Inicio En portada Dos días en Viena

Dos días en Viena

831
0

La capital austriaca es uno de los destinos europeos más demandados. Sobre todo, en invierno. Su majestuosa apariencia y sus coloridos mercadillos navideños, hacen de Viena uno de los destinos más especiales.

Palacio Belvedere (Viena)

Para hablar de historia ya están los libros. Nosotros venimos a contaros una aventura. La de dos personas que eligieron que el primer destino de su gran viaje por Europa fuese Viena. Y, aunque la orientación no es su gran fuerte, lograron descubrir en tan solo dos días las maravillas de esta ciudad y, por supuesto, probar la exquisita gastronomía de sus mercadillos callejeros.

Seguro que cuando te paras a pensar en qué comerías si fueses a Austria, lo primero que se te vendría a la mente serían las famosas salchichas. Y no estamos aquí para negarlo, porque bien es cierto que en prácticamente todas las calles te encuentras un puesto. Pero hay que saber dónde pedir.

Los austriacos recomiendan un puestecito de salchichas en Viena llamado Bitzinger donde puedes pedir Käsekrainer. Este plato consiste en una salchicha escaldada con sabor ahumado muy típica. Sin embargo, no es el único plato que existe en la zona.

Wiener Schnitzel

Si hay uno por excelencia, es es el Wiener Schnitzel. Y, aunque su nombre parezca complicado, tan solo es un filete empanado tamaño XXL que se sirve con ensalada o patatas. En conclusión, un plato con el que es difícil equivocarse. Eso sí, ten en cuenta que si optas por comer uno de estos, tienes que dejar espacio para el postre. Y es que no te puedes ir de Viena si probar la conocidísima tarta Sacher, hecha a base de chocolate y mermelada.

Dormir en Viena

Austria es uno de los países más caros de la Unión Europea. Esto significa que, a la hora de buscar donde alojarse, hay que tener muy en cuenta que se parte de precios relativamente elevados. Cuando nosotros viajamos hasta allí para empezar nuestro viaje de interrail, optamos por alojarnos en un hostel. Cada vez están más de moda y sus precios, aunque no son muy bajos, son algo más asequibles que los hoteles. Eso sí, en el centro ya es otra historia.

Los alrededores de la estación principal de tren, a pocas paradas del centro en tranvía, son quizás los más recomendados para hospedarse tanto por precio como por ubicación. Aquí encontrarás tanto hoteles como hostels. Y, aunque es cierto que no hay mucha vida nocturna por esa zona, los propios alojamientos ofrecen actividades o cuentan con un bar que por las noches se llena de gente.

Un qué ver en Viena diferente

Para finalizar este artículo, hoy venimos con sorpresa. En vez de contaros qué ver en Viena, os lo vamos a enseñar. Y no precisamente con un vídeo. Vamos a coger un mapa para descubrir los principales atractivos turísticos de la ciudad. ¿Te animas? Pues pincha aquí.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.