Inicio Miscelánea ¿Conoces los diferentes tipos de estores que existen?

¿Conoces los diferentes tipos de estores que existen?

2431
0

Los estores son una excelente alternativa a las cortinas convencionales para regular la entrada de luz desde el exterior que, como aseguran desde www.puntogar.com, cada vez está más presente en los hogares por su estilo decorativo, por su comodidad y, sobre todo, por su eficacia.

Además, en la actualidad existen diferentes tipos de estores con distintas características, lo que permite que cada uno pueda escoger el más adecuado en función de sus preferencias y necesidades, asegurándose la máxima eficacia y el mejor estilo.

Conscientes de las dudas existentes al respecto, en esta guía vamos a repasar los diferentes tipos de estores con el objetivo de que puedas conocer las diferencias entre cada modelo y elijas el más adecuado.

Diferentes tipos de estores
Diferentes tipos de estores

Antes de nada, ¿qué es un estor?

Un estor es un tipo de cobertura de ventana de una sola pieza de tela, que se recoge verticalmente enrollándose alrededor de un tubo que se ajusta a la parte superior del marco de la ventana, dentro o fuera del hueco (en la pared o el techo).

Para enrollar la pieza de tela se utiliza un cordón que se une a la parte inferior del estor o un mecanismo de cadena lateral atado al tubo en la parte superior, o un tubo motorizado que se acciona con un mando a distancia o un interruptor.

Tipos de estores

Estores enrollables

Los estores enrollables son los más populares, caracterizándose por tener un sistema de recogida de la tela de manera enrollada muy práctico. Este tipo de estores van instalados en la parte superior de la ventana mediante un soporte del que parte el mecanismo, de donde cuelga una cuerda o cadenilla que permite la recogida y la extensión de la tela.

Son la opción más demandada, pero, hay que tener en cuenta que también existen diferentes tipos de estores enrollables:

Screen

El estor screen es probablemente el modelo más avanzado de enrollableS, principalmente porque ofrece una gran cantidad de opciones al escoger su tejido.

Este tipo de estor se caracteriza porque mantiene la visión del exterior, dejando pasar la luz en el interior de la estancia en mayor o menor medida en función del grado de apertura que tenga el tejido, que puede ser de fibra de vidrio y PVC o poliéster y PVC, dos materiales de alta calidad que destacan por su gran durabilidad.

Noche y día

El estor noche y día cuenta con dos tejidos colocados uno delante del otro, los cuales se caracterizan por ser franjas horizontales, una transparente y otra opaca, que se interponen entre sí para graduar la cantidad de luz que entra en el interior.

La principal ventaja de estos es que pueden ofrecer opacidad si las intercalamos, mientras que si superponemos las más opacas, ofrecen una mayor transmisión de luz, lo que hace que sean una opción muy versátil que se adapta a cualquier ambiente.

Traslúcidos

El estor traslúcido tamiza la luz y la filtra ligeramente, creando una sensación lumínica en el ambiente muy cálida y confortable, protegiendo la ventana del impacto directo de los rayos de luz, al mismo tiempo que ofrece una mayor privacidad, ya que impide ver el interior de la estancia desde el exterior.

Plegables

Otro tipo es el estor plegable o de varillas, que es uno de los más tradicionales, que cuenta con un tejido que permite insertar unas varillas que se pliegan en forma de acordeón al recogerlo, ofreciendo un aspecto muy agradable tanto cuando está recogido como a la mitad.

Por lo general, el tejido de los estores plegables suele ser más recio y denso, ofreciendo unas propiedades similares al tejido screen en términos de aislamiento térmico y acústico.

Paqueto

Probablemente el más sencillo, el paqueto está compuesto por una tela, un tope superior y un juego de cuerda que va anclado a la parte inferior, el cual atraviesa unos aretes que van cosidos, sin necesidad de utilizar varillas en su recorrido.

En este tipo de estor, la tela se recoge manualmente a medida que vamos tirando de la cuerda, y se caracteriza porque cuando está echado queda muy plano, lo que es una ventaja, ya que ocupa menos espacios que otras alternativas. 

Personalizados

Estos son los principales tipos de estores que hay en la actualidad, a los que habría que sumar otros como el estor japonés o el de lamas y, todos ellos ofrecen la posibilidad de personalizarse y hacerse a medida, lo que es una ventaja, ya que de esta forma puedes adaptarlo tanto al tamaño de la ventana o puerta, así como a tus gustos y a las necesidades de la estancia en la que lo vayas a instalar.

Como ves, las opciones entre las que elegir son innumerables, por ello, lo ideal es contar con asesoramiento personalizado antes de comprar un estor, para así asegurarte de hacerte con el modelo más adecuado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.