Inicio Viajes y turismo por Europa Europa Central y Occidental Cómo preparar tu coche para viajar por Europa

Cómo preparar tu coche para viajar por Europa

19
0

 

Estamos casi a las puertas de Semana Santa y muchas personas están empezando ya con los preparativos. Uno de los destinos preferidos en esta época es Europa. Al ser unas vacaciones cortas, los viajeros buscan la proximidad y eligen países del continente a los que puedan acceder en unas horas.

 

Para desplazarse a países como Francia o Italia o adentrarse en Centroeuropa, buena parte de los viajeros eligen el coche como medio de transporte. Otros vehículos muy de moda son las furgonetas camperizadas, que permiten desplazarse con libertad sin tener que gastar en alojamiento. Sea cual sea el medio elegido, el vehículo debe estar perfectamente a punto porque está en juego la seguridad de toda la familia.

Si quieres saber cómo preparar tu vehículo, presta atención a los siguientes consejos. No se requieren conocimientos de mecánica; son comprobaciones rutinarias que todos deberíamos hacer antes de salir a la carretera.

Neumáticos

El primer elemento en el que debemos fijar nuestra atención es en el estado de los neumáticos. ¿Están desgastados? Recuerda que el dibujo de las ruedas debe tener una profundidad mínima de 1,6 mm y que, a mayor desgaste, menor capacidad de frenado. Otro aspecto importante es el nivel de presión, que guarda relación directa con índice de carga del vehículo. Si llevamos el coche muy cargado, deberemos seguir las indicaciones de inflado y eliminar un poco de aire.

Si  vemos que el neumático precisa una substitución, es importante elegir una buena marca y no dejarse llevar tan solo por los precios. En internet hay páginas web que realizan comparativas entre fabricantes y eso te ayudará a elegir.

 

Frenos

Los frenos son otro elemento esencial para la seguridad del vehículo, sin embargo, pocas personas saben detectar si se encuentran en mal estado. El indicativo más evidente es el pedal de freno. Si has de pisarlo muy a fondo para que el coche se detenga, pásate por el taller cuanto antes. Tampoco pierdas tiempo si escuchas algún chirrido al pisar, si notas que el pedal se hunde demasiado o si ves que aumenta la distancia de frenado. Puede haber desgaste de pastillas, discos en mal estado o algún problema con el líquido de frenos.

Amortiguadores

Los amortiguadores, junto con los neumáticos y los frenos, forman parte del denominado triángulo de seguridad del vehículo. Muchas veces no somos conscientes de la importancia de este elemento, pero es crucial. Unos amortiguadores en mal estado provocan un aumento de la distancia de frenado y hacen que disminuya el control del vehículo en las curvas. Y otro dato interesante: los mareos que sufren algunas personas al viajar en coche muchas veces se deben a problemas de amortiguación.

Según los estudios de mecánica, los amortiguadores tienen una vida máxima de 60.000 km y empiezan a perder eficacia a partir de los 30.000 km. Más allá de los 100.000 km, ya no hacen nada. Los amortiguadores se deben cambiar de dos en dos, es decir, deben substituirse los dos del mismo eje. De lo contrario, el coche podría quedar descompensado.

Luces

La iluminación también es clave para disfrutar de un viaje seguro. Las luces sirven para ver y para que te vean, así que presta atención y comprueba que todo esté en orden. Has de revisar las cortas, las largas, los intermitentes y los faros antiniebla. También es importante la luz de marcha atrás.

Si has pasado la ITV recientemente estos elementos deberían estar perfectos, porque es de lo primero que revisan los técnicos. Sin embargo, no está de más echarles un vistazo y asegurar que llevamos bombillas de repuesto.

Nivel de aceite y otros líquidos

El aceite es fundamental para el motor, así que comprueba el nivel con la varilla y presta atención a los kilómetros realizados desde el último cambio de lubricante. Un aceite en mal estado puede provocar problemas en el motor.

También es importante rellenar el depósito del limpiaparabrisas. Es muy molesto conducir con el cristal sucio o manchado de insectos y además dificulta la visión de la carretera.

Elementos de sujeción

Los elementos de sujeción son vitales para la seguridad, sobre todos si viajas con niños pequeños. Además de los cinturones de seguridad, hay que prestar atención a la sujeción de las sillitas y comprobar que los anclajes funcionan de la manera correcta. Una sujeción en mal estado puede provocar que la silla se mueva o acabe volcada al producirse un frenazo. El cinturón de la sillita también requiere atención; no olvides comprobar que se abre y se cierra sin dificultad.

Si viajas con animales, recuerda que han de ir en transportín o sujetos con un arnés.

¿Qué debes llevar en el coche?

Acabamos con un repaso a todos los elementos que deben llevar en el coche mientras viajas. Seguramente ya está en tu maletero, pero, por si acaso, haz un pequeño repaso:

  • Triángulos de emergencia homologados
  • Chaleco reflectante
  • Rueda de repuesto en buen estado (mira que no esté desinflada)
  • Documentación del coche y póliza de seguro

Y nunca está de más llevar un botiquín de viaje. Con todo esto, ya estás a punto para disfrutar de unas vacaciones seguras.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.