Inicio Guías Guías de Turismo de Aventura La berrea de los ciervos

La berrea de los ciervos

18
0

Cuando el período estival se acaba, los bosques se llenan de humedad presagiando el inminente otoño. Las temperaturas descienden poco a poco y los árboles comienzan a cambiar de color. Así se marca el inicio de la berrea de los Ciervos. Y así se vive en el Parque Nacional de Cabañeros.

 

El ciervo es un mamífero ungulado que supera los 100 kg de peso y que en época de berrea está en su máximo apogeo. Luce orgulloso sus enormes cuernas y está dispuesto a pelear con cualquier otro de su especie por el mayor número de hembras.Pero ¿cómo se llega a este punto?

El proceso de berrea

Los ciervos pierden sus astas en el mes de marzo y casi de inmediato les empiezan a crecer las nuevas. Su alimentación a base de castañas, bellotas, avellanas, nueces ,etc. ricas en grasa y minerales, hace que pronto estén listas de nuevo.

Al crecer estas cuernas son muy débiles y están recubiertas por una membrana que las irriga de sangre y de aspecto exterior sedoso, se la conoce como borra.

Es en el verano cuando alcanza su máximo tamaño y el alto nivel hormonal hace que la borra se quede sin irrigación y se caiga ayudada por el frotamiento del animal con los árboles, escoda. Y, poco después, el asta se muestra con un color blanquecino y poco apoco se endurece y se vuelve de tonos marrones.

En lo que los ciervos machos veranean con sus enormes cuernas las hembras que no disponen de ellas se van preparando para soltar sus feromonas que enloquecerán a los machos durante el período de reproducción.

La berrea esta lista y suele ser más intensa al amanecer y al anochecer resulta impresionante “ escuchar la berrea” por la noche cuando los bramidos de los machos se adueñan de la noche.

Los ciervos que son animales errantes y polígamos trataran de conquistar el mayor número de hembras peleando sin descanso unos con otros sin llegar a matarse ,salvo en casos excepcionales ,pero perdiendo parte de su cornamenta en ocasiones.

Parque Nacional de Cabañeros

El Parque Nacional de Cabañeros, que alberga en el interior de su impresionante bosque mediterráneo un extensa colonia de ciervos autóctonos, es sin duda el mejor lugar la Península para contemplar este espectáculo de vida natural en estado puro.

Pero, por supuesto, no podemos dejar de disfrutar las tertulias después de estas intensas jornadas alrededor de una buena mesa degustando la excelente cocina local , Duelos y Quebrantos, Platos de caza guisados al estilo de Horcajo, Sapillos etc. todo ello acompañado por los excelentes caldos de la tierra.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.