadores, poco se puede resaltar del Adviento en la capital húngara. Sin embargo, es una de las ciudades con más grandeza que hemos encontrado en nuestro recorrido, y en un artículo que también publicaremos en breves, os contaremos qué ver, dónde dormir y, por supuesto, en qué restaurante probar el pollo a la paprika.

Praga, un cuento en mitad de Europa

Doce horas de viaje y tres cambios de tren para poder llegar hasta aquí. Pero una cosa os diremos, mereció la pena. Nuestro último destino fue, como lo hemos titulado, un cuento en mitad de esta locura que es Europa.

Plaza de la Ciudad Vieja (Praga)

Si de por sí, la capital de la República Checa es un rinconcito ideal en el que todo es digno de una fotografía, en Navidad esto se multiplica. La Plaza de la Ciudad Vieja cuenta con uno de los mercados navideños de comida más increíbles que nos hemos encontrado a lo largo de nuestros nueve días de aventura. Puestos de koláce, queso frito o codillo son algunos de los platos típicos que puedes probar en este mercadillo. Aunque no es el único.

Las calles principales desbordan aires de fiesta y, a lo largo y ancho de las principales avenidas, encontramos otra serie de mercadillos. Muchos de ellos, dedicados a la venta de souvenirs. Porque aunque lo que más nos guste sea comer y beber, en la variedad está el gusto. Eso sí, recordad que el horario de comidas allí es diferente y si vais a partir de las diez de la noche os aseguramos que en los mercadillos no quedará ni un alma.

Para hablar sobre esta bella ciudad y su gastronomía, que seguro que habéis buscado en internet lo que son los koláce nombrados unos párrafos más arriba, también publicaremos en las próximas semanas un artículo específico para que le saquéis todo el jugo posible a Praga.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

1 Comentario

  1. Me ha encantado el artículo, explica con todo lujo de detalles cada ciudad y sus características principales. Los mercadillos son una pasada, Dan ganas de recorrerlos todos, sin dejar de resaltar la gastronomía y sus vinos calientes. No sabría por donde empezar, pero si tuviera que elegir lo haría por Viena.
    Perfecto, enhorabuena Irene, has plasmado hasta el más mínimo detalle.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.