Inicio Gastronomía El jamón ibérico, mejor cortado a mano

El jamón ibérico, mejor cortado a mano

3794
0

Entre las consideraciones básicas que los expertos mantienen para consumir el jamón ibérico, que se haya cortado a cuchillo en lonchas finas y cortas es fundamental. 

Para captar en todo su esplendor las fabulosas cualidades organolépticas que posee el jamón ibérico es fundamental tener presente algunos factores en el momento de consumirlo. El primero de ellos es la temperatura, que debe estar entre 22 y 25 grados centígrados aproximadamente. De este modo, el consumidor se asegura de que se conservan y se transmiten la textura, el sabor y el aroma que lo hacen tan especial y valorado en el mundo entero. Es el punto exacto en el que la grasa comienza a mezclarse con el magro, volviendo al jamón mucho más jugoso.

El segundo de los factores puede que sorprenda a los no iniciados. Se trata del corte, que debe ser llevado a cabo de forma manual, usando un cuchillo especial jamonero para obtener unas lonchas finas, cortas y aproximadamente del mismo tamaño. Un jamón mal cortado, aunque tenga una calidad excelente, podría perder buena parte de sus cualidades en el paladar.

Berídico, la empresa especializada en el corte a cuchillo

Cuando se descubre la enorme importancia que tiene el corte a cuchillo, en lonchas finas y cortas, no se quiere saborear el buen jamón de otra forma. Para aquellos que no dominan el corte a cuchillo lo más aconsejable es que pidan el jamón ya cortado.

En este sentido, pocas empresas ofrecen este producto con la garantía de Berídico, la empresa especializada en el corte a cuchillo, envasado y envío de jamón ibérico de calidad, ideal para llevarlo a cualquier lugar, usarlo en celebraciones, para regalar…

Si se disfruta del Jamón Ibérico de calidad y se es un apasionado del corte a cuchillo, pero existe el temor de que el resultado de cortar una pieza no sea el adecuado, Berídico pone a disposición del consumidor una selección de las mejores piezas de Paletas y Jamones Ibéricos cortados a mano por maestros cortadores y envasados al vacío en bolsas de 100 g, al igual que piezas enteras certificadas y adecuadas a la Norma de Calidad del Ibérico. Una manera cómoda de disfrutar del auténtico Ibérico en raciones perfectas listas para degustar.

Con el corte a cuchillo, todo son ventajas.

Jamón ibérico cortado a mano
Jamón ibérico cortado a mano

Ventajas de cortar el jamón ibérico a mano con un cuchillo

Gracias al movimiento de la mano, suave pero firme, deslizando el cuchillo jamonero entre la carne, se obtienen lonchas con todo su sabor y preservando sus nutrientes.

Con el corte manual del jamón que presentan empresas como la mencionada, se mantiene toda su frescura, aroma y sabor, sin perder ninguna propiedad. Al estar perfectamente envasado, puede llevarse de viaje, a cenas de amigos, siendo siempre un plato bien recibido, al igual que presentándolo como un regalo. Tampoco se necesitan utensilios de corte ni mucho espacio para guardarlo.

Por otra parte, no se puede negar que con estos packs se arregla cualquier cena improvisada, cuando llegan familiares y amigos y no se tenía nada pensado, basta con abrir una de estas bolsas y presentarlo en un plato como lo haría un profesional.

Como ya se ha mencionado, representa una estupenda oportunidad para consumir y disfrutar en cualquier sitio y en cualquier momento de un ibérico de calidad. Son ideales para el verano, la pieza de jamón una vez abierta, si no se consume rápido se seca, pero, con las bolsas envasadas al vacío, se conserva en la nevera durante meses hasta que vayas a consumirlas, sin perder ninguna de sus cualidades.

Por último, adquiriendo estos paquetes no hay por qué comprar un jamón entero, con estas bolsas individuales se recibe el placer de un Jamón Ibérico de calidad sin grandes desembolsos de dinero, más aún cuando Berídico realiza los envíos de forma completamente gratuita.

La mejor forma de comer jamón ibérico

La mejor y más tradicional forma de comer jamón ibérico es recién cortado, tal y como se ha explicado en este artículo, en lonchas finas y cortas. Lo ideal es acompañarlo con un poco de pan con tomate, una fórmula muy recurrente en los desayunos.

Pero no es la única, según los más afamados gourmets del jamón existen algunas recetas en las que el jamón ibérico es la base para su preparación. Las más populares y sabrosas son los huevos con jamón, las lentejas con jamón, las alcachofas con jamón, las croquetas de jamón, el revuelto de setas con jamón, el gazpacho con jamón y el melón con jamón, entre otras muchas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.