Inicio Turismo y Aventura Un día inolvidable en Parque Garrafón

Un día inolvidable en Parque Garrafón

1293
0

Conocido por la belleza de sus arrecifes y aguas color turquesa, el Parque Garrafón es una de las paradas más recomendadas del Caribe Mexicano.

A tan solo 25 minutos de Cancún y en una de las islas más conocidas de la zona, la Isla Mujeres, se encuentra el Parque Natural Garrafón. Un destino que, más allá de ofrecer una de las imágenes más bellas de la naturaleza, está lleno de actividades para disfrutar con los amigos o de luna de miel con tu pareja.

Así que si has elegido el Caribe como destino para tu próxima escapada, no dudes en dedicar al menos un día a visitar este parque. Y es que en él podrás vivir experiencias únicas que, te aseguramos, merecen la pena.

¿Qué actividades ofrece el Parque Garrafón?

La lista de actividades que puedes hacer en el parque es tan amplia que necesitaríamos mucho más que un artículo para abarcar todas. De hecho, es muy probable que si te acercas a alguno de los puestos de venta de tours, tu cabeza acabe como un bombo y no sepas muy bien qué escoger. Por eso hemos seleccionado algunas de las más exclusivas, como es el caso del nado con delfines.

Esta actividad es una de las más demandadas a pesar de que a más de uno le de algo de reparo al principio meterse al agua con mamíferos de tal tamaño. Sin embargo, las opiniones de quienes ya lo han hecho, que siempre acaban encantados y lo recuerdan como una de las mejores experiencias de su vida en algún blog, llega a convencer a cualquiera.

La Isla Mujeres, si la has visto en fotografías, tiene playas de agua completamente cristalina, por lo que sumergirse en ellas con unas buenas gafas, te aseguramos que hará que veas escenarios maravillosos. Por eso nadar con delfines impresiona tanto. Además, el cambio de moneda hace que no resulte tan caro.

Más alternativas en la Isla Mujeres

Kayak. Es otra de las opciones si visitas el Parque Garrafón. Con opción para una o dos personas, el espacio es de lo más seguro y su mar, generalmente en calma, hace de esta una experiencia de lo más relajante.

Temazcal. Aquí no nos sumergimos en aguas cristalinas, aunque entramos en una de las tradicionales “casas de vapor”. De origen prehispánico, consiste en un baño de curación junto a una oración a base de calor húmedo, piedras volcánicas y hierbas medicinales.

Snorkel. Personalmente considero esta como una de las actividades más divertidas. Yo la realicé cuando viajé a la isla y me impresionó muchísimo ver un museo submarino y bancos de peces (a pesar de que me da bastante pánico que algo me toque los pies en el agua). Con tiempo más o menos limitado en función de la empresa con que lo contrates, ofrece siempre la mayor seguridad proporcionándote chalecos salvavidas. y el equipo de snorkel. Además, cuentas con un guía que te ayuda en todo momento.

Un poco de picante entre actividades

Si alguna consecuencia tiene hacer deporte, esa es sin duda el hambre. Y es que uno no puede pasar de nadar con delfines a hacer snorkel sin más. Es necesario picar algo y, ya que estamos en México, disfrutar cada bocado (te guste o no el picante).

Seguro que lo primero en lo que has pensado al juntar las palabras “Caribe” y “picar” ha sido en fruta. Si bien es cierto que las frutas caribeñas pueden considerarse atractivo turístico, quizás no sean lo mejor para refrescarse. Y es que, si algo me sorprendió de mi viaje a Cancún, fue que la fruta la servían siempre… ¡caliente! Eso sí, no negaré que estaba muy rica.

Aunque si vas de viaje a México, comer frío o caliente es lo de menos. Por lo general, todo pica. Así que mientras tengas una bebida fría a mano, todo irá bien. Y si te gusta el picante, solo te puedo decir… ¡a disfrutar!

Tacos. De un millón de sabores diferentes y con más o menos salsas en función de tus gustos, son uno de los platos estrella del país. Y, aunque muy probablemente te darán a elegir entre tortilla de maíz o trigo, te recomiendo que escojas siempre la primera, la clásica.

Enchilada. ¿Sabías que este plato suele servirse como desayuno? Sí. Yo me quedé igual de impresionada en su momento, aunque no dejé de probarlo y he de decir que está realmente rico. No pica mucho y el hecho de que en algunos lugares los nachos sean de colores, hacen que el plato entre directamente por los ojos y no puedas evitar pedirlo a la hora que sea.

Mole. También puedes encontrarlo de desayuno, pero también como comida o incluso… ¡como cena! Se trata de cualquier tipo de carne asada acompañada de una salsa con muchas especias y un color achocolatado. ¿Dónde probar los mejores? Sin duda alguna en el menú del día de alguna fonda.

Desde revistaiberica.com esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés y os animamos a dejar vuestras opiniones en los comentarios de nuestra página web.

Artículo anteriorLugares imprescindibles a los que ir al menos una vez en la vida
Artículo siguienteUna semana al sol de la Riviera Maya
Redactora Jefe, periodista de corazón y pasión, con infinitas ideas en constante ebullición. Sobre todo, es la que cuida a los clientes para facilitarles su participación en nuestra revista de viajes y turismo por España y Portugal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.