Inicio Viajes, rutas y destinos por España Castilla La Mancha Fuencaliente, naturaleza y confianza

Fuencaliente, naturaleza y confianza

2022
0

Este municipio serrano ubicado al suroeste de la provincia de Ciudad Real, en el Parque Natural Valle de Alcudia y Sierra Madrona, aguarda al visitante con una naturaleza de monte mediterráneo de extraordinaria importancia, arte rupestre de primer orden mundial y desconexión y tranquilidad en un destino de confianza, lejos de la pandemia.

Fuencaliente. Mirador de la Cruz
Fuencaliente. Mirador de la Cruz

Fuencaliente es la puerta de entrada meridional al Parque Natural Valle de Alcudia y Sierra Madrona, un vasto espacio natural protegido que puede presumir de albergar una naturaleza mediterránea en excelente estado de conservación y en las antípodas de la palabra masificación.

Al pie de Sierra Madrona y en el extremo oriental del espectacular valle de Alcudia, se ubica este pueblo castellano-manchego en un entorno privilegiado. Linda al sur con la Sierra Morena andaluza, muy cerca del límite con los parques naturales de Sierra de Andújar (Jaén) y Sierra de Cardeña y Montoro (Córdoba), con quienes forma un corredor ecológico de suma importancia para la naturaleza ibérica.

Parque Natural Valle de Alcudia y Sierra Madrona

Naturaleza mayúscula es la que el visitante puede encontrar en este espacio natural de casi 150.000 hectáreas, el mayor espacio natural protegido de Castilla-La Mancha y uno de los más grandes de España. Paisajes de media montaña asociados al monte mediterráneo que albergan dehesas de alcornoques y encinas (algunos de estos árboles centenarios), zonas húmedas y monte mediterráneo intacto. Estos relieves apalachenses caracterizados por crestas, valles y gargantas en los que abundan elementos geomorfológicos de protección especial (como algunos volcanes), cuentan con un 20% de su flora endémica y un catálogo faunístico de extraordinaria relevancia en el que destacan el buitre negro, el águila imperial, el águila real, el águila de Bonelli o águila perdicera y la cigüeña negra entre sus 160 especies de aves; y 45 especies de mamíferos como el lince ibérico, el ciervo –pocos lugares mejores para disfrutar del espectáculo natural de la berrea-, la cabra montés, el corzo o los murciélagos. Ingredientes para un destino de turismo de naturaleza sobresaliente.

Vistas de Fuencaliente
Vistas de Fuencaliente

Una completa red formada por 11 senderos, idóneos para recorrer entre otoño y primavera, permiten adentrarse en la natura que rodea Fuencaliente y conocer al “Abuelo”, un roble centenario de porte considerable, transitar por el pinar más antiguo de los montes públicos del municipio -al que contemplan ya más de 100 años de vida-, por uno de los melojares más extensos y mejor conservados de la mitad sur peninsular, acceder al punto más elevado de Sierra Morena –La Bañuela con 1.323 m.- o disfrutar del frescor de la Chorrera de las Sierpes o de la cervantina Chorrera de los Batanes. Otros enclaves naturales de gran interés son el valle de la Cereceda, las inmensas losas naturales de piedra de Lastras, la aldea de Ventillas o el sugerente Bosque de las Huellas, un sendero interpretado entre quejigos donde ver y conocer los rastros de la abundante fauna que habita estos parajes.

Muy recomendables son también sus abundantes miradores, desde la Plaza del Mirador –en el núcleo urbano-, o el pequeño mirador junto a la fuente y cueva de San Benito –en la parte alta del pueblo-, hasta el mirador de la Cruz y sus excepcionales vistas sobre Fuencaliente y el macizo de Sierra Madrona y Quintana o el mirador del Peñón del Cuervo con inolvidables panorámicas serranas.

Y sin duda no podemos pasar por alto en nuestra visita otro de los recursos patrimoniales más excepcionales de Fuencaliente: el arte rupestre, que cuenta, entre otros, con los yacimientos de Peña Escrita y La Batanera como buques insignia de tan excepcional representación artística, y un moderno centro de interpretación. Las pinturas rupestres esquemáticas de Peña Escrita y La Batanera, con figuras antropomorfas, zoomorfas y geométricas, son Monumento Histórico Artístico desde 1924.

Fuencaliente, naturaleza en estado puro

Agua y Salud

Fuencaliente debe su nombre al manantial de aguas termales que surge bajo la iglesia de la Virgen de los Baños y que está declarado Bien de Utilidad Pública desde 1869. Referente por sus aguas de propiedades medicinales desde tiempos inmemoriales (y que pueden disfrutarse hoy con todas las comodidades y servicios que ofrece el balneario de la localidad), Fuencaliente sigue siendo hoy un reducto de salud, al que acudir en tiempos en los que prima la seguridad y la higiene sanitaria pues este rincón castellano-manchego ha tenido la fortuna de mantenerse hasta la fecha al margen de la ebullición de la actual pandemia.

El agua fluye por doquier. Una larga lista de fuentes invitan al frescor y la relajación durante un paseo por la localidad. Plazas y calles de arquitectura tradicional en las que evadirse con extraordinaria facilidad, en las que dar rienda suelta a la imaginación a través de la fotografía, sentarse en alguna terraza a degustar la gastronomía local -en la que predominan platos derivados de la caza (jabalí, ciervo, corzo, etc.) y, en temporada, platos elaborados con diferentes tipos de setas-, o simplemente pasear lejos del bullicio y ambiente que se respira en una ciudad. Durante el paseo podremos apreciar en algunas de sus calles los cantones, muy representativos de la localidad cuando de aprovechar bien el terreno se trata.

El agua también está muy presente en el entorno de la localidad donde, además de las cascadas ya mencionadas, encontramos fuentes como la del Madroño, la del Compadre, la de Almírez o la de la Teja. Esta última diferente al resto gracias a sus aguas ferruginosas y desde este paraje se contempla además el perfil montañoso de Navalmanzano, cuya alineación de cimas recuerda al busto de una mujer. Se trata de la “Montaña de la mujer dormida” y resulta especialmente recomendable su contemplación cuando la luna o el sol se alzan sobre la hilera de cumbres.

Fuencaliente, pinturas rupestres
Pinturas rupestres

En estos parajes se respira trashumancia a través de un rico patrimonio asociado (vías pecuarias, ventas, etc.) y proliferan las ermitas y muestras de la presencia de sus antiguos habitantes. Desde el neolítico hasta la época íbera y romana. Como legado arqueológico más sobresaliente destaca el poblado romano de Valderrepisa, que data del s. II-I a.c.

Por último destacan en Fuencaliente sus fiestas  de San Sebastián, Candelaria, San Marcos, las Cruces de Mayo, San Isidro, Asunción Virgen de los Baños, las fiestas patronales en honor a la Virgen de los Baños y las Jornadas Gastronómicas de Caza y Setas.

Un compendio de atractivos turísticos en contacto directo con la mejor naturaleza que convierten a Fuencaliente en un paraíso a tu alcance.

Más información www.fuencaliente.es

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.