Inicio Gastronomía ¡Demos una vuelta por la gastronomía y platos típicos de la Península!

¡Demos una vuelta por la gastronomía y platos típicos de la Península!

574
0

Vaya que nos encanta hablar de comida, y más de esas que nos dejan sabores explosivos y una huella de la cultura gastronómica de cada país (¡son de las muestras más sinceras de la cultura de cada uno!). Por ello, es momento de hacer un recorrido exploratorio por la península ibérica, ¡y cuánto tenemos por descubrir! Por supuesto, hemos de aplicar un filtro, pero España y Portugal tienen tantas historias como platos por contar, así que trataremos de hacer un espacio para que te sientas “de viaje” con nosotros.

Quizá antes de enamorarte de los platos que veremos quieras averiguar un poco sobre cómo empezar una dieta y comida dietetica (claro, para no excederte en lo absoluto, ¿eh?). Las reseñas de todas estas seguro que las podrás encontrar en páginas como es.collected.reviews y así no tendrás arrepentimientos sobre la eficiencia que tengan en ti tras probar todos los platos que iremos descubriendo.

Platos típicos de la Península

Hábitos Saludables

Ahora, ¿por dónde comenzamos? Quizá nuestra respuesta esté sesgada, pero a nosotros nos parece que es mejor iniciar con el plato más conocido de nuestra cultura, originaria de España y con grandes variaciones a estas alturas de la historia: ¡la paella! Este plato para comer en grandes cantidades (porque, ¿quién se niega a varios platos de esta joya gastronómica) es un sello de identidad de nuestra cultura. Conocemos sus variaciones en la paella valenciana, repleta de sofrito de verduras y conejo, y también esa tan internacionalizada como lo es la paella de mariscos, con incorporaciones exóticas pero también exquisitas.

De la paella podremos decir mucho, pero vamos a migrar un poco más al sur: Andalucía, tierra histórica y de rica cultura, también tiene a los deliciosos gazpachos, que tienen tomate, vinagre, aceite de oliva y otros productos de origen vegetal, haciéndole a éste un plato nutritivo y veraniego, adaptable también a otras versiones como aquel con carne.

Uf, y cómo olvidar el jamón serrano. Una maravilla a quien nadie se puede negar (al menos dentro de quienes tenemos una dieta carnívora), además de ser un producto especialmente barato y localizable en muchísimas partes de España, mientras que en el resto del mundo es más un lujo que otra cosa. Lo que tenemos por seguro es que en ningún país pierde ese gusto tan irresistible que tiene, pero que España nos regala con el cerdo ibérico.

¿Y por qué no nos vamos un poco más allá? En Cataluña, bastante aproximados a las influencias gastronómicas francesas, tenemos los calçots, una variedad de cebolla pero con distinta forma a la que solemos ver, cocinada al fuego y acompañada de salsa romesco, que lleva tomate, ajo, pan, pimientos, frutos secos, aceite y otros aliños. ¿Quién no se anotaría a un plato así de exótico?

¡Pero vámonos a la otra parte de la península ibérica! Portugal tiene una variedad increíble de platos a los que vale la pena ponerle el ojo (y, pues… el paladar, claramente). Y quizá debamos comenzar con ese estereotípico bacalao, el pescado que vuelve locos diariamente a los portugueses con la delicia que ofrece. Y lo de diariamente puede ser muy literal, pues dicen que hay hasta 365 maneras distintas para comerlo. Típico de Oporto en su origen, este delicioso plato es tan versátil como adorado por la gente.

Exploramos Portugal y no se nos pueden olvidar los platos un poco más dulces, e inmediatamente nos encontramos con los pasteles de Belem, Lisboa, que son pasteles de nata horneados y espolvoreados con canela y azúcar. Ya se nos hace agua la boca con pensarlo, y están disponibles en muchísimas panaderías a lo largo de Portugal, pero famosos por ser originarias con la panadería capitalina de la cual adoptan su nombre.

¿Quieres algo extravagante? Tenemos para ti la Francesinha (sí, es de Portugal pero atribuye su nombre a su chef inventor, un francés que emigró a Portugal hace mucho tiempo). Es un sándwich recargado de carnes y embutidos, que puede incluir desde jamón cocido hasta un suculento filete de primera calidad. Su parte superior se gratina con lonjas de queso, y el sándwich en su entereza es bañado con un irresistible aderezo a base de jitomate, cerveza y salsa piri-piri. Como para hacer la combinación perfecta, se suele acompañar con patatas fritas, huevos y una cerveza para bajar semejante monumento gastronómico.

Vaya que recorrimos unos cuantos platos deliciosos. Su impacto culinario ha sido tan grande que las variaciones no se han dejado de ver en cada uno de ellos, y las recetas abundan por Internet. ¿Te animas a prepararlos hoy?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.