Irene Santamaría

Recorre Formentera en moto

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

 

Si eres un amante de la naturaleza y el transporte de dos ruedas, puede que este no sea solo el viaje de tus sueños, sino también una experiencia que jamás olvidarás. Y es que aunque no te desplaces hasta los Estados Unidos para hacer la famosa Ruta 66, tienes un paraíso muy cerca de casa, a tan solo un trocito de mar de ti. En Formentera.

 

Esta pequeña isla, que apenas cuenta con más de diez mil habitantes a lo largo de todo el año, es la que cuenta con menos kilómetros de todas las habitadas en las Islas Baleares y la mejor conservada. Debido a la abundancia de turismo que siempre ha caracterizado a su hermana Ibiza, el acceso a Formentera es más que complicado, lo que ha hecho que mantenga características como las típicas casas blancas o una serie de paisajes naturales que no dejan indiferente a nadie.

Con la arena blanca y el azul cristalino de sus playas, la isla puede recorrerse en tan solo media hora de punta a punta y por la única carretera que existe. Así que, ¿te imaginas alquilar una moto en Formentera y recorrer todos los secretos de esta pequeña ínsula situada en pleno Mar Mediterráneo? Nosotros sí. Y por eso te traemos una serie de ideas para disfrutar de unos días de mar a bordo de una moto.

 

Isla de Formentera

Isla de Formentera

 

Cómo viajar a Formentera

Antes de ponernos la chaqueta de cuero y comenzar a quemar rueda sobre la isla, hay que llegar a ella. Y no es fácil. Ya que la afluencia de turismo que llega a esta zona no es tan significativa como la que encontramos en Ibiza, donde todo está específicamente creado para plantar cara al turismo masivo.

 

Por tanto, si queremos llegar a Formentera desde la Península tenemos dos opciones, aunque siempre habrá que pasar por Ibiza. Así que si eres de aquellos a los que le va la marcha, puedes pasar la noche en la zona y disfrutar de alguna de las famosas fiestas ibicencas.

 

La vía aérea es la más utilizada para llegar a la isla de Ibiza, pero para los que no les guste volar pueden acceder a través del mar desde los puertos de Valencia, Barcelona o Denia. Una vez allí, hay que acercarse a coger una naviera que vaya al puerto de La Savina, el único punto de entrada y salida de Formentera. Y tras poco más de media hora surcando las olas, los paisajes de la isla nos darán la bienvenida.

 

Qué ver en la isla

Con las manos agarrando fuerte el manillar, presionamos el acelerador y comenzamos nuestra ruta, por ejemplo, visitando el Parque Natural de Ses Salines, un ejemplo de la riqueza ambiental que abarca la isla de Formentera. En moto, la entrada no es gratuita pero tan solo cuesta cuatro euros, un desembolso nada abusivo teniendo en cuenta que en la mayoría de sitios no hay que pagar nada.

 

Molinos. Aparte de la gran cantidad de faros que se encuentran rodeando la isla, los molinos también abundan. Y es que en el pasado, el trigo era uno de los pocos medios de subsistencia de la zona. Por ello, puedes ver algunos mientras vas por la carretera y pararte, aunque solo sean cinco minutos, a admirar sus grandes aspas y lo bien que se conservan.

 

Mirador de Formentera. En la meseta de la Mola se encuentra el lugar perfecto para relajarse admirando las mejores vistas de toda la isla. A 192 metros de altitud, es el pico más alto de la isla y  permite ver la costa de norte a sur, percibiendo en su totalidad las Playas de Migjorn y Tramuntana.

 

Mercados Artesanales. Una de las características de Formentera es la pasión por la artesanía local. Por ello, desde primeros de mayo hasta mediados del mes de octubre, los mercados artesanales se distribuyen a lo largo de toda la isla. Y aunque cuentan con horarios de los más diversos, el mercado de La Mola o el de Sant Ferrant, donde se reúnen pintores y artistas, son parada imprescindible.

 

Gastronomía en Formentera

Por su condición de isla, la gastronomía de Formentera está muy ligada al mar y sus productos autóctonos. Desde hace cientos de años, depender únicamente de los pocos productos que tenían a su alcance llevó a la creación de una serie de recetas inimitables como la ensalada payesa, el frito de Pulpo o el frito de Calamares en su tinta. Todos unos platos perfectos para degustar antes de continuar con nuestra aventura sobre dos ruedas.

 

Visitar una isla difiere mucho de pasear a través de las grandes urbes. El acceso o la alimentación hacen de ellas un lugar especial y más si decides recorrerla sobre las ruedas de una moto. Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a compartir vuestras sensaciones acerca del mismo en los comentarios de nuestra web.

 

Share

One Response to Recorre Formentera en moto

  1. Angélica 18 mayo, 2019 at 6:14 PM

    Estupendo el articulo.
    Veo que la isla sigue siendo un lugar único.
    Pasé unas vacaciones maravillosas en el verano del 88. Llegamos a la isla, vía Denia e Ibiza (con sus noches marchosas) como informa la periodista, pero en un velero alquilado con un grupo de amigos. El artículo me ha traído buenos recuerdos y seagradece ver que la isla no se ha masificado como otras.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aquí tu publicidad

¿Te atreves?

Más propuestas