Inicio Viajes y turismo por Europa Europa Central y Occidental El mejor Free Tour para visitar Saint Emilion

El mejor Free Tour para visitar Saint Emilion

2585
0

¿Eres de los que aman el vino? Entonces no te pierdas este post que ahonda en el pintoresco pueblo medieval de Saint Emilion y te descubre, ya no solo el que es considerado como uno de los mayores placeres de la vida, sino que también te trae sus detalles más curiosos.

Dos mil años de historia tiene la ciudad que hoy vamos a descubrir. Una relación muy especial entre sus habitantes y sus viñedos. Unas viñas que son lo que son, y ofrecen vinos tan exquisitos, no solo por la amplia formación y experiencia de sus vinicultores, sino por la diversidad geológica del terreno. Caliza, arcilla, grava, arena… ¡y un microclima que hace de este lugar, a tan solo 40 kilómetros de Burdeos, de un enclave único y realmente especial!

Los famosos vinos de Saint Emilion

No hay duda alguna de que este título no hace justicia a la fama de los vinos de esta localidad francesa. Para aprovechar al máximo nuestra visita, qué mejor que opción que acceder a un buen free tour por Saint Emilion para descubrir todos sus rincones y encantos, además de su mencionada tradición vitivinícola, disfrutando de un excelente tour gratuito  ̶ se da la voluntad, ya que no hay un precio fijado ̶  recorriendo durante una hora y media a pie todo su entramado.

¿Y qué te espera en ese tour? Pues no pienses que verás viñas, viñas y más viñas. Verás mucho más. Descubrirás, por ejemplo, quién fue el primer ciudadano del pueblo o cómo la guerra de los cien años, entre Francia e Inglaterra, también dejó su huella en este pequeño ‘oasis’. Visitarás algunas joyas ocultas y los lugares más importantes de un pueblo que es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 1999. Sus viñedos fueron los primeros en lograr esa designación.

Saint Emilion
Saint Emilion

¿Cuándo puedo visitar Saint Emilion?

Cualquier época del año es buena para visitar este pueblo, aunque si puedes elegir, mejor hacerlo en los meses en que se recoge la uva. De esta forma, podrás disfrutar y formar parte del momento más importante del año en Saint Emilion.

Realmente el tiempo que necesitamos para disfrutar de la zona no es mucho. Es suficiente con pasar un día completo. La mejor opción es, sin duda, aprovechar un viaje a Francia en el que uno de los destinos (en los que se vaya a hacer noche) sea la ciudad de Burdeos. Como Saint Emilion está ubicado a tan solo 40 kilómetros, en nada podréis estar disfrutar de todos y cada uno de sus rincones (y restaurantes). Aquí van algunas ideas para la escapada.

El mercado cubierto. Este antiguo mercado medieval, que también se usaba como almacén, era antiguamente el ayuntamiento del pueblo, que cambió de ubicación a lo largo del siglo XX.

La iglesia monolítica. Es, sin lugar a dudas, el monumento más importante de Saint Emilion. Y es que, para quienes lo desconozcan, esta es la mayor iglesia monolítica de Europa. Esto significa que está excavada en la misma piedra. Si os fijáis cuando vayáis, veréis que solo tiene tres ventanas. Eso hace pensar a muchos que lo que hay dentro no merecerá la pena o no será lo suficientemente grande. Pero todo lo contrario. Atravesar su puerta te llevará a un templo de 38 metros de largo y 20 de ancho.

Qué comer en Saint Emilion

Después de tanto caminar y tanto degustar vino, toca reponer fuerzas. ¡Y qué mejor que hacerlo con un buen plato típico! Ya estamos en el final de este post y, por tanto, ha llegado el momento de conocer las recetas más famosas de la localidad. Apúntalas, y si las pruebas, no olvides dejar tu opinión en los comentarios.

Esturgeon à la libournaise. Elaborado a base de pescado (esturión) y vino blanco, es uno de los platos más famosos porque el paso clave de la receta, el que le hace único, es marinar el pescado en este vino durante aproximadamente una hora, sazonarlo después con romero y ajo y asarlo a la parrilla.

Cordero de Pauillac à la Persillade. Muy típico en la zona de Burdeos debido a la cercanía con los corderos más tiernos. En este caso se comen a la parrilla con perejil picado.

Crepes. No nos podemos ir de Francia sin probar el que es, para muchos, su plato estrella. Salado o dulce, ambos están exquisitos y, gracias a su fama, las mezclas de ingredientes para elaborar una crepe son casi infinitas.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

Artículo anteriorAprende más sobre el panel sanitario en PVC
Artículo siguiente¿Qué se esconde tras la Cara Oculta del Moncayo?
Redactora Jefe, periodista de corazón y pasión, con infinitas ideas en constante ebullición. Sobre todo, es la que cuida a los clientes para facilitarles su participación en nuestra revista de viajes y turismo por España y Portugal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.