Luis Medina

Espacios Naturales de la Penísula Ibérica, 20

Decrease Font Size Increase Font Size Text Size Print This Page

Espacios Naturales de la Penísula Ibérica que nos muestras su árboles y especies únicas, razas autóctonas, cascadas, cuevas, salinas. La fauna y la flora se exhiben en algunos rincones de la geografía ibérica en todo su esplendor.

ANDALUCIA
El pinsapar malagueño. Estepona, Casares y Genaguacil comparten con Alcalá de los Gazules, en Cádiz, la gracia de contar en su término municipal con bosques de un árbol prehistórico, el pinsapo. En Málaga, el bosque se halla en el paraje de Los Reales de Sierra Bermeja, al que se puede llegar desde Estepona por el Puerto de Peñas Blancas, a unos quince kilómetros de la localidad. Desde aquí parte una pista de montaña que conduce hasta el refugio Los Reales. Los pinsapos de la Costa del Sol tienen la particularidad de ser los únicos que crecen sobre peridotitas, rocas oscuras y cristalinas muy duras. Por el paraje se encuentran cabras monteses, meloncillos y buitres leonados.

ARAGON
La sal de Alcañiz. Las denominadas saladas de Alcañiz no son otra cosa que un conjunto de lagunas con paleocanales de antiguos ríos. De las aproximadamente veinte que existen, las de mayor dimensión son la Grande, la Jabonera y la Chica. Las saladas de Alcañiz se encuentran en la carretera que desde la localidad conduce hacia Calanda.

ASTURIAS
Pura raza asturiana. Autóctono, pequeño, duro, adaptado a la naturaleza asturiana, el caballo asturcón tuvo su periodo de crisis pero hoy día se encuentran en plena recuperación. Es posible realizar rutas con este tipo de jamelgo por todo el principado. Pero, especialmente, en la sierra del Sueve, en la de Ponga y en la Comarca de los Oscos, se los puede ver galopar en estado semisalvaje.

BALEARES
La Ibiza autóctona. Tal vez el rincón menos explorado de esta isla sea Els Amunts, el norte montañoso, que aún mantienen un difícil acceso y que guarda importantes bosques de pinos y sabinas. Tanto esta zona como Ses Salines, al sur, dan contraste al paisaje ibicenco.

CANARIAS
Parque Rural Roque Nublo. Antonio Machado llamó a este enclave ubicado en el centro de la Isla Redonda, la tempestad petrificada. Amplia red de senderos y paisajes sobrecogedores. Lo mejor, la vista del Teide.

CANTABRIA
Volvieron tras 6.000 años. Tras 6.000 años de ausencia en tierras españolas y portuguesas, hoy día la península cuenta con importantes hayedos como es el caso del de Saja. El hayedo penetró por los Pirineos y fue formando diversos bosques. Entre la localidad de Saja y el puerto de la Palombera se encuentra el mirador de La Cardosa. Desde aquí se puede admirar tanto el hayedo, así como un robledal y diversas cascadas.

CASTILLA-LA MANCHA
La franja del quercus. Desde Navamorcuende, en Toledo, hasta Peraleda de la Mata, entre el Tiétar y la llanura Arañuela, se extiende una de las más importantes franjas de encinar de Iberia. Todo un paraíso ecológico rico en fauna autóctona, además de constituir parada obligada de aves migratorias. Esta amplia raya se conserva gracias al poco laboreo, aprovechamiento de pastizales y uso cinegético. Un total de 80 kilómetros de largo por unos 20 de ancho que se hallan surcados por diversas Cañadas Reales.

CASTILLA Y LEON
El último caballo castellano. El caballo losino, es un equino autóctono de la provincia de Burgos. Por sus cualidades de las que sobresale la inteligencia y la enorme resistencia al frío, al hambre, a la sed y a la fatiga. En la localidad de Pancorbo existe un centro de recuperación de este jamelgo negro, de talla pequeña.

