Inicio Miscelánea Lentes de contacto en primavera: ¿Qué necesitas saber?

Lentes de contacto en primavera: ¿Qué necesitas saber?

3719
0

Al llegar la primavera seguramente en lo primero que piensas es en un sol radiante, clima agradable, verdor, flores y polen, mucho polen. Y es que esta época de año no solo se caracteriza por el florecimiento, sino por las alergias que sufren, sobre todo, los que usan lentes de contacto.

Picor, lagrimeo, irritación, enrojecimiento y en casos más severos inflamación son algunos de los síntomas de la alergia que puedes experimentar en la zona ocular. Esto ocurre porque el organismo es hipersensible a alérgenos como el polen y ácaros de polvo, típicos de la primavera.

Uso de lentes de contacto
Uso de lentes de contacto en primavera

Estos síntomas se vuelven molestos, especialmente para quienes utilizan lentes de contacto debido a que tienen que lidiar con la tentación de no frotarse los ojos constantemente porque además de mover la lentilla, corren el riesgo de sufrir alguna infección.

La buena noticia es que con los cuidados indicados podrás seguir usando tus lentes de contacto en esta colorida estación del año.

Aspectos que debes considerar en el uso correcto de lentes de contacto

Alergias

Lo primero que debes saber es que los lentes de contacto no están contraindicados para aquellos que sufren de alergia. Sin embargo, evita estar en contacto con agentes alérgenos que podrían ocasionarte complicaciones en el tejido del interior de los párpados.

Escozor, ojos llorosos, sensibilidad a la luz, visión borrosa e hinchazón del párpado son síntomas de las alergias oculares típicas de la primavera. Si la alergia es tu segundo nombre, no esperes una complicación y pídele a tu médico que te dé las indicaciones según sea tu caso.

No obstante, una de las opciones es utilizar lentillas desechables porque al usar una lentilla diariamente se reduce la acumulación de polvo y polen.

Lágrimas artificiales

Este tipo de gotas resultan un aliado al momento de remover partículas de polvo, polen o cualquier ácaro que se haya alojado en tus ojos o lentillas. Las lágrimas artificiales también se usan cuando te desenvuelves en climas fríos o secos.

Si además de alergia sufres de ojo seco, también puedes aplicar lágrimas artificiales que te ayudan a lubricarlo. El ojo seco es una enfermedad que padecen las personas expuestas muchas horas del día a pantallas digitales o dispositivos electrónicos.

Esta afección genera irritación en el ojo, sequedad, visión borrosa, mareos y dolores de cabeza. Si tu condición no es severa, puedes ayudarte con lágrimas artificiales que te proporcionen confort mientras usas los lentes de contacto.

Gafas de sol

Para tener una mayor protección ante agentes alérgenos es recomendable que además de tus lentes de contacto, te coloques gafas de sol cuando te encuentres en exteriores o al aire libre, sobre todo en campos o parques donde la vegetación y el polen son los protagonistas.

Asimismo, debes tener presente que en el atardecer es el momento del día donde serás más vulnerable ante las alergias, debido a que las partículas de polvo y otros ácaros descienden, y por consiguiente son más fáciles de inhalar. De modo que no es idóneo que te quites tus gafas así se esté ocultando el sol.

Higiene

Con el fin de evitar alguna infección en la zona ocular, deberás lavarte muy bien las manos al introducir y extraer tus lentillas. Es una rutina que debes adoptar tan rigurosamente como lavarte las manos antes y después de comer.

De igual forma, para disminuir la acumulación de polvo en tus lentes de contacto tienes que limpiarlos con la solución especial que indique tu optometrista. Es una escena que debes repetir con regularidad siguiendo las instrucciones precisas.

A esta sección de limpieza debes sumar el empaque de los lentes, donde se acumula polvo y suciedad. Lo ideal es que siempre permanezca limpio y seco.

Tiempo de uso

Al momento de comprar lentes de contacto revisa su fecha de vencimiento, puesto que utilizarlos por más tiempo del indicado podría traer complicaciones severas en el área ocular. Asimismo,

evita usar las lentillas por más horas de lo especificado y tampoco duermas con ellas.

No importa si son lentillas correctivas o lentes de contacto de colores para refrescar tu look, si comienzas a notar algún efecto negativo en tu salud visual retíralas inmediatamente y consulta a tu médico oftalmólogo porque es indicio de que algo no anda bien.

Este tipo de lentes son grandes aliados, pero sé responsable con su uso porque no son un juguete y tu salud visual no es un juego.

En este sentido, lo mejor que puedes hacer para utilizar tus lentes de contacto en primavera es evitar exponerte a ambientes que potencian la sensación de alergia ocular. Y en caso de sufrirla, recuerda no frotarte los ojos, mantener la higiene y visitar a tu médico de confianza.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.