Inicio Gastronomía Actualidad Los beneficios de las conservas del pescado azul

Los beneficios de las conservas del pescado azul

154
1

Desde pequeños, nuestros padres se encargan de hacernos entender que el pescado es uno de los mejores productos para llevar una vida sana. Nos explican que puede llegar a reducir el colesterol o que es rico en vitaminas. Y lo mismo pasa con las conservas de pescado. A pesar de estar enlatadas, la calidad de estos productos es inigualable.

Las conservas son un tipo de alimentación que muchas veces juzgamos por adelantado. De hecho, hay quienes las comparan con la comida precocinada simplemente por encontrarse enlatadas. Pero nada más lejos de la realidad. La mayoría de estos productos mantienen su esencia y características de la mejor forma posible.

Un claro ejemplo son las conservas de pescado Virgen del Carmen. Elaboradas de manera artesana y con mucho mimo, consiguen unos resultados frescos gracias, en parte, a los parámetros de peso y tamaño que utilizan. Sus productos, que carecen de conservantes, se congelan por razones sanitarias sin perder el sabor. Esto se debe a que están el tiempo mínimo bajo los efectos de la congelación.

Asimismo, dentro de su extensa selección de productos con varios líquidos de cobertura, destaca el pescado azul. Rico en Vitaminas A y D y famoso por su aporte de Omega 3, es ideal en la dieta de un adulto. Al menos, dos o tres veces por semana.

¿Por qué el pescado azul?

No solo su amplio aporte de vitaminas es destacable de este producto tan apreciado. También, el hecho de que facilite la digestión y cuente con pocas calorías es un incentivo para su consumo. Además, debido a todas estas características, es ideal para la prevención de enfermedades como, por ejemplo, la artritis reumatoide.

Junto a todo esto, el pescado azul cuenta con otros elementos fundamentales para el funcionamiento de nuestro organismo. Y es que, entre otras cosas, ayuda al crecimiento y el desarrollo de los más pequeños. Además, cuenta con la muy conocida Vitamina B12 y la presencia de minerales y calcio, aunque este último en menor medida.

Las delicias del atún rojo

Los troncos de atún en conserva son uno de los productos estrella en la mayoría de los hogares. Muchas de las recetas de cocina que realizamos a diario cuentan con este ingrediente tan bien elaborado. Con su característico color rosáceo, adorna todas nuestras elaboraciones, principalmente las ensaladas.

Ideal para los paladares más exigentes, su pesca es una de las más respetuosas. De esta forma, el sabor de su carne se mantiene prácticamente intacto. Asimismo, este tipo de conservas suele acompañarse con un toque de aceite de oliva, lo que dota al atún de un toque diferente.

Caballa en conserva

De nuevo, el aporte vitamínico es el gran protagonista del pescado azul. Y, por supuesto, si hablamos de ello, no podemos dejar de hacer una pequeña mención a los filetes de caballa. Su increíble sabor y la compañía del aceite de girasol hacen de él otro imprescindible en nuestra cocina.

Dentro de las características propias del pescado azul, la caballa cuenta con un alto contenido en yodo, lo que favorece la regulación del nivel de energía y el correcto funcionamiento de las células. Además, es bueno para el sistema circulatorio y las embarazadas.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

1 Comentario

  1. Interesante artículo. Los pescados en conserva son, para mi, unos grandes desconocidos. Gracias por ponerme un poquito al día en sus beneficios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.