Redacción

Coolrooms Atocha, nuevo concepto de hotel en el Barrio de las Letras

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

Coolrooms Atocha es un nuevo concepto de hotel de lujo con 35 amplísimas habitaciones en un edificio rehabilitado de 1852 en pleno corazón del Barrio de Las Letras de Madrid.

Se trata de un proyecto a varias manos que une la rigurosa sensibilidad del estudio de arquitectura Antana, la fluidez estilística en el interiorismo de Proyecto Singular y la precisión poética en el luminario de María Covarrubias. Esta fusión complementaria tiene como resultado un alojamiento con alma, de autor, capaz de unir lo confortable con lo estimulante. O dicho de otra forma: el hotel que le faltaba a Madrid.

Cosmopolita y palaciego, Coolrooms Atocha dispone de una espectacular entrada vigilada por la figura del dios Hermes en alusión al éxito y triunfo de su antiguo propietario –alto funcionario del Ministerio de Ultramar y caballero de la Orden de Carlos III–; y su paso de carruajes, con techos de 7 metros de altura, conduce en línea recta a un jardín secreto con una alberca.

Sus habitaciones, alegremente desproporcionadas, ofrecen un tamaño único en Madrid, y la luz natural baña su diseño a medio camino entre lo clásico y lo contemporáneo. Entre ellas destacan dos Coolsuites llamadas a convertirse en las favoritas de los viajeros hedonistas, con su propia terraza privada sobre los tejados de Madrid y su jacuzzi en el exterior.

La gastronomía corre a cargo de Joseba Guijarro, aclamado chef con una Estrella Michelín en su trayectoria profesional que nos ofrece en el restaurante-terraza del hotel la perfecta cocina de la abuela en versión contemporánea. Su bar de pinchos “El 34” traslada el concepto ganador de su famoso restaurante Casa Lita de Santander, y sirve una variada colección de pequeños bocados con la mejor materia prima. Y eso sin olvidar la coctelería Premium del lounge bar, con la energía perfecta para disfrutar a fondo de las tardes-noches madrileñas.

Pero ahí no acaba todo: Coolrooms Atocha propone gran variedad de experiencias inolvidables para sus huéspedes, como recorridos en Harley Davidson por la Comunidad de Madrid, cursos de fotografía en sus lugares más fotogénicos, sesiones de yoga y mindfulness en el jardín del hotel e incluso programas VIP en Arco, el Madrid Open de tenis o la Mercedes Benz Fashion Week.

La conquista del espacio
Coolrooms Atocha propone 35 habitaciones de un tamaño único en Madrid (entre 34 y 104m2). Sus generosas proporciones y sus altísimos techos remiten a sensaciones palaciegas que han sido declinadas por los interioristas de Proyecto Singular en dos estilos bien diferenciados.

Las habitaciones de la primera planta lucen un carácter más masculino e industrial –tipo loft– y están dotadas de cuartos de baño en microcemento y cerrajerías de hierro en bruto.

Las de la segunda planta son más clásicas y sofisticadas, con cuartos de baño que juegan con el negro y el blanco y transmiten una gran sobriedad y elegancia.

El estudio del fotógrafo y El estudio del pintor
Los alojamientos estrella de Coolrooms Atocha son sin duda sus dos CoolSuites, que además de contar con su propia terraza privada con jacuzzi en el exterior rinden homenaje a la energía artística de la capital.

La primera reproduce la suite-estudio de un fotógrafo, con cámaras antiguas, una pequeña biblioteca de fotografía y dos miradores excepcionales a los tejados y cúpulas del cielo madrileño.

La segunda recrea la magia de los talleres de los grandes artistas y es una invitación a tomar los pinceles y pinturas disponibles en la suite y plasmar una visión de lo que les rodea.

Gastronomía
Experiencias gourmet a la altura de sus habitaciones. En Coolrooms Atocha el chef Joseba Guijarro –poseedor de una estrella Michelín en su trayectoria profesional y famoso por su restaurante de pinchos Casa Lita en Santander– propone dos experiencias bien diferenciadas:

– En el Restaurante-Terraza del hotel el futuro es el pasado. O dicho de otra forma: se sirve la perfecta fusión entre una casa de comidas y un moderno bistrot cuyos sabores sacuden la memoria, ya que remiten a la cocina “de la abuela”. Y todo ello con el mejor producto de temporada y muy poca manipulación, utilizando técnicas de siempre que incorporan algún crujiente, aligeran salsas y recurren a largas cocciones.

El resultado son exquisiteces difíciles de encontrar: verduras de temporada peladas a mano, platos de cuchara como el mejor cocido madrileño y pescados y carnes de proveedores de alta calidad. Además, la carta introduce variaciones a diario y juega con conceptos actuales como el slowfood o la cocina ecológica.

– El Bar de Pintxos “El 34” recupera el concepto de microbocados que ha hecho famoso a Joseba Guijarro en su restaurante Casa Lita en Santander. Aquí la mejor materia prima va declinándose en delicadas obras de ingeniería culinaria en formato de bolsillo. Un plan muy excitante para los clientes del hotel y también para los peatones de la concurrida calle Atocha, que pueden saborear la particular visión de Joseba Guijarro del “menos es más” en pinchos muy castizos.

Y eso sin olvidar los ejercicios de barra de Aritz Alfageme, que ha convertido el Lounge Bar del COOLROOMS Atocha en el lugar preferente para disfrutar de la mejor coctelería Premium durante las tardes-noches madrileñas.

CoolRooms Atocha
Calle Atocha, 34,. Madrid
https://coolrooms.com/atocha/

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustaría aparecer en revistaiberica.com?

¿Te atreves?

Ven a disfrutar de los Itinerarios más bellos del pirineo

Más propuestas