Inicio Gastronomía Actualidad Los alimentos congelados de calidad son igual de sanos que los productos...

Los alimentos congelados de calidad son igual de sanos que los productos frescos

1306
0

En la industria alimentaria, la congelación es una forma tradicional de conservar los alimentos, para mantener intactas sus propiedades.

La congelación es una de las técnicas de conservación alimentaria más antiguas que existen. Por ese motivo, con la aplicación de las nuevas tecnologías en las neveras y congeladores, tanto domésticos como industriales, se ha conseguido que los productos se mantengan intactos desde que son recolectados, despiezados o pescados, hasta que se sirven en la mesa. 

Congelados
Mariscos. Productos congelados

Existe una tendencia a pensar que los productos congelados son de peor calidad o que pierden cualidades en el proceso, sin embargo, eso no es así. Cuando una empresa de congelados es seria y trabaja bajo los parámetros higiénicos, sanitarios y científicos para que el refrigerado se haga en las condiciones más óptimas, el producto se manipule previamente con todas las garantías y se mantenga la línea de frío, el usuario puede estar seguro de que consumirá un alimento de total calidad. 

Por todo ello, hay empresas que se dedican al sector de la congelación de alimentos para su posterior venta. Compañías como Manumar, llevan años dedicadas a ese negocio, y son todo un referente en la zona de Levante. Los servicios de compra de este tipo de congelados online facilita el acceso a productos de alta calidad y con precios muy competitivos, lo que garantiza a familias, restaurantes y colectivos, poder acceder a un sinfín de alimentos y productos con las mismas condiciones que los frescos. Por eso, recibirlos en casa, con el respeto máximo a la cadena de frío y en un transporte completamente equipado, es otra de las garantías que ofrece esta entidad. 

Ventajas de comprar productos congelados

Son múltiples las ventajas que ofrece el consumo de productos alimenticios ultracongelados, sin embargo, lejos de la tendencia de pensar que son de peor calidad, los estudios han revelado que no es así; siempre y cuando, se haya procedido de manera profesional y adecuada con esa técnica de conservación. 

Lo que sí está claro, es que gracias a la congelación es posible consumir productos que no son de cercanía, lo que amplía mucho la oferta para la dieta, ya que no habrá limitación para consumir productos que procedan de lejos, ya que estos llegarán en perfectas condiciones. 

En cuanto a las ventajas principales, se halla la higiene, porque gracias a la congelación, los productos se blindan ante bacterias y microorganismos que puedan provocar su putrefacción o contaminación. En este sentido, la salud se verá reforzada, consumiendo estos productos. 

A su misma vez, se detiene la degradación del alimento, a la par que conserva sus cualidades intactas, por tanto, el valor nutritivo y sus propiedades naturales, que gracias a las técnicas avanzadas en congelación, serán una realidad. 

En esa misma línea, hay que destacar lo práctico y económico que resulta, ya que podrá hacerse con el producto, y no verse en la obligación de consumirlo inmediatamente, como ocurre con los productos frescos. Además, si la entrega es a domicilio, mayores ventajas aún. 

Productos congelados más habituales

Como se ha venido defendiendo, existen multitud de productos que son susceptibles de ser congelados, para una mayor vida útil de los mismos y preservar sus propiedades intactas. Aunque son, principalmente, verduras, pescados, mariscos y carnes, los que más se presentan en este formato. También, habría que destacar la repostería, así, se facilita mucho el trabajo en los hogares y establecimientos de restauración, que podrán consumir y ofrecer un producto de calidad con todas las garantías. 

Mariscos y pescados

El hecho de que la pesca se haga en alta mar, en la mayor parte de los casos, estas capturas tienen que someterse a una conservación eficaz, por lo que la congelación es una de ellas. Así, gambas, gambones, cangrejos, merluzas, salmones, etc., son pescados susceptibles de presentarse en formatos congelados, para un consumo eficaz y manteniendo todo su potencial alimenticio. 

Carnes y verduras

Por otro lado, las carnes, como pollo, cerdo, pavo, cordero o conejo, así como todas las verduras y hortalizas, encuentran en esta técnica, un gran aliado. Permite también mostrar un despiece completo de los alimentos y racionalizarlos.

Artículo anterior5 actividades locas para disfrutar del «no esquí» en el Pirineo francés
Artículo siguientePremios Visión 2022: Ruta de retablos renacentistas de León y Dunas Travel

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.