Inicio Miscelánea Ibiza sobre ruedas

Ibiza sobre ruedas

24
0

 

Ibiza es una isla “pequeña”: las mayores distancias de norte a sur alcanzan los 40 kilómetros y de este a oeste se sitúan alrededor de los 15 kilómetros. Por ello, la opción de moverse con cualquier tipo de vehículo a motor es muy recomendable si queremos llegar a todos sus rincones.

 

Existe una gran variedad de empresas y plataformas online de alquiler de coches en Ibiza que ofrece la solución adecuada a cada necesidad (parejas, amigos, familias o, incluso, viajes de trabajo) y permite disfrutar de 200 kilómetros de playas y calas con aguas turquesas, recorrer los pueblos de interior y observar su arquitectura tradicional (haciendo parada en Santa Gertrudis para probar un buen bocadillo de jamón serrano o en el mercadillo hippy de Las Dalias en San Carlos) o visitar el yacimiento arqueológico Poblado Fenicio de Sa Caleta en San José.

Los amantes del senderismo y las rutas a pie también necesitan un vehículo para llegar a los puntos de partida y a pie de montaña.

Así, por ejemplo, Alquiler Coches Ibiza, plataforma de Turbo Rent a Car, dispone de una amplia flota que abarca coches (con cambio manual y automático), jeeps 4×4 (todoterrenos), furgonetas, motocicletas, escúteres, ciclomotores y hasta quads y bicicletas de montaña, y cuenta con doce oficinas en la isla, una de ellas en el Aeropuerto de Ibiza, donde recoger y devolver el vehículo.

Los más atrevidos pueden decantarse por la libertad de una moto o escúter (con sus correspondientes cascos) y se benefician del valor añadido de poder aparcar fácilmente a lo largo de la “isla bonita”.

Ibiza también se caracteriza por la presencia de caminos de tierra o arenosos en los que un coche todoterreno garantiza seguridad y comodidad a la hora de atravesar la isla de punta a punta.

El alquiler es un proceso muy sencillo y sólo requiere presentar el DNI o pasaporte, un permiso de conducción con una antigüedad de, al menos, dos años y una tarjeta de crédito o depósito en metálico (en función del vehículo y del modelo).

 

 

Ibiza en primavera

Las islas Pitiusas suelen estar muy concurridas en verano y resulta aconsejable reservar la estancia con bastante antelación. Así que, quien pueda “escaparse” durante los meses de primavera, podrá disfrutar de estas maravillosas islas con menos agobios y a precios más asequibles.

Los días comienzan a ser más “largos”, las playas se encuentran menos concurridas y la temperatura del agua permite el baño, incluso para los más “frioleros”, y el tráfico es más fluido, por lo que se puede circular mucho mejor por las carreteras.

Además, las actividades recreacionales ya están a pleno rendimiento, pudiendo realizar una gran variedad de deportes en contacto directo con la naturaleza y visitas culturales (como el casco histórico de Ibiza – Dalt Vila).

Y, para lo más fiesteros, algunas de las discotecas más famosas del mundo y otros locales nocturnos celebran sus fiestas de apertura en los meses de abril y mayo.

De todas formas, cualquier época del año puede ser buena para dejarse atrapar por la magia de Ibiza y Formentera.

 

Artículo anteriorExplora la Hendaya más desconocida
Artículo siguienteSevilla, tesorera de sus tradiciones
PERIODISTA ESCRITOR ESPECIALIZADO EN ACTUALIDAD. Con muchos años de trabajo y habiendo pasado por varios medios, es un experto en lo que se refiere a la comunicación por escrito.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.