Inicio En portada Menorca en otoño: qué ver y qué hacer

Menorca en otoño: qué ver y qué hacer

4915
0

Nada mejor que salirse del camino marcado y sorprender a esa persona con una escapada a una de las islas más bonitas de nuestro país. Menorca es un diamante en bruto que también merece ser descubierto en otoño.

Situada en la parte nororiental del archipiélago balear, la isla de Menorca es uno de los destinos predilectos en verano, ya no solo a nivel nacional, sino también internacional. Sus playas de agua cristalina y sus altas temperaturas son todo un atractivo turístico en los meses de julio, agosto y septiembre.

Sin embargo, en este post no venimos a contarte las maravillas de esta isla en sus meses más concurridos. Hoy venimos a mostrarte que las playas de Menorca esconden muchas sorpresas en otros meses del año. Por ejemplo, los meses de octubre y noviembre, en pleno otoño.

Un poco de playa menorquina en otoño

¿Seguro que estás dispuesto a dejar que el calendario decida las vacaciones por ti? Di que no y anímate a descubrir las impresionantes playas y calas de Menorca. Aprovecha y déjate seducir por el aroma de la isla realizando, por ejemplo, excursiones en barco.

Entre las playas a las que te recomendamos acercarte está, como imprescindible, la Cala Galdana. Ubicada al sur de la isla, en el municipio de Ferreries, es ideal para ir en familia y se puede llegar a ella tanto en coche como en trasporte público. Además, su arena blanca y su agua cristalina convierten este lugar en el ideal para hacerse unas cuantas fotos de ensueño. Sin embargo, no nos quedemos aquí y sigamos descubriendo otros escenarios maravillosos.

Playa Turqueta. Virgen con aguas transparentes, también está especialmente recomendada para ir en familia. Además, este paraje está lleno de sorpresas. Puedes, por ejemplo, encontrarte cabras un día cualquiera. Esto se debe a que viven por los alrededores. Para llegar, eso sí, coche o moto. Y cuidado con el horario, porque aunque el parking es gratuito, se llena rápido.

Arenal d´en Castell. Considerada como una de las más bellas a pesar de estar situada en una zona urbana, esta playa del norte de Menorca es de grandes dimensiones y tiene una forma prácticamente circular. El pueblo marinero donde se encuentra tiene gran cantidad de apartamentos para alojarse durante las vacaciones y cuenta con un gran surtido de artesanía de Menorca que te hará sacar la cartera.

Rutas en barco por Menorca

Excursión a la isla del Aire. Esta ruta es una forma de conocer el sur de la isla. Parte desde Cala Llonga y llega hasta el Faro de la Isla del Aire. Muy recomendable porque, además de conformar una experiencia inigualable, es la única manera de llegar hasta esta isla.

Paseo en catamarán. Este tipo de excursiones las encuentras disponibles en prácticamente todas las playas de Menorca. Sin embargo, nosotros te recomendamos que compres una de estas aventuras en el norte, para disfrutar de la bahía del puerto del Fornells y visitar playas como Cala Pregonda.

Aventura en barco con visión submarina. Si viajas con niños, esta opción les encantará. Se trata de barcos que cuentan con salas de visión submarina desde las que pueden disfrutar de todos los secretos del fondo marino sin peligro alguno.

Menorca y su gastronomía

Da igual en qué época del año viajes. La gastronomía de esta isla es uno de sus mayores atractivos a lo largo de todo el año. Y no hablamos solo de las famosas ensaimadas. También de productos típicos de Menorca salados, como es el caso de la sobrasada.

Caldereta de langosta. Este plato elaborado con un sofrito de verduras y langosta es uno de los más conocidos en la cocina menorquina. Se suele acompañar de rebanadas de pan tostado con ajo, que conquistarán a los paladares más exitosos.

Arroz de la tierra. Hecho a base de productos porcinos, te sorprenderá que no lleva arroz a pesar de su nombre. La receta se crea a base de trigo roto en un mortero de piedra. Luego solo queda cocerlo al horno.

Oliaigua. Receta sencilla y muy sabrosa elaborada con agua, aceite, tomates, pimiento verde y ajo. Siempre, por supuesto, acompañado de rebanadas de pan.

Raya al horno. No podíamos despedir este artículo sin hacer una referencia al pescado. La raya, muy apreciada en la isla, se hace en este caso con patatas, cebolla y tomate. ¿El toque especial? Cubrirlo con una mezcla de ajo, pimentón dulce y perejil.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

Artículo anteriorAltea: un lugar mágico para pasar las vacaciones
Artículo siguienteEuskadi como destino predilecto en otoño
Redactora Jefe, periodista de corazón y pasión, con infinitas ideas en constante ebullición. Sobre todo, es la que cuida a los clientes para facilitarles su participación en nuestra revista de viajes y turismo por España y Portugal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.