CATALUÑA
La gaviota de Aouduin. En el Delta del Ebro, parque natural desde 1983, el grupo faunístico más numeroso lo constituyen las aves. Entre las muchas especies que existen merece destacar la gaviota de Aoudin, que tiene en las playas de fina arena del parque la mayor colonia de cría del mundo.

EXTREMADURA
Los Barruecos. El paraje es famoso porque en él el alemán Vostell instaló su particular museo. Enormes piedras graníticas albergan un pequeño embalse que se usaba como lavadero. Las cigüeñas instalan cada año sus nidos en estas moles pétreas. Los atardeceres son de gran belleza.

GALICIA
La laguna de Frouxeira. Para acceder a ella hay que tomar la carretera que va de Ferrol a Vadoviño, en dirección a la playa de Frouxeira. Esta laguna es una de las muchas que existen en el litoral gallero. Las lagunas costeras se caracterizan por situarse en una zona marina de aguas poco profundas situadas entre tierra firme y una barra arenosa. Algunos canales denominados inlets permiten la comunicación con el mar. A la de Frouxeira, a pesar de la presencia del hombre, todavía acuden miles de aves.

LA RIOJA
Un árbol de 120 millones de años. En la carretera de Cornago a Igea, en el kilómetro 5, se encuentra una indicación que lleva hasta el denominado árbol fósil de Igea. El árbol tiene doce metros de longitud y se encuentra cubierto por un tejado y una tela metálica. Su origen se remonta a unos 120 millones de años.

MADRID
En busca del águila imperial ibérica. A orillas del río Eresma se levanta el pinar de Valsaín donde poblaciones del buitre negro y del águila imperial ibérica encuentran aquí refugio. Por ello ha sido declarada Zona de Especial Protección.

MURCIA
Los araares de Cartagena. El araar, especie de origen norteafricano, es muy parecido a la sabina y el único reducto europeo se encuentra en la peña del Aguila, en el kilómetro 9 de la carretera de Portman a Los Belones y en el cerro denominado el Sabinar.

NAVARRA
Entre hayas y abetos. Posiblemente el hayedo de Irati sea el de mayor extensión de España. Dentro del bosque se encuentra la reserva de Lizardoya que protege una de las mejores masas que se conservan de hayas y abetos.

PAIS VASCO
Una casa prehistórica. En las cuevas de Santimamiñe, cerca de Cortezubi, en Vizcaya, el hombre habitó hace treinta mil años. Hoy día se encuentran habilitadas para la visita. Junto con las pinturas destacan las estalactitas y estalagmitas, muy espectaculares, junto con un conchero con más de 25.000 conchas.

VALENCIA
La cueva-taller. Situada a tres kilómetros de Busot, la cueva alicantina de Canalobre durante la guerra civil hizo las veces de taller. En sus entrañas se reparaban los motores de aviación. Hoy están acondicionadas para la visita. A la espectacularidad del interior se une la fabulosa panorámica sobre la llanura costera alicantina.

PORTUGAL
Divisando avutardas. En la ruta que va de Beja a Castro Verde hay un verdadero paraíso para los amantes de la ornitología. No es difícil observar y estudiar a las avutardas que por aquí planean.

Las sorpresas del Guadiana. El río Guadiana entra con fuerza en el concejo de Mértola por Pulo de Lobo y forma gargantas espectaculares como la de Corredoura. Por esta zona, dentro del Parque Natural del Valle de Guadiana, el río fluye encajonado en la roca formando paisajes de gran belleza.

Concentración de avifauna. La Reserva Natural del Estuario del Tajo, al sur y al sureste de Vila Franca de Xira es uno de los últimos refugios para las aves migratorias. En ella cohabitan el pato colorido y el flamingo, entre otras especies. La mejor forma de visitarla es por la Reserva de Pancas, cerca de Benavente.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te gustaría aparecer en revistaiberica.com?

¿Te atreves?

Ven a disfrutar de los Itinerarios más bellos del pirineo

Más propuestas