Inicio Gastronomía Kéfir, el mejor aliado para tu salud

Kéfir, el mejor aliado para tu salud

3897
0

Beneficioso para nuestra flora intestinal, el kéfir se ha convertido en un producto imprescindible en cientos de recetas saludables. Cada vez son más los nutricionistas que lo recomiendan. En este artículo te contamos por qué.

Conocido también como yogur búlgaro, esta bebida de leche fermentada a base de levaduras y bacterias se ha convertido en el mayor aliado, ya no solo de aquellos que buscan llevar una alimentación más saludable, sino para quienes necesitan reforzar su flora intestinal.

Las propiedades del kéfir, de las que hablaremos a continuación, son infinitas. También, sus ventajas. Porque con este producto, los intolerantes a la lactosa están de suerte. Y es que pueden tomarlo sin problema. Eso sí, siempre que no sean excesivamente sensibles.

¿Cuáles son las propiedades del kéfir?

Antes de pasar a hablar de las propiedades de esta especie de yogur, es importante que sepas que existen diversos tipos. El más conocido y comercializado, el kéfir de leche. Sin embargo, hay más. Por ejemplo, el de té o de agua. Porque al final, de lo que estamos hablando es de unos «granos» habitados por microorganismos beneficiosos para nuestro sistema digestivo y, por lo tanto, para nuestra salud.

Azúcares bajos. Es una de sus ventajas frente a la leche, ya que ofrece a aquellos que no pueden tomarla una alternativa. Y si tu nivel de intolerancia es demasiado alto, siempre puedes probar suerte con el kéfir kaiku sin lactosa. ¡Seguro que ese te sienta de maravilla! Por no hablar de que a menos azúcares, más saludable. Este es el motivo por el que muchos nutricionistas usen este producto a la hora de preparar algún dulce.

Fuente de energía. Para quienes se fijan en las calorías, este punto es clave. A pesar de contar con un nivel de grasas similares a las de la leche semidesnatada o entera, su aporte calórico es mucho menor. Ya sabemos lo importantes que son unas calorías de diferencia en una dieta.

¿Y si hablamos de sus beneficios?

Más allá del aporte calórico, la posibilidad de que lo consuman aquellos que son intolerantes a la lactosa o que ayude a cuidar la microbiota, el kéfir esconde una lista de beneficios que, a pesar de no ser interminable, podría estar cerca. ¡Te lo mostramos a continuación!

Regulador del colesterol. Su aportación a nuestro sistema incluye la reducción de absorber colesterol y nos permite reforzar la flora para degradarlo de forma más sencilla.

Los huesos. Su porcentaje de calcio, similar al de la leche entera, convierte en kéfir en uno de los mejores aliados para fortalecer nuestros huesos.

Repercute en la piel. No todos los cambios son interiores. De puertas para fuera, si consumimos de manera habitual este yogur búlgaro, es probable que nuestros familiares y amigos noten cambios en nuestra piel. Por ejemplo, con menos acné y erupciones cutáneas.

Efecto antibacteriano. Ideal para combatir y prevenir problemas intestinales como la gastritis o el famoso Helicobacter Pylori.

Recetas con kéfir

Como ya hemos mencionado anteriormente, el kéfir es cada vez más utilizado en cocinas de todo el mundo, principalmente la mediterránea. Recomendado por cientos de expertos en nutrición debido a sus beneficios y su bajo aporte calórico, las opciones para introducirlo en recetas son casi infinitas. Solo hay que echarle un poco de imaginación.

Hielo de kéfir. Sorprendente, ¿verdad? Probablemente no te hayas planteado nunca antes hacer algo similar, pero es una muy buena opción si no eres un gran fan de los productos lácteos y tienes que cuidar tu flora intestinal. Además, la receta no puede se más sencilla. Solo hace falta que llenes cubitos del congelador de kéfir mezclado con una cucharadita de leche. Luego solo queda esperar a que se congele y sumarlo a alguno de los smoothies de la jornada.

Bizcocho de «yogur». El entrecomillado es porque vamos a modificar un poco esta conocida receta. ¿Sabéis el famoso bizcocho que se hace con las medidas del yogur? Es decir, un yogur, un vaso de yogur de aceite, dos de azúcar y tres de harina (más los huevos y levadura claro). Pues ahora simplemente cambia el yogur por el kéfir. ¡Ya tienes una receta mucho más saludable! Y si encima reduces aún más la cantidad de azúcar quitando alguno de los que lleva la receta, ¡lo bordarás!

Queso crema. ¿Has pensado alguna vez en hacer tu propio queso? Con el kéfir es posible y mucho más saludable. Para la receta solo necesitarás 500 ml de kéfir, 1 o 2 cucharadas de perejil (al gusto), un poco de aceite de oliva y sal. Una vez lo tengas todo mezclado… ¡dejar enfriar y sacarlo cuando hayan llegado a casa los invitados! Eso sí, no olvides ponerlo junto a unos panecillos.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

Artículo anteriorHistoria del cerdo ibérico
Artículo siguienteHotelopia incluye alquiler de coches en su página web
Redactora Jefe, periodista de corazón y pasión, con infinitas ideas en constante ebullición. Sobre todo, es la que cuida a los clientes para facilitarles su participación en nuestra revista de viajes y turismo por España y Portugal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.