Inicio Miscelánea Cómo elegir la mejor freidora industrial para tu negocio

Cómo elegir la mejor freidora industrial para tu negocio

2256
0

Si formas parte del mundo de la hostelería y te encuentras inquieto ante la incertidumbre de la situación económica, no te preocupes. La crisis del coronavirus está a punto de transformarse en un mal recuerdo. Además, suele decirse que las épocas de crisis brindan numerosas oportunidades para plantearse cambios que antes nunca nos hubiésemos planteados. Así ha ocurrido con numerosos hosteleros que, llegado el confinamiento, apostaron por renovar sus establecimientos y modernizar sus cocinas.

Precisamente uno de los instrumentos más utilizados en bares y restaurantes es la freidora. España es un país en el que la fritura se consume de manera habitual, por lo que todo buen negocio debe contar con una freidora a la altura. De hecho, en los últimos años las freidoras convencionales han ido cediendo paso a nuevas innovaciones, como las freidoras eléctricas industriales

Ventajas de optar por una freidora eléctrica industrial

Antes de entrar de lleno en los requisitos de los que debes informarte para elegir la freidora correcta, es importante que comprendas cuáles son las características de este tipo de utensilios y por qué muchos profesionales han apostado por ellas.

Como su propio nombre indica, las freidoras industriales eléctricas son freidoras industriales que, a diferencia de las freidoras convencionales, no funcionan a base de gas, sino mediante la corriente eléctrica. Esto hace que, aunque su mecanismo sea prácticamente similar al de las freidoras de gas (utilizan las mismas bobinas para calentar el aceite), no es preciso la contratación de gas para que estas se pongan en funcionamiento.

Pero, además del posible ahorro energético que pueda suponer el ahorro de gas, las freidoras eléctricas presentan otras particularidades. Así, este tipo de freidoras permiten regular la temperatura del aceite, mantienen el calor durante más tiempo, son más fáciles de limpiar y disminuyen el riesgo de que un alimento se desperdicie como consecuencia de la temperatura del aceite.

A ello se une que su desplazamiento es sumamente sencillo, ya que funcionan mediante corriente eléctrica y no dependen del suministro de energía. De este modo, pueden ubicarse en cualquier lugar de la cocina y desplazarse de manera manual llegado el momento. Además, algunas marcas, como Inblan, incluyen ruedas en sus modelos. Descubre más sobre la freidora eléctrica industrial de Inblan en su página web. 

Freidora industrial eléctrica
La mejor freidora industrial para tu negocio

Elige correctamente tu freidora eléctrica industrial

Una vez comprendidas las diferencias entre una freidora de gas y una eléctrica, ha llegado el momento de seleccionar qué freidora es la más adecuada para tu negocio. Como sabrás, cada freidora es un mundo y existen multitud de factores que intervienen en el resultado final de los alimentos. En este sentido, la forma, distribución o temperatura de la freidora son fundamentales para garantizar el buen sabor de los alimentos que cocines.

1. Tamaño y características de tu negocio

En primer lugar, es importante que consideres qué negocio posees o deseas poseer. Esta consideración previa se debe a que el tamaño y las características de la freidora industrial dependerán de tu bar o restaurante. Así, un pequeño bar no precisará de una freidora de grandes dimensiones o con las mismas características que un restaurante que, por las razones que sean, tiene previsto ampliar su tamaño.

2. Tiempo y capacidad de la freidora

Aunque el tiempo y la capacidad de la freidora puede depender del tamaño del negocio, no siempre tiene por qué darse esta circunstancia. Por ejemplo, un bar pequeño puede dar numerosas comidas los días de diario y, como consecuencia, precisar de una freidora pequeña pero rápida. Así, algunas freidoras eléctricas se calientan antes; otras, por el contrario, mantienen el calor durante un periodo de tiempo mayor, o se recuperan con mayor facilidad tras una fritura. Además, recuerda que elegir el aceite adecuado es igual de importante para garantizar un buen sabor.

3. Protección ante la freidora

Aunque es un elemento que puede pasar desapercibido, lo cierto es que los accidentes laborales relacionados con las freidoras industriales son más habituales de lo que pensamos. En este sentido, es importante contar con una freidora que brinde algún tipo de protección a los trabajadores. En este sentido, las freidoras eléctricas industriales, como Por ejemplo, la freidora eléctrica industrial de Inblan incluye protectores de cristales para cocinar con total desenvoltura. 

4. Limpieza y desinfección

Por último, la limpieza de las freidoras es uno de los principales quebraderos de cabeza de todo trabajador de la hostelería. Así, el material con el que la freidora industrial esté fabricado, la extracción de sus piezas (especialmente las cubas), la forma de las esquinas (preferentemente redondeadas) o un mecanismo sencillo de vaciado del aceite, como una válvula, son características que no puedes perder de vista a la hora de decantarte por una freidora u otra. Si a estas características le sumas otras secundarias, como ruedas incorporadas para su desplazamiento o, como en el caso de las freidoras eléctricas, la oportunidad de desplazamiento sin suponer riesgo alguno para los trabajadores, todo ello convertirá esta freidora en la perfecta para tu negocio. Además, recuerda que las variedades del aceite de oliva por las que te decantes también influirán en el producto final.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.